La natació més clàssica a l’Europa mediterrània

Doncs sí, el medi aquàtic de competició també compta amb diversos referents clàssics (que us pensàveu!). En aquest apunt us presentaré algunes de les mostres grecoromanes més clares i importants que hi ha hagut o que actualment podem trobar dins la natació d’elit europea. Abans, però, us faré cinc cèntims d’aquest món natatori i de les seves competicions internacionals més atractives, ja que per la majoria de vosaltres és desconegut.

El mes de juny és el mes de la natació internacional i d’alt nivell a l’Europa mediterrània. Tot va començar l’any 1992, quan el club francès Canet 66 Natation, per tal de crear un circuit competitiu de renom, va proposar a la Federació Catalana de Natació i a la ciutat de Barcelona combinar les dues competicions internacionals que fins aquell moment es disputaven a les respectives ciutats. El circuit es diria: Grand Prix Méditérranéen. Un parell d’anys més tard, el Principat de Mònaco va demanar formar part d’aquest projecte i esdevenir-ne seu d’una tercera etapa. D’aquesta d’unió en va sortir el Mare Nostrum, el primer circuit que reunia les tres grans competicions internacionals més importants d’Europa en piscina olímpica de 50 metres. D’aleshores ençà, el campionat s’ha convertit no només en una sèrie de mítings d’alt nivell sinó també en el circuit més prestigiós d’Europa. Una trobada única en la qual, al llarg de tres etapes (que roten anualment) i 8 dies de competició, els millors nedadors d’arreu del món es posen a prova en un escenari immillorable. El Mare Nostrum d’enguany s’ha celebrat el 10 i 11 a Mònaco, 13 i 14 Barcelona  i el 17 i 18 a Canet en Roussillon.

Mare Nostrum

Ara que ja hem entrat en matèria, passem a analitzar-ne els referents clàssics. Comencem pel nom de la competició: Mare Nostrum. Un nom que no és casual, ja que les tres etapes i seus del circuit són ciutats costaneres que toquen amb el mar Mediterrani. Com ja hem vist, els dos primers anys, el trofeu s’anomenava Grand Prix Méditérranéen, un nom que ja anava enfocat cap a una concepció mediterrània, i que posteriorment, amb la incorporació de l’etapa de Mònaco i la transformació d’aquest a Mare Nostrum, la idea i essència clàssica de l’època romana agafaria pes i en sortiria reforçada. Com sabem, “El nostre mar” representava la unió de les ciutats i pobles de tota la costa mediterrània i, en definitiva, de tot el territori conquerit pels romans. Malauradament i des de fa uns anys aquest ha passat a anomenar-se també per l’imaginari col·lectiu Mare mortum, a causa de ser protagonista i escenari tràgic de milers de morts de refugiats que, de camí a Europa, cada dia perden la vida dins les seves aigües.

El color principal i oficial del circuit és el blau, el color del mar, que freqüentment apareix combinat amb el blanc; el logotip consta, a més, d’una Corona triumphalis, la corona de llorer que sovint apareix en esdeveniments i clubs esportius o, fins i tot, com a guardó de certàmens.

logoMareNostrum

 

Imatge oficial de l’esdeveniment d’aquesta temporada 2016-2017 Font: @MareNostrumswim perfil oficial de Twitter de l’organització

Font:  perfil oficial de Twitter de l’organització @MareNostrumswim

L’edició de 2015 va tenir un altre referent clàssic important. El premi dels guanyadors de l’etapa de Barcelona recreava la forma d’una àmfora grecoitàlica, rèplica d’una de les ceràmiques conservades al Museu d’Arqueologia de Catalunya.

Àmfora grecoitàlica

Àmfora grecoitàlica

A l’any 2000, Roma, que ja gaudia d’un trofeu internacional, el Sette Colli, demana l’adhesió al Mare Nostrum. Així doncs, el circuit passava a tenir una quarta etapa que casava perfectament amb l’ideari de l’organització (una competició internacionalment potent en una localització mediterrània) que, a més a més, tenia l’excel·lència de celebrar-se a Roma, un plus que la feia encara més atractiva. Desgraciadament, la incorporació de la Ciutat Eterna dins la sèrie de competicions va durar només 5 anys i el 2005 la comissió organitzadora del Sette Colli va decidir abandonar l’associació. Continuaria però celebrant el trofeu pel seu compte, normalment la segona quinzena de juny, per facilitar que els nedadors estrangers que haguessin participat dies abans en les tres etapes del Mare Nostrum poguessin assistir també al trofeu romà.

Tant el Sette Colli com les instal·lacions on aquest se celebra, l’Stadio del Nuoto, evoquen a la història de la ciutat i concretament al seu passat antic més gloriós. El referent clàssic més clar torna a ser el nom de la competició: Sette Colli (“Set turons”), fent referència als 7 turons tradicionals de Roma. A banda del fet que la ciutat i el seu prestigi clàssic aparegui lligat a l’esport, la tria del nom de l’esdeveniment esportiu es deu a que a l’any 1963, any de la fundació, les proves individuals olímpiques de natació que hi havia aleshores eren només 7 (actualment en són 13), el mateix número de turons que tradicionalment s’atribueixen a la ciutat. D’aquesta manera, cada una de les 7 proves representava un turó: els 100 metres lliures era el Palatí; els 400 metres el Capitoli; els 1500 metres el Quirinal; els 100 metres esquena el Celi; els 200 metres braça el Viminal; els 200 metres papallona l’Esquilí i els 400 metres estils l’Aventí. Cal destacar també que durant els primers anys només podien participar-hi els homes.

Pel que fa a l’Stadio del Nuoto (“Estadi de la natació”), les instal·lacions són famoses perquè van ser seu dels esports aquàtics dels XVII Jocs Olímpics que se celebrarien a Roma el 1960. Situades a la vora del Tíber, l’actual Tevere, les piscines formen part del complex esportiu Foro Italico (abans anomenat Foro Mussolini), en el qual també s’hi integren, entre d’altres, l’Stadio Olimpico (conegut sobretot perquè és el camp on juguen la Roma i la Lazio, els dos equips de futbol més importants de la ciutat) o l’Stadio dei marmi  (l’“Estadi dels marbres”), cèlebre per les estàtues d’estil clàssic de marbre blanc de Carrara, les quals representen atletes duent a terme diverses disciplines esportives. No ens ha de passar per alt que els dos mots (i l’adjectiu) que designen els diferents edificis del complex siguin: Stadio (del llatí stadĭum i aquest del grec στάδιον) i Foro (del llatí forum), així com l’adjectiu Olimpico (del grec ᾿Ολυμπικός). Els tres d’etimologia clarament clàssica i que estem acostumats a veure arreu.

Les instal·lacions, igual que gran part de re-modelització de la ciutat, van ser concebudes durant el període feixista de Mussolini i, per tant, segueixen l’estil característic de l’arquitectura feixista italiana, la qual sovint té com a base referents clàssics a causa de la pròpia ideologia. En el cas concret de l’Stadi del Nuoto, l’exemple més clar de referents clàssics el trobem a la piscina coberta de 50m, amb les parets pintades d’atletes exercitant-se i el terra ornamentat amb mosaics que recorden a l’opus tessellatum clàssic.

Imatge de previsualització de YouTube

Com a temple natatori de la ciutat i del país també va ser seu del Mundial de Natació de 2009, recordat per l’alt nombre de rècords mundials que van caure (43!) gràcies als polèmics banyadors “voladors” de poliuretà. Per aquell gran esdeveniment d’àmbit internacional, l’organització va apostar per mostrar-se al món a través de referents clàssics de la Roma antiga com a potent marca i símbol de prestigi.

Mundial de natació Roma 2009

Mundial de natació Roma 2009

Mundial de natació Roma 2009

Mundial de natació Roma 2009

800px-Roma09 (1)

Imatge de previsualització de YouTube

La banda sonora del campionat també vas ser clàssica. Els nedadors (i la resta d’atletes de les altres disciplines aquàtiques) accedien a les sèries finals acompanyants de fons de cançons de la cantant Enya de la famosa pel·lícula Gladiator (2000).

Imatge de previsualització de YouTube

Fins aquí alguns dels referents clàssics més evidents de la natació de competició d’elit. Però encara n’hi ha molts més! Qui s’anima a trobar-los i a fer-ne un apunt?

Berta Cantó Gargallo

Professora de Clàssiques i nedadora del Centre Natació Mataró

Entrevistem Neus Jordi, l’autora de La butlla d’or

Neus Jordi, La butlla d'or

Neus Jordi, professora jubilada de Grec i de Llatí, amant de l’arqueologia i del mar, col·laboradora aràcnida des de fa molts anys, finalista en el XII Premi Víctor Mora de narrativa breu (L’Escala, 2010)  i mare de l’Anna Corbella Jordi, acaba de publicar a QuorumLLibres La butlla d’or

Ja era hora de mantenir una xerrada amb ella, tot un referent!:

 

1. Li agrada trobar referents clàssics arreu? Per què?

M’agrada molt i ho faig sovint, gairebé sense proposar-m’ho. És una cosa que em surt espontàniament, tot i que de vegades has de investigar una mica per trobar el referent. Però és apassionant. Actualment que tinc temps i llegeixo més, m’adono que a totes les èpoques els bons autors literaris fan referències als clàssics, en els temes dels seus llibres i en les formes.

2. Amb quina finalitat ho fa?

És una satisfacció personal veure que en el nostre món occidental els clàssics encara són vigents, en la llengua, la literatura, l’art, la filosofia, la ciència… I si hi ha ocasió ho faig veure als que m’envolten que moltes vegades es queden molt sorpresos.

3. Per què creu que encara s’utilitzen mots amb referents clàssics arreu?

Pel mateix que he dit, perquè encara son vigents.Ho portem immers en la nostra cultura, són les nostres arrels.

4. Per què és important que encara s’utilitzin avui en dia tants referents?

Potser perquè si hi ha gent que es pensa que tot això dels clàssics està passat de moda se n’adonin que no és veritat, simplement és ignorància.

5. Quins referents ha trobat pels carrers de Barcelona, Tarragona, pels viatges que ha fet?

Imatges que reprodueixen personatges de la mitologia, no només en els museus, ni en el nostre país, sinó, per exemple, a Nova York hi ha un Prometeu daurat davant del Rockefeller Center que tohom es pensa que és un àngel! També hi ha molts referents clàssics a Barcelona en l’arquitectura (frontons, columnes…) noms de carrers (el carrer d’Hercules), escultures (al parc de la Ciutadella)…. A Tarragona botigues com Iulia Victrix i bars, per exemple el bar Tabernae a la plaça del Fòrum.

8. Solen ser mots ben trobats o mots que només sonen bé i que potser no tenen sentit amb el que venen o patrocinen?

Crec que la majoria tenen sentit. Per exemple la marca NIKE de sabatilles, que vol dir victòria, és una paraula que en el món de l’esport té molt sentit. Sembla ser ( si més no, ho he escoltat) que el simbol de NIKE està inspirat en les ales de les escultures, com ara la de Samotràcia, en canvi, el nom de la botiga de Tarragona “Iulia Victrix” es basa en el nom que erròniament es creia que tenia Tàrraco, que després es va veure que no era aquest, però no té res a veure amb els productes que es venen a la botiga. De vegades no són paraules sinó imatges.

9. Són més aviat d’origen grec o romà?

Hi ha de tot. Per exemple a Barcelona existeix una llibreria que es diu Antinous, un personatge que va ser l’amant de l’emperador Adrià i que tenen llibres de temàtica gaylesbiana, i per tant, relacionat amb la pregunta anterior, té sentit. El nom Laietània també és molt emprat a les costes de Barcelona i el Maresme, per clubs esportius i escoles. Els Laietans eren les tribus ibèriques que se suposa que vivien en aquestes costes, però en Llatí els anomenaven així, per tant és un nom llatí. En grec o noms propis grecs també n’hi ha, per exemple Dionisos, una cadena de restaurants grecs.

10. La gent s’interessa molt pels referents clàssics?

Molta gent no s’hi interessa perquè no coneixen els clàssics. Quan ho descobreixen els agrada molt.

12.D’on li ve la dèria per allò clàssic? Per què va estudiar clàssiques?

Des de petita a casa meva m’havien aconsellat lectures de clàssics, l’Odissea, l’Eneida, tragèdies gregues, històries de mitologia, i encara que fos en versions adaptades, vaig començar a entrar en aquest món. M’agradava moltíssim. Més tard, a l’escola m’agradava molt el llatí i el grec i m’agradava traduir. A més a més com que vivia a Tarragona vaig “respirar”passat romà per totes bandes.

13. Si no hagués estudiat clàssiques, buscaria referents arreu?

Crec que no, perquè no tindria tants coneixements del tema ,suposo.

14. Què troba a faltar del món de la docència?

Evidentment, Llatí i Grec. La llengua és la porta que obre el món de la cultura clàssica. Tot el que s’ha escrit en aquestes dues llengües és bàsic i fonamental, no només en el que anomenem “lletres” sinó en tots els àmbits de la ciència. No oblidem que Euclides va escriure en grec, i també Hipòcrates, i Lucreci en el De rerum natura explica en Llatí temes d’allò que en diem “ciències”. No oblidem que la Filosofia és grega i la tècnica de construcció i el dret romans. Els arquitectes haurien de llegir Vitrubi, per exemple, i els veterinaris  La Història dels animals d’Aristòtil.

15. Va fer alguna activitat amb els alumnes relacionada amb els referents clàssics? Quina?

Sí, sobretot de llengua i vocabulari, per exemple el vocabulari de la medicina.No només d’etimologies, sinó noms de malalties relacionadas amb la mitologia. O buscar referents clàssics en els diaris i revistes.

16. La recerca dels referents clàssics en l’actualitat la van ajudar en la seva tasca de professora de Grec i de Llatí durant més de trenta anys?

Sí, perquè jo m’ho passava molt bé fent-ho, als alumnes els agradava i es prenien més interès per aquestes llengües i cultures quan veien que ara encara es feien servir.

17. Sabem que escriu i que acaba de publicar La butlla d’or. Ens podria explicar què pretén amb aquest llibre i quin ha estat el procés creatiu?

Quan em vaig jubilar vaig pensar que seria una llàstima que tot allò que jo sabia i havia estudiat ja no ho pogués ensenyar. S’havia acabat la meva vida professional, ja no tindria alumnes, per dir-ho així. Aleshores vaig decidir escriure relats de tema clàssic per a gent jove. Primer vaig començar amb un conte En una illa grega,  amb el qual vaig quedar finalista en un concurs literari, i també vaig escriure relats de mitologia, que encara no estan editats en paper, però que es van publicar en el blog El fil de les Clàssiques de la meva companya de professió Margalida Capellà. I finalment em vaig animar a escriure una novel·la. Com que jo sóc de Tarragona i havia anat moltissimes vegades a visitar aquesta ciutat amb els meus alumnes, vaig pensar que la ciutat romana de Tàrraco seria un bon escenari. Així doncs, vaig començar un relat que volia que fos amè i entretingut ( no podia ser un llibre de text), però amb una base seriosa, una descripció acurada de la Tàrraco romana.

És doncs un llibre sobre arqueologia romana?

No, hi ha molts temes.Una vegada vaig començar a escriure em vaig adonar que volia explicar moltes coses més, no tant sols arqueologia. Per tant el que he escrit és una novel·la d’aventures, en la qual els personatges principals són ficticis però he procurat ser fidel pel que fa a les descripcions de la ciutat de Tàrraco, els seus monuments i fins i tot de la geografia que l’envolta. De fet algú que conegui Tarragona pot identificar els llocs on passa l’acció. També són reals les circumstàncies que envolten els fets, el clima, els vents,i el paisatge, les circumstàncies a la mar i en la navegació. Al llarg de la novel·la explico com eren els jocs a la Tàrraco romana, hi ha curses de carros al circ, lluites de gladiadors, aspectes de la vida quotidiana, etc. La mitologia també forma part del relat, sempre relacionada amb l’argument del llibre. I també relacionat amb l’argument hi ha alguna referència literària i epigràfica, com ara la d’un personatge, l’Eutiques, que va ser un auriga i del qual tenim una inscripció.

Quin és l’argument?

Bàsicament La butlla d’or explica les aventures i peripècies de dos nois, dos amics de classe social diferent que es coneixen a Tàrraco. Un és fill d’un alt càrrec de la província que acaba d’arribar des de Roma perquè al seu pare l’han nomenat praefectus orae maritimae i l’altre treballa en un termopoli, i per una circumstància inesperada es coneixen, i aquí comença tot. Tot això acompanyat d’uns dibuixos que m’ha cedit generosament un molt bon il·lustrador de Tarragona, l’Hugo Prades, al qual estic molt agraïda.

Què pretén amb aquest llibre?

En primer terme, que els nois i noies ( i adults) que el llegeixin s´ho passin bé aprenent, que coneguin la ciutat de Tàrraco i puguin identificar tots els llocs i monuments que surten al llibre i sàpiguen com eren els romans i com vivien, com es divertien etc. De fet és el llibre que jo hauria fet llegir als meus alumnes abans o després de fer una visita a Tàrraco. Crec que és útil i divertit. Anant més enllà penso que com que dóna molta informació de molts temes, com la mitologia, la història, la vida a l’època romana, etc., que en el llibre tant sols s’intueixen, això pot fer que el lector tingui il·lusió i interès per la cultura greco-romana i la lectura dels clàssics. Resumint, que els clàssics siguin un referent.

Per poder-se editar va fer una campanya de micromecenatge?

Sí després de valorar diferents possibilitats, l’editorial Quorum Llibres em va brindar la possibilitat d’editar-lo mitjançant una campanya de micromecenatge i ha estat un èxit. Haig de donar les gracies a tots els “micromecenes” que han col·laborat en aquest projecte. Per mi ha estat una bona experiència.

18. Si hagués de buscar un nom amb referent clàssic per una botiga, un producte… quin triaria?

Depèn del que volgués vendre. Emporion serviria per una botiga d’aquestes que venen de tot, Atena com a marca d’olives ( em penso que a Grècia ja existeix). Dafne per un herbolari, Afrodita si fos una perfumeria, Convivium per un restaurant, Ariadna per una merceria, Amaltea per a un formatge de cabra, i per un llibre la butlla d’or! etc.

Moltes gràcies!

Neus Jordi, autora de "La butlla d'or"


Neus Jordi, autora de “La Butlla d’or”

CHANEL 2018 ÉS TOT UN REFERENT CLÀSSIC!

Tos sabem, que els referents clàssics els podem trobar a tot arreu, des de la poma que et menges fins a una situació que està passant en el món en aquests mateixos instants. Doncs ara, una vegada més també apareixen en la moda.
Chanel va presentar la seva nova col·lecció “Cruceroper a l’estiu del 2018. Per què és un referent? Doncs, perquè la nova col·lecció de Karl Lagerfeld és una recreació del món antic, inspirada a l’Antiga Grècia.
La nova col·lecció tracta de nous vestits d’estil grec inspirats en la mitologia grega. A l’antiga Grècia, els vestits solien ser de teixits suaus i fins amb tons clars. També, arribaven fins als turmells. La col·lecció té com a intenció recrear aquests vestits. I per què? Per innovació i perquè són els vestits perfectes per passar un estiu calorós i a l’estic grec antic. I com no, també hi ha un lloc per al color negre amb molts detalls i perles brillants.

coleccion-chanel-cruise-2018-45 590c659d3e14ebe7603d05be0519b094

La joieria que més es fa notar en aquesta nova moda és: braçalets, collars choker, tiares, diademes, i sandàlies gladiadores, que imiten a les antigues sandàlies romanes.
Per als grecs, les joies servien per a ressaltar la bellesa del cos, sobretot la de la dona. També aportava un cert prestigi social. Gràcies a les joies aconseguien un bon prejudici i potenciar unes qualitats concretes. Els grecs utilitzaven les joies de diverses maneres: De premi, d’ofrenes als déus, en funerals, en rituals.
Els homes, però, utilitzaven menys joies, però encara així eren bastants. Portaven anells de ceràmica amb un segell que aportava prestigi. També portaven arracades i braçalets.

 

Beauty-Chanel-coleccion-crucero2017-2018-1

Les joies gregues estan caracteritzades per la seva gran elaboració i un ús de diversos materials. Solen estar separades per peces per tal de crear moviment i soroll.

4

  • Sabeu d’alguna altra marca que hagi fet alguna cosa semblant? Creieu que aquesta moda perdurarà?
  • Per què tornen a posar-se de moda les gladiadores?
  • Què és el que més us agrada de la moda grega? i de la romana?
  • Quines dees podeu identificar en la col·lecció Crucero de Chanel 2018?
  • Jo em quedo amb aquest ornament perquè imita la moneda de l’antiga Grècia, la dracma atenesa fent al·lusió a la seva deessa tutelar Atena. Per quins atributs la identifiqueu?
PARIS, FRANCE - MAY 03: A model,bag detail, walks the runway during Chanel Cruise 2017/2018 Collection at Grand Palais on May 3, 2017 in Paris, France. (Photo by Pascal Le Segretain/Getty Images)

PARIS, FRANCE – MAY 03: A model,bag detail, walks the runway during Chanel Cruise 2017/2018 Collection at Grand Palais on May 3, 2017 in Paris, France. (Photo by Pascal Le Segretain/Getty Images)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rocío Rodríguez Boza

1r de Batxillerat Humanístic

Balneari Vichy Català i els seus referents clàssics

hotel-balneari-vichy-catalan

Com tots sabeu, l’empresa Vichy Català es la distribuïdora més important d’aigua mineral amb gas de Catalunya i Espanya. A més també exporta arreu del món. Ara bé, aquests no són els motius pels quals he decidit fer una entrada nova al nostre blog A cada passa referents clàssics.

El balneari Vichy Català ha estat reconegut durant molts anys com un lloc de descans i cura terapèutica amb les sals minerals que porta la seva aigua. Aquest Balneari està situat a Caldes de Malavella. Prop del balneari hi ha un turó, el Puig de les Ànimes, d’on brolla l’aigua que ara està patentada com a Vichy Català. El balneari-hotel va ser creat pel doctor Modest Furest i Roca que va creure oportú construir-lo per a que la gent tingués l’oportunitat d’acudir a curar les seves malalties.

13733595830582-0-680x276

En el balneari et fan una visita on t’expliquen el procés pel qual passa l’aigua per obtenir les sals minerals, riques tant per l’interior com per l’exterior del cos, i també el procés mitjançant el qual l’aigua es gasifica de forma natural.  L’aigua s’endinsa per les profunditats milers de metres i d’aquesta manera aconsegueix obtenir gas amb la temperatura, després passa arran de sòl per diferents volcans (ara inactius) de la Garrotxa on agafa els minerals fins brollar a la superfície. Aquest procés tarda milers d’anys en dur-se a terme. Els romans ja tenien unes termes a Caldes de Malavella donat que ells van ser els que van trobar les aigües termals i van gaudir del termalisme.

El més interessant és que en aquest balneari podem trobar diferents referents clàssics:

  • “Jònica” és una estàtua que podreu trobar a l’entrada del balneari. S’anomena així ja que representa una columna jònica i els pits representen les volutes.

"Jònica" de Subirachs al balneari Vichi Català

20170514_111418_opt

 

  • Per altra banda tenim els cosmètics (del grec κόσμος, ordre) que venen en el balneari. Utilitzen les muses ja que són molt belles, gràcies a que segueixen els patrons de la proporció àurea, i atorguen prestigi al producte.

20170514_175059_opt20170514_113311_opt

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aquests són alguns dels referents clàssics que he pogut trobar al Balneari Vichy.

Sabeu d’algun balneari on hi hagi més escultures gregues o romanes? Més referents clàssics?…

Què en sabeu de l’escultura “Jònica” i on en podeu trobar una altra?

 

Arnau Torres Nadal 1rBatxillerat Humanístic

Mireu quina samarreta m’han regalat!

La meva germana m’ha regalat aquesta samarreta amb una inscripció en llatí de tradició cristiana, és de st. Agustí  (segle IV) i va seguint amb petits canvis fins arribar als nostres dies, passant pels luterans… Luter ja sabeu que va viure el segle XVI i era agustí…

Quod si in ipsa radice, hoc est sede, vel potius solio Romani pontificis haec abominationis lues purgaretur et ex communi ecclesiae consilio consensuque auferretur hic metus, depressa scilicet hac petra scandali ac ad normae canonicae iustitiam complanata, haberemus ecclesiae atrium aequabile levigatum ac pulcherrimis sanctuarii gemmis splendidissimum. Omnesque mutuam amplecteremur unitatem in necessariis, in non necessariis libertatem, in omnibus caritatem. Ita sentio, ita opto, ita plane spero, in eo qui est spes nostra et non confundemur. Ita sentio, ita opto, ita plane spero, in eo qui est spes nostrae et non confundemur.(Marc Antoni De Dominis, 1617)

Sabeu què significa In necessariis unitas, in dubiis libertas, in omnibus caritas? És encara actual? Amb quina locució llatina de l’àmbit jurídic hi trobeu connexions? Coneixeu la frase contrària? Amb quina us identifiqueu més?…

Mercè Otero-Vidal

L’Espai Subirachs i els referents clàssics

"Dànae" de Subirachs. Fotografia M.Otero

“Dànae” de Subirachs. Fotografia M.Otero

Finalment Barcelona té al carrer Batista del Poblenou una nova sala d’exposicions, l’Espai Subirachs, dedicada a  Josep Maria Subirachs gràcies al desig dels tres fills de l’artista després de fracassar les seves negociacions amb l’Administració perquè l’obra del seu pare estigués en algun museu públic. S’hi exposen un centenar d’obres de diferents etapes i estils, algunes d’inèdites… i també hi trobem referències clàssiques. Visiteu  l’Espai Subirachs! Durant el 2017 l’entrada serà gratuïta.

Mercè Otero-Vidal

Entrevistem Karina Bonifatti, especialista en referents clàssics a Harry Potter

“A cada passada referents clàssics” hem tingut la sort de poder entrevistar Karina Bonifatti, especialista en referents clàssics a la saga de Harry Potter.

Llicenciada en Lletres per la Universitat de Buenos Aires, és professora d’Edició a la mateixa universitat i treballa, a més, d’escriptora i editora al seu país, l’Argentina.

Karina Bonifatti

Karina Bonifatti

1) ¿Le apasiona encontrar referencias clásicas? ¿Con qué finalidad lo hace? ¿En qué ámbito le gusta más buscarlas? ¿Qué referentes clásicos hay en su ciudad? ¿De qué tipo son? ¿Ha hecho alguna ruta en su país a la caza de referencias clásicas? ¿Qué ha buscado? ¿Qué ha encontrado?

Hay quienes creen que se debe ser breve al responder a los jóvenes porque no les gusta leer mucho. Lo mismo le decían a J. K. Rowling los editores cuando le rechazaban Harry Potter y la piedra filosofal. Si ella les hubiera hecho caso, la saga no existiría.

Encontré referencias clásicas en Harry Potter. Sí, me apasiona. Antes no les prestaba atención; últimamente las encuentro hasta cuando no las estoy buscando. Durante muchos años las busqué con la desesperación entusiasta de quien intenta confirmar sus sospechas. La primera fue el nombre “Hermione” en la Odisea, es decir que hallé en un clásico una referencia contemporánea (al revés), porque hasta ese momento, para mí, Hermione era solo la heroína de Rowling, la amiga de Harry y Ron, la hija de los dentistas. Yo no sabía que Helena tenía una hija; tampoco que en Cuento de invierno Shakespeare representa a Hermione pariendo a su hija en la cárcel. Hasta el primer traductor de la Odisea al latín, Livio Andronico, escribió su Hermione.

A partir de Harry Potter encuentro más referencias porque entiendo más su sentido. Estar familiarizada con los clásicos me hace prestarles una atención nueva (como cuando una está embarazada y empieza a ver por la calle a todas las embarazadas que antes no veía). A veces las referencias me encuentran a mí, como en el caso de Las versiones homéricas de Jorge Luis Borges cuando dice: “Se trata de Neoptolemo, el hijo de Aquiles”.

En Buenos Aires la arquitectura no tiene referentes clásicos directos, las construcciones más antiguas que hay son coloniales, neoclásicas. Somos un país joven, ¡del Nuevo Mundo! Sí hay monumentos, como la Fuente de las Nereidas de Lola Mora en la Costanera Sur. Nunca hice una ruta a la caza de referentes, pero camino a Purmamarca, en Jujuy (noroeste argentino), una amiga se topó con un local donde hacían cerámica que tenía una llama enorme en la puerta y un cartel que decía: “La Llama de Troya”. ¡Habían adaptado “el Caballo de Troya” a un animal regional! Jimena Schere quizá le prestó atención por haber traducido Edipo Rey, Edipo en Colono y Antígona de Sófocles.

Ahora bien, en escritores argentinos, en la prosa de Mansilla encontré los tonos y la potencia de Tácito; y la altisonancia griega en Sarmiento (a quien el propio Mansilla definió como escritor de “lianas áticas”). El escritor Alejandro Caravario me recordó cómo Leopoldo Marechal anclaba los temas y personajes clásicos en el paisaje porteño: la pica entre dos deidades podía transformarse en una pelea de vecinas (en el Adán Buenosayres). Antígona Velez es otro libro de Marechal, bien ajustado al modelo griego (hay indios). Menos ajustado al modelo es el Odiseo confinado de Leónidas Lamborghini, una parodia. Y en teatro, Salto al cielo de Mauricio Kartún, que toma a Aristófanes y sigue muy de cerca el modelo de Aves.

También he buscado referencias clásicas en las declaraciones de Rowling a la prensa cuando estaba escribiendo la saga, por ejemplo sobre con quién se quedaría finalmente Harry, sin con Hermione o Ginny; o si Harry moriría joven (en 2006 fue noticia: “Stephen King pide a J.K. Rowling que no mate a Harry Potter”).En este caso encontré que las disquisiciones sobre la trama eran coincidentes con las diferentes versiones del mito.

2)  ¿Cree que son aún vigentes los referentes clásicos en el siglo XXI? ¿Es importante utilizarlos? ¿Por qué? ¿A los jóvenes les gusta encontrar en el presente referencias del pasado grecoromano? ¿Qué referentes gustan más a los jóvenes? ¿Son de origen griego o romano?

Sigue teniendo validez estudiar lengua y cultura clásicas, más que nunca cuando el estudio de las letras va perdiendo terreno y se privilegia la educación técnica, utilitaria; cuando se desplazan las humanidades y no se entrena la capacidad de vincular textos y situaciones diversas. Los jóvenes a esto responden con displicencia (habría que escucharlos). En un mundo tan cambiante, donde la técnica muta todo el tiempo, esa aptitud condiciona todas las demás (ese es el verdadero aprendizaje, los otros son conocimientos con fecha de vencimiento). En la edad de mayor flexibilidad neuronal, la niñez y la adolescencia, el griego y el latín permiten entender mejor las distintas lenguas en general.

En Por qué leer a los clásicos Ítalo Calvino alude a la relación personal que un libro establece con quien lo lee:

Si no salta la chispa, no hay nada que hacer: no se leen los clásicos por deber o por respeto, sino sólo por amor. Salvo en la escuela: la escuela debe hacerte conocer bien o mal cierto número de clásicos entre los cuales (o con referencia a los cuales) podrás reconocer después «tus» clásicos. La escuela está obligada a darte instrumentos para efectuar una elección; pero las elecciones que cuentan son las que ocurren fuera o después de cualquier escuela.

Es interesante que Harry Potter esté fuera de la escuela, porque allí no se lo estudia, pero transcurra justamente en una escuela, que si bien no directamente, indirectamente da a sus lectores una buena cantidad de instrumentos para que hagan la elección de “sus clásicos”. Digo esto porque la chispa encendida al leer Harry Potter encendió en mi caso la lectura de los clásicos. Al margen de esto, colocar las aventuras en el ciclo lectivo fue un hallazgo, ni siquiera Krabat, aunque transcurre en un espacio escolar y sus protagonistas son magos, supo llevar a fondo las posibilidades literarias de esa elección. JKR hizo uso de referentes clásicos inobjetables al llamar Hermione a su heroína y al presentar una batalla final donde Hogwarts arde como arde Troya en el relato que Eneas le hace a Dido en la Eneida.

Los jóvenes que no se interesan acaso no tengan incentivos, pero hay muchos jóvenes apasionados y algunos a los que les encanta encontrar referencias grecorromanas (me da risa porque conozco a un estudiante de Derecho, Ceballos, que casi es lo único que hace en su vida: en el escritorio tiene un casco romano y una espada). Los jóvenes se interesan cuando les señalo, por ejemplo, que Gryffindor y Grecia comparten una homofonía que establece la equivalencia entre la saga y el mito; o cuando les comento que el nombre de la profesora Mc Gonagall, protectora de Gryffindor, es igual que el de la diosa que protege a Grecia en la Guerra de Troya: Minerva. Es muy fuerte el componente mágico: genera mucha atracción. Calculo que a los jóvenes que se identifican con Slytherin les gustará más encontrar referentes romanos y a quienes se identifican con Gryffindor, griegos.

Doy un ejemplo puntual: este verano, la profesora Berta Cantó Gargallo me hizo llegar una hipótesis sobre un referente clásico en Harry Potter y el legado maldito: ¡puso en relación a Delfi con Delfos! Era obvio el paralelismo, pero yo no lo había pensado (algo parecido a lo que pasa en La carta robada de Poe: no se ve por estar muy a la vista): “Si conoces la relación/paralelismo de Lord Voldemort/Marvolo con Apolo –me escribió Berta, siguiendo mis hipótesis– no hay duda alguna; y no solo por el nombre del santuario más célebre del dios y todo lo que representa cultural y tradicionalmente, sino también por otros personajes mitológicos” (¿Nagini como Pitón?).

Es un juego que contagia, que tienta, realizar estas comparaciones. La profesora Berta tiene 27 años, yo 50, ella es para mí una joven. Empiezo a tener más oportunidades de conversar con lectores de Harry Potter que ya conocen a los clásicos, porque cuando descubrí los paralelismos, lectoras como Berta eran todavía muy pequeñas.

3)  ¿Colecciona algo con referencias clásicas? ¿Ha influido en buscar referencias clásicas en HP?

Colecciono citas de romanos contra griegos: frases, párrafos. Tengo una lista, que se va engrosando con los años… y me ha hecho dar cuenta de muchas cosas. Dice Eduardo J. Prieto (profesor y filólogo argentino, traductor del Satiricón): la cultura en general suele reflejar el uso ofensivo del adjetivo “romano”, pero es sensacional ver en los textos latinos funcionar como insulto el calificativo “griego”. Tácito es un experto en esa gracia: en el libro II de los Anales, sobre Armiño, por ejemplo dice: Tuvo treinta y siete años de vida y doce de potencia: hoy en día se canta de él entre los bárbaros; no alcanzó a ser conocido en los anales de los griegos, porque esta gente no hace admiración sino de sus cosas.

La tradición Troya-Roma la veo más en Ravenclaw, a través de Cedric y Cho Chang, que para mí son Héctor y Andrómaca. El llanto de Andrómaca es emblemático, muchos escritores lo han trabajado (Baudelaire en el poema 106 de Las Flores del Mal, “El cisne”, que dedica a Víctor Hugo). Me dio gracia encontrar como referencia clásica en Harry Potter la frase: “Cho le gustaba desde hacía siglos”. Aparece varias veces más en la saga esta expresión temporal, llamativamente alusiva a personajes cuyo paralelo en el mito es central, por ejemplo en La cámara secreta en boca de Ron cuando debate con Harry y Hermione quién podría ser el heredero de Slytherin.

4) ¿Cuándo, cómo y por qué se interesó por el mundo clásico? ¿y por encontrar en HP  referencias clásicas?

Cuando yo entré en la carrera de Letras en la Universidad de Buenos Aires, hacía un año que habían cambiado los planes de estudio, que redujeron los niveles obligatorios de Lengua y Cultura Griega y Latina al dividirse la carrera en tres especialidades: Letras Modernas, Lingüística (que son las más elegidas por los estudiantes) y Letras Clásicas. Perdió mucho, en mi opinión, la formación en Letras cuando convirtió lo clásico en especialidad. Como no hice la orientación en Clásicas sino en Modernas, al recibirme en 1998 me propuse leer cronológicamente los clásicos griegos y latinos más importantes. Entonces sucedió que mis hijos se apasionaron leyendo Harry Potter al mismo tiempo que yo estaba leyendo a los clásicos y comenzamos a encontrar coincidencias, y conversamos durante ocho años seguidos. Entonces me dije: tengo un tema.

Me dio intriga Homero desde que me regalaron la Ilíada y a mi gemela la Odisea ilustrados cuando éramos niñas; sin embargo, nunca me interesaron tanto los clásicos como después de leer Harry Potter, porque los entendí mucho más que cuando los estudiaba formalmente. Para relacionar texto y contexto, piensen que La piedra filosofal se publicó en 1997 pero se tradujo al español (y al catalán) en 1999 (yo lo leí en 2002), que Las reliquias de la muerte salió en 2007 y El legado maldito en 2016; que la primera película se estrenó internacionalmente en 2001 y la última en 2011. Dice Sara Martín Alegre, profesora de Filología Inglesa de la Universidad Autónoma de Barcelona, acerca de los lectores “originales”: “Esto significa que muchos estudiantes pasaron por un proceso de 10 a 12 años de familiarización con la serie, durante el cual pasaron de niños de escuela primaria a estudiantes a punto de entrar en la universidad” (revista Espéculo, Universidad Complutense de Madrid, Nº 55, 2015, p. 58). Tal cual fue con mis hijos. La experiencia tuvo singular importancia en la formación de la identidad, y parece haber sido bastante homogénea para los lectores de todo el mundo de la misma generación. El cómo puedo resumirlo en esta frase, que muestra una escena de padres e hijos que resultó sorprendente cuando empezó a ocurrir: “Josh [un lector de Harry Potter] recuerda a toda la familia de cuatro miembros participando en una experiencia de lectura colectiva” (Alegre, p. 59).

5) ¿Cómo se le ocurrió relacionar la saga de Harry Potter con la literatura clásica y específicamente con las obras que toman la Guerra de Troya?.

Fue por azar. Si cuando mis hijos leían la saga yo no me hubiese propuesto leer a los clásicos, jamás habría advertido la corespondencia. Se me ocurrió viviendo dos experiencias cruzadas: la lectura y la conversación. Concretamente, al enterrarme de que Menelao, el padre de Hermione, cuando empieza la Guerra de Troya se la promete como esposa al hijo de Aquiles y también al hijo de Agamenón, no tardé en sospechar que Harry Potter y Ronald Weasley podrían estar encarnando a los hijos de estos guerreros. También desde que Molly Weasley se me figuró una graciosa adaptación de Clitenmestra, madre de Orestes. ¿Recuerdan cuando en La cámara secreta Harry y Ron, transformados en Crabbe y Goyle, leen en la sala común de Slytherin un artículo de El Profeta? Ese artículo finaliza con este comentario sobre Arthur: “su esposa dijo a los pe­riodistas que se marcharan o les arrojaría el espíritu de la familia”. En esa escena recuerdo haber comentado riéndome: ¡Es el colmo, escuchen!, pues considerando la sangrienta leyenda familiar de Orestes, me había quedado atónita ante esa frase y necesitaba compartir mis impresiones. Es que tan fuerte es el espíritu criminal de la familia de Agamenón en la factura clásica, que la saga lo materializa: ¡el espíritu habita en las cañerías de la Madriguera! El epígrafe de Las reliquias de la muerte es un pasaje de la Orestíada de Esquilo.

Y también por ese diálogo de La cámara secreta donde Harry dice: Pero, ¿por qué habrá tenido que irse a la biblioteca? Y Ron, encogiéndose de hombros, le contesta: Porque eso es lo que Hermione hace siempre. Cuando tiene alguna duda, a la biblioteca. Es decir, yo hice lo mismo. Tenía dudas, y fui a la biblioteca… clásica.

6) ¿Qué puede contar acerca de las lecturas de Rowling?

Enid Blyton y Richard Scarry son los primeros autores que cita Rowling cuando Lindsey Fraser, en una entrevista publicada por RBA en 2000, le pregunta qué leía de niña. Cuenta que le regalaban montones de libros y que su madre era una lectora voraz. Eso debe haber influido mucho en su avidez por la lectura. Tambien cita a Anna Sewell, a May Alcott (Mujercitas) y cuenta que su libro favorito era El potrillo blanco de Elizabeth Goudge. A los nueve años leyó Operación trueno de Ian Fleming; a los once o doce, Orgullo y prejuicio de Jane Austen; y a los catorce, Feria de vanidades de Thackeray. En otro lado cuenta que tomó el nombre Hermione de Shakespeare.

En 1999, una escuela de Míchigan restringió el acceso a los libros de Harry Potter y los niños hicieron una campaña de cartas, clubes y peticiones que confluyeron en la formación de una página de internet y luego un foro que aborda la censura en general.

En el discurso que Rowling pronunció ante los graduados de Harvard, el 5 de junio de 2008, narra la lucha con sus padres para definir sus estudios. Les hice un compilado del video (que está en youtube, por suerte ahora subtitulado):

Imatge de previsualització de YouTube

Dice Rowling:

Apenas el auto de mis padres doblaba la esquina al final de la calle, abandonaba Alemán y me escabullía al pasillo de la Literatura Antigua. No recuerdo haberles dicho a mis padres que estaba estudiando los clásicos, deben haberse enterado el mismo día de mi graduación. De todas las materias en este planeta, creo que les hubiera resultado muy difícil encontrar una más inútil que la Mitología Griega.

En otro tramo dice: “Una de las tantas cosas que aprendí al final del pasillo de Literatura Antigua que merodeaba cuando tenía 18 años, en busca de algo que no podía definir, era esto, escrito por Plutarco”… Y así termina: “Mañana, aunque no recuerden una sola palabra mía, espero que recuerden las de Séneca, uno de esos viejos romanos que conocí cuando huía a los pasillos de Literatura Antigua, en refugio de carreras más prometedoras… en busca de sabiduría remota”.

La lectura de los clásicos vivida por Rowling como un secreto valioso está en la concepción misma de su obra. Pienso que el encanto y la atracción que ejerce Harry Potter proviene de ese secreto.

En Argentina Harry Potter fue visto en general como un fenómeno puramente comercial, se explica su éxito de ventas con demasiada precipitación. El Papa anterior (no el argentino) condenó la obra por diabólica; y el crítico Harold Bloom la calificó de porquería. Excelentes recomendaciones.

7) ¿Por qué cree que a los jóvenes nos gusta más leer a Rowling que a Homero, Virgilio, etc.? ¿Se puede hablar de MITO MEDIATIZADO en Harry Potter?

Piensen esto: Frankenstein pasa de la novela (leída con cierto interés por sus contemporáneos: 1818) al teatro y después al cine. El cine multiplica el rasgo mitológico del personaje, hay numerosísimas versiones, incluso de televisón. La creación del monstruo en la novela ya tiene condición de mito; el cine traduce, amplifica esas condiciones. Como si el pasaje a la imagen, a la representación en imagen fílmica, potenciara ese rasgo. Leer a Homero o Virgilio y leer a Rowling son dos experiencias muy distintas, pero no tan asimétricas como se supone.

Con esta pregunta, ustedes están aludiendo al conjunto de representaciones que atañen al orden histórico, a la densidad y la dificultad de leer a Virgilio, a los dispositivos de simplificación de lo clásico en el lenguaje de Rowling. La lectura de Harry Potter conecta con requerimientos de la época; Homero parece suponer un gusto anacrónico, a destiempo. Desde este punto de vista se puede hablar de “mito mediatizado”. Porque Harry Potter es un mito contemporáneo, arraigado en fenómenos actuales: extensión y globalización de la lectura, la satisfacción de una lectura comparable a los entretenimientos de la comunicación, de la información. Pero Rowling ficcionaliza estas cuestiones de la cultura hegemónica contemporánea.

Les gusta más Rowling porque habla “su idioma”, el de ustedes, el de esta época, y lógicamente Homero y Virgilio no lo hacen. Ustedes tal vez lo pensaron: ¿no es Harry Potter un gran indicio de que hay que transformar la vida escolar, la forma de enseñar? Una frase de Catón (de Ad filum libri): Rem tene, veba sequentur. Como ustedes dominan el asunto, no les faltarán las palabras para entrar por esos laberintos antiguos que JKR merodeaba con pasión a los 18 años. Confío en esta intuición apoyada por la lúcida observación de la profesora Alegre cuando opina que los lectores originales de Harry Potter, lejos de ser víctimas de estrategias pérfidas de marketing, “situación que negaron con vehemencia”, emprendieron “una experiencia profundamente significativa para ellos como lectores. Muchos se convirtieron en lectores gracias a la serie, desarrollando una pasión por la lectura que tuvo un efecto de bola de nieve”. Leer Harry Potter “tuvo poco que ver con un mero pasar páginas y mucho con, literalmente, el descubrimiento de la ‘magia’ de la lectura (al fin y al cabo, la gran mayoría de mis informantes están estudiando un grado en Lengua y Literatura)” (p. 58). La dificultad para clasificar la saga también ha hecho decir a Sara Martín Alegre:

“Un fenómeno como el de Harry Potter revela que el paradigma teórico que utilizamos hoy en Estudios Literarios y Culturales es confuso y desconcertante: después de todo, ni siquiera está claro si la serie de Rowling es Literatura, y no tenemos ninguna teoría para dar cuenta del profundísimo vínculo emocional de los lectores con la serie, más allá de lo que los Estudios del Fandom proporcionan en relación a la afectividad (y que es aún muy poco). Y no todos los lectores, insisto, somos fans. La serie incluso ha desdibujado la barrera entre literatura infantil y literatura adulta, lo que hace aún más difícil entender qué tipo de recepción estamos explorando y por parte de quién” (Espéculo, Nº 55, 2015, p. 57).

8) ¿Quién es Harry en el mundo antiguo?. ¿Qué autores clásicos se necesitan leer para darse cuenta de quiénes son los antepasados o modelos originarios de estos “referentes” clásicos (potterianos)? 

Es el hijo de Aquiles. Su sobrenombre es Pirro, que significa “rubio” o “de color de fuego”. Su nombre es Neptólemo, Neoptólemo o Neoptolomeo (según el traductor): significa “joven guerrero” por la corta edad con que es conducido a Troya para poner fin a la Guerra. La profecía dice que sólo el hijo de Aquiles podrá ganarla. Y así ocurre.

Pirro es un personaje llano, como Harry. Cumple con el modelo del héroe-medio postulado por Aristótéles en su Poética. Pueden verlo en la Andrómaca de Racine con los rasgos propios del personaje clásico, inspirando estima y sim­patía, con “dominio de sí −sofrosine−, corrección y repugnancia por los excesos en el lenguaje y en los sentimientos” (así lo define Patricia Guerrro en “Una figura modélica clásica en el siglo XVII europeo”, Signos, 34, Universidad Católica de Valparaíso, Chile, 2001).

En Harry Potter y el legado maldito la equivalencia entre Harry y Pirro se continúa en sus descendencias; pues el trágico suceso que protagoniza Pirro con su hijo puede verse “trasladado” al malestar que siente hacia su padre Albus Severus Potter, y que atraviesa todo el libro. Pirro ordena la muerte del niño (que según la versión de Eurípides es hijo suyo con Andrómaca, y según la pieza de Racine es el hijo que Andrómaca tuvo con Héctor).

Tanto en la Ilíada como en la Odisea pueden verse personajes y peripecias que se reflejan en la saga. Anécdotas de cuando son niños no hay, por eso se los ve representando en Harry Potter escenas que protagonizaron sus padres. Hay varias en la Ilíada. James es el paralelo de Aquiles, y Patroclo es el antepasado de Sirius (de hecho, el mito dice que de adolescentes Aquiles y Patroclo vivieron juntos, como James y Sirius). Lean la primera mención que hace Aquiles sobre su hijo en la Ilíada, justo antes de dar, por fin, batalla a los troyanos. Está ante el cadáver de Patroclo y expresa los deseos frustrados del vínculo entre su amigo y su hijo. El tercer libro de Rowling, El prisionero de Azkaban, se basa en este lazo.

Dumbledore es similar Néstor. Y Hagrid remite a Ulises por su función de llevar al niño protagonis­ta a la escena donde se destacará, y por su naturaleza de héroe aventurero, que sobresale más por atravesar peligros y ser arriesgadamente curioso, o por construir de improviso cosas con troncos (la balsa para salir de la isla de Calipso), que por ser un guerrero esbelto e ideal. En esto es lo opuesto a Aquiles. No es de extrañar, entonces, que Hagrid viva en una casa de troncos y sea profesor de “Cuidado de las criaturas mágicas”, asignatura que enseña a los alumnos a familiarizarse con monstruos comparables a los que Ulises enfrenta en la Odisea, y que meten en más de un problema al héroe griego, como las criaturas mágicas a Hagrid.

También el Filoctetes de Sófocles, donde el hijo de Aquiles va acompañado por un adulto a una isla en busca de las armas para terminar la Guerra (hay en esta pieza un escenario casi idéntico al del capítulo 26 de El prínicipe mestizo); la Andrómaca de Eurípides; y la Eneida, por supuesto.

El que toma a Pirro como protagonista en su periplo a Troya es un poeta griego considerado “menor”: Quinto de Esmirna, que escribe las Posthoméricas como mil años después que Homero y cuenta todo lo que pasa entre la Ilíada y la Odisea (porque al final de la Ilíada la guerra no terminó y Aquiles está vivo, pero cuando empieza la Odisea la guerra ya terminó y Aquiles está muerto). En “El personaje de Neoptólemo en las Posthoméricas de Quinto de Esmirna”, Mario Toledano Vargas sugiere confrontar el Pirro de la Eneida en los libros II y III, el de la Heroida VIII de Ovidio, el de las Troyanas y el del Agamenón de Séneca (Actas del IX Congreso Español de Estudios Clásicos, Madrid, 1998).

Pueden revisar también, entre las Cartas de las heroínas de Ovidio, la de Hermione a Orestes. El amor que trasuntan los tres personajes principales se percibe en la Andrómaca de Racine. Ya mencioné a Shakespeare, hay que revisar más obras suyas. Para el paralelo de James y Lily con Aquiles y Deidamia –el enamoramiento, el escondite, el nacimiento de Pirro–, la comedia Aquiles (1612) de Tirso de Molina.

¿Por qué no es fácil reconocer los referentes o paralelismos clásicos en la estructura de personajes de la saga de Harry Potter?.

Los protagonistas no son personajes centrales en el mito, esta es una razón. Aunque Neptólemo haya sido artífice del triunfo, es bastante lateral en la literatura antigua. Y porque no hay un solo libro, ni dos ni tres, donde puedan constatarse todos los paralelismos. Pero si se indaga, la estructura de personajes es clara en los tres hijos de los héores griegos y sus familias (Harry Potter y Hermione Granger son hijos únicos, como los míticos Pirro y Hermione). Otra razón: Harry Potter es una reelaboración singularísima, que abreva en los clásicos y en otras tradiciones. Además las referencias están desperdigadas a lo largo de tres mil años de literatura, en obras que toman fragmentos del mito; a lo que se suma el contexto de producción, que opera sobre las tramas y personajes modificándolos según los géneros y los intereses del escritor. El mío ha sido un trabajo de reconstrucción, guiada por ecos, resonancias. Por ejemplo, en el cotejo Cho/Andrómaca, los signos para el reconocimiento van desde la referencia escondida en una frase al pasar (“hacía siglos”) hasta la carcaterización del personaje. Todo El caliz de fuego está estructurado a la manera de la Ilíada: la demora del protagonista en participar; la muerte de Cedric y el rescate de su cadáver como el de Héctor; los bienes entregados; la tregua en el combate y el banquete final. El trabajo de Toledano Vargas explica la enemistad de Apolo con Neptólemo a causa de que el dios mató a Aquiles, es decir que da pistas sobre el origen del enfrentamiento entre Harry y Voldemort con motivo del crimen de James Potter. No es poco.

9) ¿Por qué o de qué modo cree que siguen siendo actuales los clásicos?. ¿Cómo ve la actualidad (o la actualización) de los clásicos en Harry Potter: qué tiene de clásico Harry si no fue un protagonista importante en la literatura antigua y lo es en la saga de Rowling?. ¿HP es literatura comercial o una gran puerta de entrada a la literatura?

Los clásicos resurgen en el mágico trío de Harry, Ron y Hermione al conocer el mítico triángulo entre Pirro, Orestes y Hermione. Los autores trágicos del siglo V a.C. retoman la vida de estos tres personajes cuando están en edad de casarse, en un dramático triángulo amoroso, pero nada dicen de su niñez. Acá es donde cobra forma mi lectura: Harry Potter “actualiza” la infancia de esos tres niños griegos que dejaron de tener contacto con sus padres durante los diez años que duró la Guerra de Troya. Nadie había detectado en la épica y la tragedia esta ausencia, hasta que JKR lo hizo. Una idea extraordinaria.

Harry Potter es más que una puerta de entrada a la literatura: es un portón que da al castillo de los clásicos, donde no solo hay libros. Su éxito se relaciona, para mí, con que su escritura inspira en los lectores niños o adolescentes el deseo de formarse (en este sentido, es una entrada a la lectura en general, no solo a la literatura), el deseo de afrontar las primeras adversidades (en esto Harry pasa de estar “secuestrado” a descubrir su verdadera identidad y ser libre) y los “autoriza” a apasionarse con lo que proyectan ser.

10) Una pregunta sobre la intertextualidad, las relaciones dialógicas, en el caso de su lectura de HP y los clásicos: ¿En qué niveles (personajes, tramas, ideas, etc.) advierte esa relación?.

En múltiples niveles, que se reacomodan según las necesidades de la narración de JKR. En Harry Potter hay muchas fórmulas al estilo homérico, del tipo “y sus armas resonaron”. Podría hablar del discurso dialógico (dimensión consolidada en el Renacimiento y que tiene sus orígenes en la Antigüedad Clásica), o de novela polifónica, por lo que tiene la saga de renovación (aunque la autora hable de innovación). Dentro de las formas del dialoguismo hay, claramente, estilización… Pero prefiero contar una anécdota literaria que da una idea más ilustrativa de cómo pienso la intertextualidad.

Witold Gombrowicz, uno de los mayores lectores que uno pueda imaginar –ha contado Ricardo Piglia en un reportaje− hizo algo increíble con La Divina Comedia: la reescribió. Ungaretti, indignado, le envió un telegrama y casi lo hace poner preso. Pero a Gombrowicz ¡le encantó la reacción de Ungaretti! El escritor polaco había hecho esa reescritura como una provocación, pero en el fondo lo que enseñaba era a no tomarse demasiado en serio ningún texto, a no hacer ningún acto de contrición frente a obra alguna, ni siquiera ante la más perfecta. Piglia recuerda la metáfora de Forster, que en su libro Aspectos de la novela imagina a todos los novelistas ingleses escribiendo al mismo tiempo en una biblioteca, usando lo que pueden de una mesa común: unos roban el bolígrafo a otros, se espían, y para evitarlo se sientan en una punta. Y dice que se podría hacer una historia secreta de la literatura según los procedimientos literarios en los textos.

11) Si cree que JKR es una buena escritora y si piensa que su saga es un “clásico”, ¿por qué muchos críticos la han menospreciado, por ejemplo Harold Bloom?.

Es una pregunta excelente. Yo no conozco a nadie que habiendo leído los siete libros la haya menospreciado; se propuso una tarea monumental, la crítica no puede quedarse en la letra. Esta debe ser la falla, quedarse con el enunciado en vez de con la operación de enunciación, de lectura y escritura. En cuanto a Bloom, durante muchos años me pregunté cómo era posible que el mayor especialista en Shakespeare pudiera haber leído el nombre “Hermione” sin darse cuenta de la filiación clásica. Hasta que conversando con un amigo hallé la respuesta. Él la dijo: “Justamente, la habrá calificado así porque se dio cuenta”… Entonces recordé La angustia de las influencias, donde Bloom analiza cómo los autores retoman ideas de sus precursores (nunca estuve muy de acuerdo con que la influencia literaria generara “angustia”, más bien creo que genera alegría). Y se entiende más aún que haya descalificado a Rowling recordando que Bloom soslaya completa y premeditadamente las intervenciones de la crítica en la integración del canon. Por cierto, es posible también que su menosprecio fuera una forma de hallar publicidad para el libro Relatos y poemas para niños extremadamente inteligentes de todas las edades que publicó poco después de escribir contra Rowling.

12) Cree que un hilo conductor une la literatura desde Homero hasta JKR: ¿HP es reescritura de autores que ni siquiera habíamos sabido que existían?. ¿Hay una conversación entre los textos…? ¿Tiene algún valor pedagógico? ¿Por qué lo cree?

Todo buen escritor reescribe, de una u otra forma. El valor pedagógico de la saga es muy grande por esto (requiere audacia reconocerlo, sin duda, porque se trata de asociar objetos que no suelen estar juntos); el lector ingresa al mundo antiguo motivado por los personajes que ya conoce. Yo he leído mucho más a los clásicos a partir de JKR.

Podría tomarse la hipocresía que condensa el personaje de Gilderoy Lockhart, el escritor canalla (aquí hay otro dossier interesante para hacer) y preguntarse: ¿cuáles son los Lockhart de cada país? ¿Qué serie autobiográfica se puede establecer desde las Confesiones de San Agustín hasta Magical me? ¿El corpus está mal y debería comenzar en Galeno? ¿O en Platón y su polémica Carta Séptima? Si algo prueba Hogwarts es la importancia de que el estudiante piense por sí mismo, como ha planteado recientemente Jaques Rancier en El maestro ignorante: cinco lecciones de emancipación intelectual, donde trata el caso de Joseph Jacotot, el profesor que en 1818 enseña francés a estudiantes flamencos con solo una edición bilingüe de la Telemaquia porque no conoce el dialecto que hablan sus alumnos. Rancier recuerda que relatar y adivinar son las dos operaciones maestras de la inteligencia; ¿no hacen acaso eso continuamente Harry, Ron y Hermione? Tal vez los lectores pasemos por la misma experiencia que pasó Harry en la ficción, que “no sabía y supo” su pasado. Esto significaría que Rowling dramatizó en su escritura la ope­ración de lectura: nos puso ante pistas para que descubramos la identidad literaria de Harry Potter.

13) ¿Qué indicios, qué signos le dieron los textos de JKR y cómo le llevaron a formular su teoría?.

Asombra cómo representa Quinto de Esmirna a Paris, su cobardía: ¡Peter es un calco! Y si Voldemort es Apolo, y Apolo es el que mata a Aquiles con ayuda de Paris en la versión más conocida de su muerte (no es esta la versión que maneja Quinto), no sorprende que Voldemort haya matado a James con la ayuda de Pettigrew.

Los signos pueden aparecer en un episodio, un ritmo, un escenario, un diálogo, una caracterización… Continuamente me parecía estar leyendo escenas que ya había leído, esa sensación fue otro indicio. Además tenía dos “secretarios” que podían responderme a toda hora especificidades acerca de miles de páginas, mis hijos. La memoria de los niños es asombrosa: les preguntaba por una escena y ellos sabían en qué tomo y capítulo estaba.

El indicio más fuerte: la pasión que la lectura de Harry Potter provoca. Publiqué en 2006 un libro electrónico con registros de comparaciones, en 2010 expuse mis hipótesis en un Congreso Internacional de Literatura Infantil y Juvenil en la Biblioteca Nacional, y en 2011 formulé el libro que ahora estoy repensando.

¿Es una teoría? Yo las llamo hipótesis. En todos estos años hubo lectores precisos, que pude entrevistar, por lo general jóvenes de sólida formación, como Guadalupe Campos (hoy doctoranda en filología hispánica), quien analizó la saga, entre otros aspectos, dentro de la tradición genérica en la que se enmarca y con la que Rowling está dialogando: la prolífica y genial literatura infantil británica, el juego con los ritmos y con la aliteración. También adultos que leyeron Harry Potter junto con sus hijos o sobrinos, como las profesoras Claudina Silva Nieto, de francés, e Inés Korín, de inglés; la periodista científica Alejandra Folgarait, que publicó un artículo en el diario La Nación cuando salió Harry Potter y el legado maldito; o el profesor de italiano de la Facultad de Filosofía y Letras, Julio David Auster, quien compartió la lectura de la saga con su nieta y al conocer mi trabajo me escribió: “Siempre sospeché que detrás de los personajes había algo más” (ahora está estudiando catalán y sánscrito). Hoy mismo, que respondo esta entrevista, tuve la oportunidad de dar una charla en el salón de actos del colegio ILSE (Instuto Libre de Segunda Enseñanza, dependiente de la Universidad de Buenos Aires) convocada por la profesora Silvia Chozas, con alumnos de tres cursos de 2º año (14 años). Me ha dado mucha alegría no solo saber que las profesoras del área están interesadas en mis hipótesis, como ustedes a través de las profesoras Margalida Capellà Soler y Berta Cantó Gagallo, sino por que haya sido la inquietud de un alumno de esos cursos, Facundo (hijo de Inés Korín), con quien yo había hablado tres años atrás, el que promovió el encuentro educativo. En definitiva, acaso ese diálogo que parecía imposible entre lectores de Harry Potter y lectores de clásicos pueda tener cada vez más lugar a medida que los primeros lectores dejan de ser niños y se convierten en estudiantes universitarios o profesores de literatura.

14) ¿Qué nos perdemos si no leemos a los clásicos, más allá de lo sabido que dice Italo Calvino?.

No comprender las referencias clásicas implica, en parte, quedarse afuera del mundo de las ideas, o tener una comprensión muy parcial. Porque está tan imbricado en occidente el pensamiento clásico que somos platónicos sin saberlo. Pienso en el campo de la persuasión, la historia de los géneros literarios, su conformación marcada por la literatura griega y latina. Es importante conocer a los clásicos para no quedar atrapados en supuestas novedades; incluso para cuestionarlos.

El griego y el latín son lenguas que hacen pensar; cada vez se estudia menos gramática. Es triste, muchas capacidades de lectura y escritura se pierden. Su lectura constituye un acto de resistencia a la dominación poscolonial, a las continuas “actualizaciones” a las que nos somete la tecnología convirtiéndonos en analfabetos continuamente. Es más: las tecnologías de celulares, cada vez que empezamos a escribir un mensaje, nos ofrecen ya escritas las palabras que más usamos; esto reduce nuestro vocabulario a una ínfima cantidad. Se supone que nos facilitan la comunicación, pero achican la lengua, achican el pensamiento, se pierden los matices: es decir, la literatura (sin matices no hay literatura).

15) ¿Qué pasión sintió al leer la saga de Harry Potter? ¿Qué diferencia hay entre leer a HP o leer a los clásicos? ¿Es mejor leer a los clásicos que leer HP y por qué?

Sentí una pasión literaria similar a la alegría de leer a Lucano después de haber leído a Homero y comprobar que la Farsalia era una suerte de canto a la hipálage y la negación. Harry Potter es, para mí, el último clásico. La ficción tiene estatuto de verdad, por otra parte. Sentí además intriga por averiguar por qué tantos niños y jóvenes y adultos de tan diversas culturas se apasionaban con la historia. ¡450 millones de libros vendidos y traducidos a más de 70 idiomas! ¿Cómo era posible? Me intrigó además porque veía que se trataba de una fascinación que jamás había visto en niños ante la lectura de otros libros, por muy buenos que fuesen. Y he estado en contacto con niños que leen desde que era muy joven. Por supuesto, una vez que comprendí que había una correspondencia tan exacta en la estructura de personajes, analizar las similitudes fue una tentación incesante (espoleada por mi predisposición a comparar, que a veces pienso que es un acto de venganza por haber sido objeto de comparación desde que nací, por ser gemela idéntica).

No plantearía la lectura de Harry Potter o los clásicos en términos de cuál es mejor; diría que para el estudiante de literatura es mejor abordar los clásicos después de haber leído la saga, incluyendo el tomo de Thorne. O hacerlo simultáneamente, como fue mi caso, comparando, por ejemplo, la escena donde Harry visita la tumba de su padre y Neptólemo la del suyo en las Posthoméricas, o analizando cómo le habla Néstor a Pirro, ¿lo hace como Dumbledore a Harry? La saga es como una gran regla mnemotécnica para recordar quién es quién, cómo y qué hizo en el mito, y sobre todo, para apreciar la tarea de reescritura disfrutándola.

Cuando JKR plantea que todas las ideas las sacó “de la cabeza” tiene razón: en su cabeza están las lecturas de los clásicos. Ella no tiene por qué revelar su “laboratorio”. Pero eso no quiere decir que no podamos verlo nosotros. Como lectora, pienso que sin que ardiera Troya jamás habría podido arder Hogwarts (otra vez la homofonía).

16) En relación a los personajes: ¿Cree que sus nombres están relacionados con sus personalidades? ¿Qué personaje tiene, para usted, el nombre que más le caracteriza?

Sí, están muy relacionados. En el caso de Hermione Granger es evidente su carácter espartano (como Esparta triunfa sobre Atenas en la Guerra del Peloponeso, el tratamiento despreciable que reciben en Eurípides los espartanos –Hermione y sus padres– se explica entre otras cosas porque Eurípides es ateniense). Pero hay un caso perfecto para responder esta pregunta: Voldemort, cuyo antecedente clásico es Apolo, dios “imaginado como señor del mal” (tal como reza la entrada de este nombre en el Diccionario de mitología clásica de Falcón Martínez, Fernández-Galiano y López Melero). Aunque cuando pier­de su fuerza, Voldemort tiene de Príamo esa característica débil, de hombre mayor retirado, pasivo en su palacio, cuyos súbditos hacen las cosas por él. Es evidente que la fi­gura del anciano Príamo, aun siendo el rey de Troya, no concentra por sí sola muchos elementos propicios para la confección de un enemigo temible; por eso las figuras de Apolo y Hades completan el armado del personaje. Por otro lado, además de equivaler estructuralmente a Apolo, que es el protector de Troya, Voldemort impresiona por un aspecto notorio que lo liga a otro dios: Hades (quien justamente da nombre al reino de los muertos) y es el modo de nom­brarlo: si en Harry Potter a Voldemort se le dice El Innombrable, el nombre Hades, que los antiguos pensaban que significaba el Invisible, no era casi nunca utilizado para invocarlo a fin de no excitar su cólera, prefiriendo llamarlo por medio de eufemismos.

17) Ahora tiene que elegir un solo personaje de la saga. ¿Con quién se queda? ¿Qué referentes clásicos tiene?

Me quedo con el primero que fui a buscar el año pasado cuando salió Harry Potter y el legado maldito; era evidente que tenía que aparecer: Amos Diggory; porque equivale a Príamo (otra vez la homofonía) y en el esquema de Rowling faltaba la traducción de esa escena, de la tregua en el enfrentamiento y el diálogo fundador del humanismo occidental que Rowling no iba a dejar pasar, según mi conjetura, y que está en la Ilíada cuando Príamo le pide a Aquiles que le devuelva el cuerpo de su hijo muerto.

En El cáliz de fuego, la reunión con el ministro Fudge, quien se acaba de retirar del despacho de Dumbledore, tiene visos de secre­ta: casi nadie sabe lo que está pasando allí y las hipótesis que se manejan sobre el regreso de Volde­mort. En la Ilíada, también Príamo y Aquiles ne­gocian a espaldas de los aqueos las cuestiones de la guerra, por eso Aquiles le sugiere a Príamo que duerma abajo del pórtico, por si vienen a consultarlo y lo ven. Y por eso Mercurio se encarga de guiar el carro y los mulos que llevan el lecho con el cadáver y los dones a través del ejército griego sin que nadie se percate. Son atmósferas de negociación similares. Faltan dos páginas para que la Ilíada termine y unas quince para que concluya El cáliz de fuego. Harry, vencido de cansancio, bebe en la enfermería una poción para dormir sin tener sueños, y se duerme. Príamo, vencido por el cansancio, se rocía con ne­gro vino la garganta antes de quedarse dormido en medio de los enemigos, donde lo ha invitado Aquiles a descansar.

Esta escena es retomada por Virgilio en la Eneida, cuando, muerto ya Aquiles, Príamo le recuerda a Pirro cómo se comportó su padre en aquella ocasión: “No, no se condujo así con su enemigo Príamo aquel Aquiles de quien te mientes, hijo, antes bien respetó los pactos y la fe de un suplicante, me devolvió, para que lo sepultara, el cadáver de Héctor y me dejó restituirme a mi palacio”.Thorne ha extendido con gran despliegue esta escena del rey enemigo en la figura del padre de Cedric, que asume la voz de Príamo reclamando su audiencia con Harry en el Ministerio, quejándose de que Harry “no lo atiende”. Responde perfectamente a la composición virgiliana. De una generación a otra los griegos no son los mismos; esto es lo que Virgilio le hace decir a Pría­mo.

No hay lugar aquí para analizar la estrategia dramática de Harry Potter y el legado maldito. El parlamento que cité de Príamo tiene lugar cuando el hijo de Aquiles va a matarlo. La Guerra de Troya está por terminar. Y con esta frase resuelve Virgilio la escena final: “de aquel gran rey sólo quedan una cabeza separada de los hombros y un cuerpo sin nombre”. Cuerpos sin nombre. Buena expresión para una lectura estratégica de Harry Potter.

18) ¿Qué beneficios cree que aporta la lectura de HP a los jóvenes? ¿Debería ser indispensable? ¿Por qué?

No sé si indispensable; sería aconsejable que los profesores leyeran Harry Potter para estudiar con sus alumnos los clásicos. La materia de los clásicos es el mito, y el mito tiene un valor de conocimiento pre-científico, y en este sentido plasma verdades universales con una fuerza explicativa impresionante.

Las sociedades actuales están impregnadas de lenguajes empresariales, de la autoayuda, el entretenimiento, que últimamente han alcanzado a ser dominantes en la esfera política… Yo no hablaría en términos de beneficios o aportes, que me parecen empresariales, sino de experiencia. Dejar que Harry conduzca, lleve a los clásicos. Sería un modo de hacerlo sobrevivr al paso del tiempo, aunque ya sobreviva y no pueda ser una obra perdida como fueron la mayoría de las obras clásicas, pues son muy pocas las que se han conservado ¡y gracias a haber sido copiadas de forma manuscrita! Su fuerza es tan importante que hasta aperecen en Los Simpsons. La mitología griega tiene una potencia educativa de cuestiones humanas universales insoslayable.

Y otra cosa: por muchas premisas del género maravilloso o aspectos del fantasy y el folletín que pueda cumplir Harry Potter, es alto realismo sobre la vida contemporánea. No es un dato menor que Harry treintañero sea el Jefe del Departamento de Seguridad, también llamado Departamento de Aplicación de la Ley Mágica… Los estudiantes de periodismo podrían confrontar, por ejemplo, el funcionamiento de los medios gráficos donde los magos leen las noticias de su mundo: El Profeta y el El Quisquilloso, con los de sus ciudades. ¿Cuántas Rita Skeetter hay en Buenos Aires? ¿Y en Barcelona? Por otro lado, Rowling resemantiza muy bien, en los integrantes de Gryffindor, los valores democráticos.

19)  ¿Por qué, en general, recomienda la lectura de HP?

Es una necesidad intelectual y vital; desearía que alguien explorara a fondo qué distancia la obra de Rowling de las formas clásicas. Una de las pocas diferencias que pude observar, tanto en la obra como en declaraciones de la autora, fue la apología de la imaginación; esa ilusión que subordina el trabajo de la escritura a la pura ocurrencia. Y me pregunto si no será un mito moderno poner la literatura en el altar de la imaginación, sin dominio de lecturas, sin memoria. ¡Pero también esto aparece ficcionalizado en la saga! La “Oficina de Desinformación”, los “equipos de desmemorizadores” que tratan de modificar los recuerdos, la legeremancia. En fin, me pregunto si esa posición de Rowling no despoja al lector de la posibilidad de pensar o criticar lo que lee.

20)  Para terminar, ¿Qué nombre elegiría para poner a un negocio, tienda, …?

Poner un negocio o tienda es lo último que haría en mi vida. Así que le pondría El Innombrable.

Omnia sunt communia

Passejant pels carrers de Barcelona, mireu què he trobat?

Omnia sunt communia

Graffiti a Sarrià-Barcelona

Les coses de tots són comunes? Tot és de tots? Omnia sunt communia
Us felicito per haver guanyat XI Premi Espiral Edublogs, us desitjo un bon final de curs, una bona selectivitat… i seguiu amb els ulls ben oberts buscant referències clàssiques arreu i compartiu-les!

Mercè Otero-Vidal

A cada passa referents clàssics, guanyador a XI Premi Espiral Edublogs

79865172-4251-48e8-953a-5e74492f474a

Enhorabona, alumnes i col·laboradors de A cada passa referents clàssics, sou un dels tres blogs finalistes que ha guanyat en la XI edició del Premi Edublogs Espiral en la categoria Alumnos que construyen mayores de 16 años. En la cerimònia de lliurament dels premis que tindrà lloc a Madrid dissabte 10 de juny sabrem quina baldufa heu obtingut, però sigui quina sigui, és tot un reconeixement al vostre esforç per tirar endavant un bloc que estava condemnat a la desaparició si no s’actualitzava amb nous referents clàssics i ho heu aconseguit amb escreix. N’estic molt contenta i orgullosa de vosaltres! Em sap greu, però, no disposar aquesta vegada, com en l’anterior, dels diners per pagar-vos el viatge a Madrid. Sempre podeu fer un vídeo d’un minut d’agraïment i segurament l’organització el passarà el dia de la cerimònia. Posem fil a l’agulla? Feliciter!

Entrevistem Berta Cantó, professora de clàssiques i atleta

Les xerrades amb referents van caracteritzar aquest bloc en un primer moment, ara fa poc, l’Eloi ha tornat a recuperar aquesta bella tradició, tot entrevistat en Joan Gili, el conserge del nostre institut, guanyador del disseny del dimoni 2017 de Badalona. Nosaltres hem volgut entrevistar la Berta Cantó, professora de clàssiques i nedadora. Durant aquest curs ha vingut molts dels divendres a la classe de Grec 1 i ens ha guiat en la difícil tasca de llegir els clàssics amb eines actuals. Hem fet un role playing de la Ilíada a través del Facebook; bé encara no hem acabat l’aventura i ara la tenim de professora també a classe de Llatí. Qui ens ho hauria de dir!

No us perdeu l’entrevista que li vaig fer finalment el proppassat 28 d’abril i que el Faysal ha editat. Ens vam voler assabentar més sobre la seva feina, la seva carrera professional i les seves experiències i el més important: perquè va escollir estudiar Clàssiques? i com acabarà?.

Imatge de previsualització de YouTube
Berta Cantó amb el nostre petit Astíanax

Berta Cantó amb el nostre petit Astíanax

Arnau Torres (entrevistador) i Faysal (editor), alumnes de 1r de Grec de Batxillerat