Veredicte del Concurs de Sant Jordi 2008

Avui, finalment s’ha dut a terme el lliurament dels premis d’assaig. Si heu seguit el bloc, haureu vist que es van presentar 4 treballs al concurs, dels quals tres han estat premiats.

El primer premi s’ha concedit a Jordi Alcudia (2n de Batxillerat Humanístic i Ciències Socials) pel seu assaig titulat La crítica de Hume a les substàncies de Descartes. S’ha valorat molt positivament, a més de la qualitat de l’exposició i les argumentacions, el valor que implica entomar un tema tan abstracte com aquest. De fet, es tracta d’un tema tractat a classe i, per això mateix, no es juga amb l’avantatge de tractar un tema original i poc conegut. Tampoc no és senzill pensar argumentacions originals contra una teoria clàssica. Felicitats Jordi!

El segon premi s’ha concedit a Francisco José Murillo (2n de Batxillerat Humanístic i Ciències Socials) per l’assaig titulat Palabras al hombre menguante. S’ha valorat positivament la qualitat literària del treball, de vegades fregant la poesia, així com l’esforç de l’autor en fer servir un registre poc habitual a l’hora d’expressar idees filosòfiques. De fet, el problema que planteja radica en que la tesi queda emmascarada per l’ús poc precís del llenguatge. De fet, si no li hagués dirigit el treball de recerca i, per tant, no conegués les seves inquietuds, potser jo tampoc no l’hauria entés.

També s’ha concedit un accèssit a Antoni Merino (1r de Batxillerat Artístic) pel treball titulat La política apesta pero las lentejas de mi abuela son deliciosas. S’ha valorat positivament el domini del registre humorístic per expressar el desencant envers la política. Llàstima, però, que no tot l’article tingui la qualitat del títol.

No s’ha concedit cap premi a Arantxa Chicharro (1r de Batxillerat Científic i Tecnològic) pel treball titulat El sentido de la vida es 42, malgrat que el nivell de redacció és més que correcte i el vocabulari força ric, però es tracta d’un treball que no expressa una tesi, sinó que divaga sense aprofundir realment en el tema.

Més endavant faré un comentari més extens a cada article i espero que també vosaltres ho feu, ja que la vostra participació està baixant tant en la quantitat com en la qualitat

 

Juancarlistas, felipistas, peperos … (Autora: María Manrique)

Juancarlistas, felipistas, peperos, aparentemente sin tener nada en común, pero sí amigos, aunque parezca mentira el PP y el PSOE han encontrado un tema por el que no discuten, la permanencia de la monarquía en España.

Tema estrella donde los haya, más sobao imposible, lo sé, no pretendo ser original, no lo soy, pero como veo que nadie le ha dedicado un artículo lo haré yo (así demuestro que las personas de segundo de bachillerato estamos en el mundo).

Hablar sobre este tema me hace sin querer retroceder unos diez años cuando una amiga me dijo:

“Hubo una época en la que estaba de moda pertenecer a una ONG , ahora sin embargo está de moda ser facha” ¿no me digais que el comentario no es para que te marque el resto de tu vida?, pero he de decir que en cierto modo no le faltaba razón. Me explico, hasta hace unos años la gente, en general, era digamos…moderada.

Hace algunos años, no demasiados, parece que se ha incrementado el número de progres, todos queremos tener un amigo gay y lucir una palestina en el cuello, curioso, ya que yo por lo menos soy consciente que pertenecemos a una generación que tiene unos valores un poco ambiguos como para ir predicando que somos los primos hermanos de Carrillo, pero en fin sin desviarme mucho más del tema quiero decir que esto lleva a que un sector diga:

“Yo quiero ser diferente me voy hacer pepero y voy a escuchar la COPE”, el problema vendrá cuando se ponga de moda ser del PP, socorro.

Sin divagar (y sin aburrir) más, me limitaré ha hacer una breve reflexión sobre la monarquía española.

A los políticos de los dos grandes partidos españoles se les llena la boca hablando de democracia, la democracia es maravillosa y hay que salvaguardarla por encima de todo, estos son los mismos políticos que como he dicho antes defienden la monarquía ¿ambos aspectos son realmente compatibles? Yo sinceramente lo dudo, hagamos un repaso rápido de la historia, Juan Carlos fue nombrado rey de España por Franco, ya que recordemos que el verdadero sucesor de la corona española debería haber sido su padre, entonces…¿vivimos realmente en una democracia? No sé, en primer lugar destacar que el bando nacional se rebeló contra la república y causó una guerra civil, más tarde este mismo régimen nos impuso una monarquía que treinta años después seguimos conservando y siguen sin preguntarnos si la queremos o no, sinceramente los políticos hacen poco y mal pero el Bribón del rey lo estamos pagando nosotros y puestos ha elegir me gustaría que alguien me consultara.

Ahora habrá alguien que estará pensando que gracias al rey se paró el golpe de Estado de Tejero, lo sé, es el mismo argumento que escucho cada año en la cena de navidad, para empezar esta por demostrar que este hecho no fuera un montaje para que el rey no hiciera honor a su apodo Juan Carlos el Breve, y aunque no lo fuera, por favor olvidemoslo ya y seamos coherentes, la República fue vilmente atacada y ahora vivimos calladitos bajo una monarquía porque el rey nos parece un tipo simpático, como dicen muchos: Spain is diferent.

En fin termino recordando un mensaje de amor que le usurpé a un familiar en el que al final su enamorado concluía con lo más inteligente que jamás había dicho:

Visca la república!!

Un Saludo

El sentido de la vida es 42 (Concurs de St. Jordi; Autor: Arantxa Chicharro)

¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Tiene sentido hacerse esta pregunta? Oh, tema recurrente a lo largo de toda la historia de la filosofía (o no, pero es importante).

Se le han dado varias respuestas a esta pregunta a lo largo de toda la historia. A veces la vida ha sido una antesala a la muerte, una especie de prueba de fuego para demostrar a una autoridad superior que uno merecía una vida después de la muerte, el tan soñado cielo. Otras veces se le ha dado un enfoque hedonista: buscar el placer y huir del dolor. Pero las cosas no son ni blancas ni negras: hay sutiles grises, sanos puntos intermedios entre ambos extremos radicales, no tenemos que estar expuestos a una luz cegadora ni escondernos entre las oscuras sombras.

Sinceramente, creo que la vida tiene un sentido diferente para cada persona. Así, quizá haya quien quiera consagrar su vida a la religión, por ejemplo, y predicar la palabra de su dios; otros quieren experimentar y viven de aquí para allá probándolo todo (hay quien dice que sólo se vive una vez); los hay que la dedican a sus aficiones o vicios.

Exista otra vida o no, creo que es importante darle un enfoque a la vida de uno mismo, saber qué es lo que buscas y lo que no, lo que es importante y lo que no te llama la atención en absoluto.

Conozco a cierto sector de gente cuyo enfoque me parece cuanto menos interesante: probarlo todo, haciendo especial referencia a las drogas. Así, saber qué es estar borracho, saber qué se siente cuando la química de algún estupefaciente invade tu ser, conocer qué se siente en un subidón o poder recordar con una estúpida sonrisa aquel día en el que un humo denso te impedía pensar con claridad. Sí, puedes destrozarte la vida, y no te va a ayudar a huir de los problemas si los tienes porque cuando acabe el efecto de las drogas ahí estarán aún, pero por otra parte experimentar con cuidado, coquetear con precaución nos puede ayudar a ser personas experimentadas, aunque esta moderación es difícil de marcar y es fácil acabar fastidiándose uno la vida en vez de encontrarle un sentido.

Definitivamente, les seré sinceros a todos ustedes: para mí, mi color gris es encontrar un futuro digno con mi intelecto (o con mi cuerpo, quién sabe y a quién le importa) y básicamente SER FELIZ.

¿Para qué amargarnos una existencia que no sabemos si se volverá a repetir?