Concurs de Sant Jordi: El racismo (Autor: Mac)

Quiero tratar este tema porque es algo muy fuerte , algo que al largo de la historia ha matado a millones y millones de personas. Des de las sociedades más antiguas , hasta las más evolucionadas , siempre ha estado presente el racismo.
¿Que es? El racismo puede considerarse como una enfermedad moral y social.

Pero lo que nos preguntámos es ¿porqué existe? Puede ser porque cada persona en sus genes tiene algo de racismo, aunque lo neguemos, en el fondo todos tenemos una parte racista y esto no quiere decir que lo mostrémos ante los demás.
Es posible que otra causa sea la educación recibida o la sociedad en la que vivimos.
Otra explicación posible es la ignorancia , hay personas que no son capaces de abrir su mente y tener una visión más amplia, si no que piensan que si no eres como ellos , ya no vales, consideran que los extranjeros o personas de otra raza, por ejemplo, son inferiores.

El verdadero problema surge cuando el racismo provoca la intolerancia, odio o menosprecio a otras personas, es en este punto cuando hay conflictos.

El racismo no debería existir, porque sí , es cierto, todos tenemos características diferentes, color, forma… pero sólo son diferencias superficíales, en realidad todos somos iguales, todos tenemos el mismo orígen. Pero evitar que haya racismo es algo muy complicado, solo se podría solucionar con un cambio de mentalidad, pero es algo bastante difícil.

Concurs de St Jordi:¿Suerte o Casualidad? Autor: Mitsubishi

Todos nos hemos encontrado en días en que al parecer todo nos sale mal: tropezamos, escuchamos malas noticias, suspendemos un examen, etcétera. Algunos le dirán levantarse con el pie izquierdo, otros un día de mala suerte o simplemente casualidad, sin embargo ¿existirá realmente la mala suerte?
Actualmente nos vemos enfrascados en una sociedad llena de prejuicios, donde la gente continuamente crea una opinión sobre algo sin antes tener pruebas certeras que la avalen. Esto pasa con lo denominado “mala suerte”. Muchos creemos, o más bien, preferimos creer que los acontecimientos extraños o no deseados nos pasan por una suerte ajena a nuestra voluntad, término frecuentemente relacionado a destino, hasta tal punto de que tememos o nos espantamos de lo que sólo ha sido resultado nuestra imaginación. ¿No sería que el ser humano ha querido escudar sus errores en lo que denominamos un “día de mala suerte”? Si vamos por una calle equivocada, apostamos a un número no ganador en la lotería o tomamos otra mala decisión, optamos por suponer que ha sido por causa de una fuerza desconocida predispuesta sobre nosotros a hacernos responsables de las decisiones tomadas.
Independientemente de ser mala o buena, la suerte es algo que nunca será demostrado, y es que así como cualquier cara del dado puede salir al ser lanzado, un acto puede desencadenar muchas consecuencias, las mismas tanto en un lunes siete como en un martes trece.
A modo de conclusión, la mala suerte es inexistente, siendo sólo una amalgama de prejuicios de mucha gente. Tal vez nunca estaremos tan seguros como para eliminar cualquier atisbo de este tema, pero la verdad es una: mientras tengamos potestad de obrar con autonomía, no habrá lugar para la suerte, fortuna… destino.