Textos sagrats hindús

 

Mahabharata

Consta de cent mil versos dividits en divuit llibres d’autors desconeguts i redactats cap al segle VI d.C en sànscrit. Conté el text sagrat favorit de la India, el bell poema espiritual Bhagavad Gita.


Bhagavad Gîta, El canto del Señor

El Bhagavad Gita es un dels textos fonamentals de l’Hinduisme. L’especialista i traductor català Joan Mascaró en va fer una traducció del sànscrit a l’anglès que encara avui es considera una de les més importants que s’han fet mai. A continuació es presenten alguns fragments d’aquesta obra clau:

 

Canto IV
EL YOGA DE LA SABIDURÍA

22. Quien siempre se satisface con lo que le ha tocado, quien no envidia a nadie, quien no se turba por el éxito o por el fracaso, aunque obre no puede encadenarse.

23. Para el hombre que se ha liberado de todo deseo con su conciencia sólidamente establecida en el conocimiento de sí mismo, ejecuta sus obras como un sacrificio y en él se diluye toda obra.

28. Quien se esfuerza por alcanzar la perfección puede ofrecer algo material y físico, o el ascetismo de su propio dominio y el esfuerzo de su alma dirigido hacia algo elevado, o su [práctica del] yoga, o su estudio [de las Escrituras] su conocimiento.

31. Quienes gozan del néctar de la inmortalidad que resta del sacrificio alcanzan el eterno Brahman. Quien no hace sacrificios, ¿cómo alcanzaría otro mundo si no puede alcanzar el terreno, o tú, el Mejor de los kurus?

33. ¡Oh Parantapa! El sacrificio del conocimiento es superior a todo sacrificio material; el conocimeinto, ¡oh Hijo de Prithâ!, es lo más elevado que se puede ofrecer.

36. Subido en la barca del conocimiento, te purificarás de todos los males, incluso aunque fueses el mayor de los pecadores.

38. Ninguna cosa del mundo purifica como el conocimiento […].

39. Para alcanzar el conocimiento es preciso avasallar y dominar la mente y los sentidos, fijarse por entero en la suprema realidad; y el que alcanza el conocimiento, prontamente obtiene la superema paz.

40. Por el contrario, quien tiene su alma inmersa en la duda, está abocado a la perdición; para el alma dominada por la duda es imposible alcanzar, ni en este mundo ni en el mundo supremo, la felicidad.

41. No puede ser dominado por sus obras quien gracias al conocimiento ha extirpado la duda, quien está por encima de las obras gracias al yoga y quien está en posesión del Yo, ¡oh Conquistador de riquezas!

42. Por ello, aniquilando con la espada del conocimiento la duda que nace de la ignorancia y acongoja tu corazón, entrégate, ¡oh Bharata!, al yoga, y elévate.