Silencio

Bonita palabra, silencio. Tanto al pronunciarla como al escucharla, ya nos llama la atención. Incluso aunque no nos lo parezca, hay una pizca de magia en ella, algo que nos pone en estado de alerta casi sin avisar, de forma inconsciente o tal vez con total conocimiento.

Es como una brisa de aire fresco, como una habitación vacía, como un atardecer en el mar, un momento libre, o un tren que se acaba de escapar… Es algo que nos resta; que pasamos por alto, pero que aun así nos acompaña en algún momento del día -sino a lo largo de este-, y que cuando no lo hace, lo anhelamos con gran fervor.

Y es que el silencio hay que saberlo apreciar, pues no se trata de algo que podamos definir, coger, o tocar… Hay que aprender a saborearlo, en lugar de preocuparnos por él, por cuando vendrá o por cuando se va a romper.

Porque el silencio no es incómodo o molesto, no es violento ni es tímido, no te ataca ni te repele, y aunque pueda llegar a parecerse a alguno de estos elementos en varias ocasiones, se manifiesta alrededor de una amplia gama de sentimientos o sensaciones, que no todo el mundo tiene la suerte de poder gozar, y solo unos pocos afortunados poseen la capacidad de apreciar.

Sí, silencio. Tranquilidad, pausa, calma… Convivir con ello sin que nos falte nada, percibir por él mayores cosas que con palabras. En el momento en que el silencio entre dos personas es agradable, sabrás que has encontrado amor.

Júlia Reina

Aquest article ha estat publicat en Júlia Reina, Silenci. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Silencio

  1. Josep M. Altés Riera diu:

    Júlia, m’ha agradat el teu “Elogi del silenci”. Senzill i alhora complex, l’escrit transmet una colla de sensacions i reflexions entorn del valor de saber apreciar el silenci.
    Al segon paràgraf he tingut un embolic. Ja no sabia si estaves parlant de la paraula “silenci” (sintàcticament era el més normal), o del silenci (rellegint l’escrit m’ha semblat que havia de ser això darrer, és així?). Caldria redactar-ho d’una altra manera, si no estàs parlant de la paraula.
    M’ha agradat molt, no paris!
    Josep Maria

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *