Las pequeñas cosas

A veces las pequeñas cosas, los pequeños detalles marcan la diferencia. El simple hecho de levantarte por las mañanas y ver un “buenos días” en un mensaje de móvil, puede convertir un mal humor madrugador en un gran vitalismo optimista. Amigas puedes tener muchas, pero solo unas pocas tienen esas pequeñas cosas que las hacen especiales y únicas.

Con el termino “pequeños detalles” no me refiero solo a cosas pequeñas o aparentemente de poca importancia, sino también a grandes gestos. Por ejemplo, una noche muy fría en la que solo llevas una fina chaqueta y tu mejor amiga decide no ponerse la suya para ofrecértela al ver que estás tiritando. Sí, puede parecer algo absurdo y sin ningún tipo de importancia, pero para mi la tiene. A veces no es necesario ni mirarnos a los ojos para entender lo que nos queremos decir, a veces esa mirada de complicidad, de alegría, de comprensión, de apoyo, puede valer muchísimo más que miles de palabras. El simple hecho de saber que están ahí aunque no digan nada, ya es suficiente.

Amigas son esas que te aguantan hasta en tus peores momentos, en esos que eres inaguantable hasta para ti misma, son las que te conocen tan bien que saben lo que tienen que hacer y decir en cada momento. Amigas son esas que te sorprenden día a día, que sin saber cómo te enseñan algo nuevo, como que tienen ciertas habilidades médicas cuando no estás en tu mejor momento y te trasmiten tranquilidad y serenidad.

Ahora mismo, al escribir esta redacción me vienen a la mente muchísimos momentos vividos con tres amigas perfectas, con cada una de ellas tengo instantes únicos, instantes sencillos o complicados, pero sean como sean, instantes felices. Porque ellas tienen esos pequeños detalles que las hacen diferentes, un “buenas noches”, un “aquí estoy” o un simple “te quiero”.

Paula

Aquest article ha estat publicat en Amistat, Paula González. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Las pequeñas cosas

  1. Josep M. Altés Riera diu:

    Paula, l’amistat, tens tota la raó, és una petita Gran cosa. I sense ella es fa un gran gran BUIT. Solitud. Cuida-les!
    Fins al pròxim,
    Josep Maria

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *