El sentido de la vida es 42 (Concurs de St. Jordi; Autor: Arantxa Chicharro)

¿Cuál es el sentido de la vida? ¿Tiene sentido hacerse esta pregunta? Oh, tema recurrente a lo largo de toda la historia de la filosofía (o no, pero es importante).

Se le han dado varias respuestas a esta pregunta a lo largo de toda la historia. A veces la vida ha sido una antesala a la muerte, una especie de prueba de fuego para demostrar a una autoridad superior que uno merecía una vida después de la muerte, el tan soñado cielo. Otras veces se le ha dado un enfoque hedonista: buscar el placer y huir del dolor. Pero las cosas no son ni blancas ni negras: hay sutiles grises, sanos puntos intermedios entre ambos extremos radicales, no tenemos que estar expuestos a una luz cegadora ni escondernos entre las oscuras sombras.

Sinceramente, creo que la vida tiene un sentido diferente para cada persona. Así, quizá haya quien quiera consagrar su vida a la religión, por ejemplo, y predicar la palabra de su dios; otros quieren experimentar y viven de aquí para allá probándolo todo (hay quien dice que sólo se vive una vez); los hay que la dedican a sus aficiones o vicios.

Exista otra vida o no, creo que es importante darle un enfoque a la vida de uno mismo, saber qué es lo que buscas y lo que no, lo que es importante y lo que no te llama la atención en absoluto.

Conozco a cierto sector de gente cuyo enfoque me parece cuanto menos interesante: probarlo todo, haciendo especial referencia a las drogas. Así, saber qué es estar borracho, saber qué se siente cuando la química de algún estupefaciente invade tu ser, conocer qué se siente en un subidón o poder recordar con una estúpida sonrisa aquel día en el que un humo denso te impedía pensar con claridad. Sí, puedes destrozarte la vida, y no te va a ayudar a huir de los problemas si los tienes porque cuando acabe el efecto de las drogas ahí estarán aún, pero por otra parte experimentar con cuidado, coquetear con precaución nos puede ayudar a ser personas experimentadas, aunque esta moderación es difícil de marcar y es fácil acabar fastidiándose uno la vida en vez de encontrarle un sentido.

Definitivamente, les seré sinceros a todos ustedes: para mí, mi color gris es encontrar un futuro digno con mi intelecto (o con mi cuerpo, quién sabe y a quién le importa) y básicamente SER FELIZ.

¿Para qué amargarnos una existencia que no sabemos si se volverá a repetir?

Un comentari a “El sentido de la vida es 42 (Concurs de St. Jordi; Autor: Arantxa Chicharro)

  1. Las personas decidimos darle sentido o no a la vida, esta la opción de creer que hay una vida después de la muerte y pensar que todo lo malo que nos pase durante nuestra vida será porque en una otra todo será perfecto y así justificar las desgracias que nos pasan o los problemas que tenemos merece la pena sufrir y aceptar este sufrimiento?

    Yo creo que todo a de tener un punto medio, porque no disfrutar y ser feliz? Y a la vez pensar que podrás vivir después de la muerte?… Y mientras tanto poder experimentar y probar cosas nuevas?
    Yo mezclo estos dos ingredientes y saboreo la vida dándole sentido y así poder ser feliz.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *