Educación sexual en los adolescentes

Es evidente que cuando somos pequeños, nuestro cerebro, es como una esponja. Absorbe todo lo que puede. Por eso, es conveniente recibir una educación sexual correcta y adecuada a edades tempranas, ya que es muy importante para entender, conocer, prevenir, disfrutar y sobre todo para estar tranquilo y feliz.

“Un error habitual en los adultos es pensar que los adolescentes disponen de un nivel muy alto de información sexual, de esta manera se liberan de la responsabilidad de enseñarles”

Hay que distinguir entre lo que es educación e información sexual.
Los adolescentes reciben influencias fundamentalmente de cuatro ámbitos: la familia, los amigos, la escuela y los medios de comunicación.
Para la mayoría de los padres la educación sexual de sus hijos ha sido un tema preocupante, aunque hay muchas familias que muestran un cierto desinterés. No son conscientes de que igual que educan a sus hijos en otros aspectos lo deben hacer también en la sexualidad.

Un error habitual en los adultos es pensar que los adolescentes disponen de un nivel muy alto de información sexual, de esta manera se liberan de la responsabilidad de enseñarles.

Muchos padres, por vergüenza, no se atreven a manifestar el afecto propio de una relación de pareja delante de los niños. Evitar mostrar estos sentimientos, les priva a los hijos de un aprendizaje importante para su vida. Por lo tanto, no demostrar cariño y afectividad puede tener repercusiones negativas en sus futuras relaciones afectivas.

Sean o no culpables los padres, los jóvenes quieren respuestas y el aprendizaje que no hacen en la familia lo buscan en sus amigos. Ellos siempre les aportarán sus puntos de vista, sus consejos y sus historias. Y aunque no sean adecuados, les darán mucha credibilidad y es ahí cuando tienen problemas, porque todos esos consejos van a influir mucho a la hora de actuar y el querer imitar experiencias sexuales.

El aprendizaje que nos brinda la escuela también va ligado con las amistades. Educan e informan a los jóvenes a base de charlas, clases dedicadas a la sexualidad, actividades ligadas al tema, y disponiendo de una enfermera dispuesta a contestar a todos los alumnos interesados en el tema.

Finalmente, los medios de comunicación, los que actualmente están causando un enorme impacto en la educación sexual de los jóvenes, han dejado de mostrar al público que la sexualidad proviene de la intimidad, de la confianza de una pareja para convertirla en algo glamuroso y lo que es más erróneo: libre de riesgos.

Desde las series de televisión, las telenovelas, los programas cómicos, las propagandas con sus avances sin respeto por horarios de protección al menor, el internet y la prensa, se explota la sexualidad sin ningún reparo, es más, la muestra asociada a la burla, la falta de respeto y la violencia. La polémica serie “Física o Química”, refleja la libre expresión de la sexualidad, orgías, sexo entre alumnos y profesores, abusos sexuales. Es un claro ejemplo de cómo los medios de comunicación difunden ideas un tanto excesivas, provocando actitudes negativas en todos los jóvenes.

“Desde las series de televisión se explota la sexualidad sin ningún reparo, es más, la muestra asociada a la burla, la falta de respeto y la violencia”

Por no hablar de las secciones de todas las revistas dedicadas, básicamente, a resolver cuestiones personales con tu pareja. Preguntas y respuestas ridículas, son lo que abundan, y lo peor de todo esto es que los lectores dan demasiada credibilidad, fomentando la pésima información.

Por eso es tan importante incidir en la educación sexual de todos nosotros para evitar disgustos, para prevenir problemas en nuestras futuras relaciones de pareja y porque, aunque no lo parezca, esto es la base fundamental del hombre.

Melany

Aquest article ha estat publicat en Educació, Melany Sors, Sexualitat. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Educación sexual en los adolescentes

  1. Josep M. Altés Riera diu:

    Melany, fas una interessant reflexió entorn de la formació de la sexualitat entre els adolescents. Imagino que hi ha situacions molt diverses, però apuntes línies de millora força suggerents al respecte.
    El redactat és força correcte encara que una mica massa esmicolat: vull dir que la divisió en paràgrafs és molt important, però al teu escrit hi ha massa trossejament. Onze paràgrafs, en un escrit com aquest, és excessiu, perquè l’escrit perd la necessària cohresió i unitat. Estic convençut que amb quatre paràgrafs (aprox) n’hi hauria hagut prou, no et sembla?
    Al marge d’això, m’ha agradat. Segueix escrivint!
    Josep Maria

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *