Última Hora:ETA asegura estar dispuesta a “ir mas lejos” que un alto el fuego

Lo condiciona, sin embargo, a que se den pasos que se sitúen en la “lógica del desarrollo del proceso”

Bilbao. ETA asegura que tiene disposición para “un alto el fuego permanente y verificable, y también para ir más lejos”, aunque aclarando que previamente hay que crear las condiciones para ello y que esos pasos “hay que situarlos en la lógica del desarrollo del proceso”, el cual debe hacerse a través del “diálogo y la negociación”.

En una entrevista que publica hoy Gara con dos miembros de la organización armada, éstos aseguran que “el objetivo reside en la resolución democrática del conflicto político, en cerrar para siempre la herida, y eso nos exige actuar con responsabilidad a todos“.

La entrevista está realizada con anterioridad al acto celebrado ayer en Gernika, en el que la izquierda abertzale oficial, Aralar, EA, Alternatiba reclamaron a ETA “un alto el fuego permanente, unilateral y verificable como expresión de voluntad para un definitivo abandono de su actividad armada”.

ETA dice que para que “el proceso sea viable” es necesario, y es ahí donde apuntan los condicionantes, que “todos los agentes puedan actuar en igualdad de condiciones, que se establezcan los derechos civiles y políticos”. Además, los dos miembros de la organización inciden en la necesidad de que “se desactiven los castigos añadidos impuestos a los presos políticos vascos y que, en general, se desactive toda situación de presión, injerencia y violencia”.

Cuando ETA anunció el “cese de la acciones armadas ofensivas” aseguró que esa decisión estaba tomada desde hacía tiempo y en la entrevista argumentan su tardanza en dar a conocer esta postura en el hecho de, para esta organización, “el protagonismo debía corresponder a los agentes que están impulsando el cambio político. Haber hecho pública la decisión después de los acontecimientos de los últimos meses ha evitado que el paso de ETA se entienda de forma inadecuada”. Cuestionados sobre si el cese de los atentados tiene fecha de finalización, ETA se pregunta, según señala Gara, si hay alguien que quiera que haya tal fecha. “Nosotros, no”, responden, y recalcan que “ETA quiere avanzar en el camino de la resolución, cada vez con mayor profundidad, hasta que en Euskal Herria alumbre una verdadera situación democrática”.

Como si de un guión perfectamente establecido se tratara, ETA está dosificando sus comunicados a lo largo de este mes. El 5 de septiembre la BBC ofrecía un vídeo que le había hecho llegar días antes la organización armada en el que tres de sus miembros daban a conocer que, tiempo atrás, se había decidido el “cese de las acciones armadas”.

Dos semanas después, el 18 de septiembre, emitía un segundo comunicado en el que, refiriéndose a los firmantes de la Declaración de Bruselas, aseguraba que “ETA muestra su disposición a examinar conjuntamente los pasos de los que requiere una solución democrática, incluidos los compromisos que deba tomar ETA”. Sin embargo, en este segundo comunicado no daba respuesta a la Declaración de Bruselas, que le exigía un alto el fuego “permanente y verificable”.

Mañana, 27 de septiembre, día en el que la izquierda abertzale conmemora el Gudari Eguna al cumplirse el aniversario de los fusilamientos de Txiki y Otaegi, era la fecha en la que algunos analistas esperaban una nueva comunicación de ETA, que esta vez ha llegado en formato de entrevista.

Al mismo tiempo que ETA se ha prodigado a través de un vídeo, un comunicado y esta entrevista, en los últimos meses ha seguido mandado cartas a empresarios y profesionales exigiendo el pago del denominado impuesto revolucionario, tal como publicó este diario y como confirmó con posterioridad la patronal vasca, Confebask.

Dieia.com Notícias de Bizkaia

26 de setembre 2010

(Acaba de sortir per el telenotícies de Antena 3)

Escuela de gobierno

La Universidad de Oxford lanza una escuela de gobierno

A los futuros estudiantes se les enseñará a hacer frente a problemas complejos como la crisis de las vacas locas o la gripe A.

Londres. (EFE).- La Universidad de Oxford (Inglaterra), donde han estudiado veintiséis primeros ministros británicos, anunció hoy su plan de creación de una nueva escuela de gobierno para formar a futuros líderes mundiales.

La creación de la escuela ha sido posible gracias a una donación de 75 millones de libras (90 millones de euros) del filántropo estadounidense Leonard Blavatnik, cuyo nombre llevará el centro.

La propia Universidad contribuirá con 26 millones de libras (31,2 millones de euros) a su funcionamiento. A los futuros estudiantes se les enseñará a hacer frente a problemas complejos como la crisis de las vacas locas o la gripe A, que requieren conocimientos especializados tanto en materia científica como legal, pero también a gestionar presupuestos.

“El currículo tiene una parte analítica y otra práctica. No intentamos formar a científicos o a médicos, pero sí enseñaremos a nuestros alumnos cómo aprovechar inteligentemente los consejos científicos”, afirma el director académico del nuevo centro, Ngaire Woods.

“Por ejemplo, ante una crisis como la de las vacas locas, enseñaremos qué hacer con los consejos científicos, los consejos legales y los políticos. Juntaremos a un zoólogo, un jurista y un politólogo para enseñar eso”, señala Woods, citado en un comunicado.

El curso combinará disciplinas que van desde las humanidades, las ciencias sociales y el derecho hasta la ciencia propiamente dicha, la tecnología o la política de seguridad.

El curso de maestría de un año también comparará los distintos sistemas políticos y su funcionamiento en la práctica.

Tendrá un importante componente internacional, y así se enseñará a los alumnos a entender a otros países, estudiando también con gente de otros lugares, a pensar y actuar globalmente, señalan los responsables del centro. El vicerrector de la Universidad de Oxford, Andrew Hamilton, calificó la creación de la escuela como “todo un hito en (los 900 años de historia de) Oxford”.

Aunque esa universidad ha educado a veintiséis primeros jefe de gobierno británicos y a una treintena de otros líderes mundiales, hasta ahora las principales escuelas de gobierno estaban fuera de Europa, sobre todo en Estados Unidos, algo que se propone corregir el nuevo centro.