Redacciones, AO, 2017-18

13) Una situación cómica

Describe una situación cómica que se produzca en un tren.

Alicia Oto:

Estaba sentada en la estación del tren cuando de repente me llegó un mensaje al móvil, era mi pareja preguntando cuando llegaba a la estación, me estaba esperando. Ni siquiera había cojido el tren, cuando de repente un hombre me tocó el hombre, “señorita, si fuera tan amable se podría apartar? Hay gente que sí, que tenemos que coger el tren que está llegando. Gracias”. Me sonroje y cuando me aparté me tropecé y caí con una piel de plátano, todos se rieron y por no llorar por el pena que había hecho, yo también me eché a reír.  Y el hombre que me llamó la atención, me extendió la mano y me ayudó a levantarme. A partir de aquello, aprendí a estar más atenta por la vida.


Jacint Regolf:

Hace dos años iba en un tren de camino a Salou con mis amigos. Había un grupo de jóvenes sentados enfrente que no havían pagado el billete de tren.

Cuando venía el revisor, el grupo de jóvenes decía “Que viene, que viene, eh, eh ” y ell revisor se iba en el sentido contrario. Y esto pasó una y otra vez.

Al final, vino el revisor con el guardia de seguridad y los echaron del tren, pero ya estábamos en Salou y también era su destino, así que consiguieron llegar hasta su objetivo.


12) ¡Sí puedo!

A partir del cuento de Jorge Bucay, “El elefante encadenado”, debes explicar en primera persona alguna experiencia que demuestre que los obstáculos se pueden superar, o no, en función de nuestra actitud para afrontarlos.

Jordi Ovide:

Desde muy pequeño me cuesta mucho vocalizar, y los  niños se reían de mí. En consecuencia, me iba volviendo más tímido cada vez más por miedo a que volvieran a reírse por mi  forma de hablar. Siempre hablo con la gente con la que confío más, intento hablar más despacio y vocalizar mejor pero cuando me relajo mi celebro va más rápido que mi boca y no se me entiende nada. Mi familia no para de decirme que hable más despacio, que nadie me va a matar. Lo intento pero me acelero sin darme cuenta, espero que algún día pueda hablar mejor y que todos me entiendan.


11) Autorretrato

Describe cómo eres físicamente, centrándote en tu rostro sobre todo. Puedes inspirarte en la descripción literaria leída en clase de Rosita, personaje de la novela Las ilusiones del Doctor Faustino, de Juan Valera.

Denisse Ilaluque:

Soy de altura normal, tengo la cara entre redonda y larga; medio redonda porque soy un poco gordita. Tengo la piel morena, mi color de pelo es negro y a contra luz es castaño o rojo.

Mi cara es rara, tengo una ceja ,más bonita que la otra, mis ojos son pequeños, tengo unas pestañas también muy raras; unas están dobladas, otras rectas… Mi nariz es fea, larga y gorda. Tengo los labios un poco gruesos, mis dientes son horribles, tengo la frente un poco grande.


10) Texto explicativo en primera persona: “El viaje de mi vida”

¿Cuál es el país, pueblo o ciudad que más deseas conocer? Escribe unas líneas en las que expliques cuál es el lugar del mundo que más te apetece descubrir y el porqué. 

Alicia Oto:

Desde hace algunos años llevo deseando viajar a la India, hacia Nueva Delhi, ya que me parece un lugar muy bonito arquitectónicamente y para fotografíar. Si tuviera la oportunidad, me gustaría poder visitar el Templo del loto; un templo utilizado como tumba, el National Zoological Park Delhi y entre muchos otros más el Appu Ghar, un parque acuático y de atracciones.

Luego de visitar los sitios más famosos o culturales, me gustaría poder ir a comprar al Mercado del Khan, donde te puedes hacer con muchos recuerdos y probar comidas típicas del lugar. O antes de irme de ahí, poder visitar el Nehru Planetarium ya que me gusta mucho el espacio y todo lo que le rodea.

En conclusión, me gustaría ir porque me parece un lugar muy bonito para hacer turismo y poder tener la oportunidad de ir a un refugio de elefantes y tener una muy buena experiencia para no olvidar.


9) Texto argumentativo o de opinión

Escribe tu opinión sobre el siguiente tema: “La relación entre los humanos y los animales”

Denisse Ilaluque:

Entre los humanos y animales no hay mucha diferencia. Ambos tienen sentimientos. Es muy bonita, la comunicación que hay entre un perro y una persona, ese amor puede ser más real que el amor entre dos personas.

Es cierto que los animales y los humanos no comunicamos igual, cada cual tiene su forma de hablar. Los animales hacen sus gruñidos y las personas hablamos. Aunque pueda parecer difícil poder comunicarse con cualquier animal, no lo es, si tienes miedo sí puede parecer complicado, pero si les tratas con confianza sería muy fácil y rápido.

Yo tenía un perrito, era muy cariñoso. Cuando estaba un poco mal venía hacia mí, era muy especial, nos comunicábamos de maneras diferentes pero nos entendíamos.


Ezzahra Lachgar:

La  primera vez que yo tuve un animal fue cuando yo era pequeña. Tenía un perrito que hacía casi todo lo que le decía. Hay perros de diferentes razas, que hacen cosas muy distintas a las personas, imitando sus gestos. Me acuerdo que mi perro, una vez cuando él quería comer empezaba a ladrar yo iba hacia el. Lo que hacía era que se iba corriendo hacia la bolsa donde yo le dejaba su comida, y yo ya entendía que lo que quería era comer porque tenia hambre. En verdad muchos perros pueden comunicarse contigo de diferentes maneras, con gestos…


Alicia Oto:

Los animales se comunican muy distinto a nosotros, pero aún así nos entendemos muy bien con ellos. A lo largo de los años hemos crecido y trabajado juntos y quieras o no, unos aprendemos de otros.

Por ejemplo, los perros son muy conscientes de cuando algo nos ocurre, siempre están allí, estés triste, alegre o enfadado. Conectamos tanto con ellos que al fin y al cabo acaban teniendo un poco nuestro carácter.

En general, tenemos bastantes vivencias similares, la única diferencia tal vez es que cada uno la tiene en su ámbito.

Por ejemplo, muchos animales se quedan huérfanos como les pasa a más de una persona, lo que cambia es que ellos se adaptan a la situación y viven con ello sin ningún tipo de ayuda.

A diferencia de nosotros, que dependiendo de la edad nos llevan a un orfanato o simplemente tenemos la ayuda y apoyo emocional de quien nos rodea.


8) Texto narrativo de misterio o fantasía

Redacta un texto narrativo en el que expliques alguna anécdota en la que aparezcan elementos mágicos o misteriosos.

Alicia Oto:

Era un día lluvioso, ya había sonado el timbre para irnos a casa, yo iba andando por la calle cuando de repente me tropecé con un pequeño objeto. Era un reloj dorado y brillante, me recordó al que usaba mi abuelo, por un momento viajé al pasado.

Fue tan real ese recuerdo, que decidí llevarme ese reloj conmigo, los días pasaban y ese tresoro seguía conmigo. Otro día más me encontraba volviendo a casa después de un largo día de estudios, cuando fui a mirar el reloj y de repente no sé cómo, estaba en la casa de mi difunto abuelo.

Me asusté mucho, no entendía qué ocurría. En ese momento de confusión vi pasar a mi abuelo, no me lo podía creer y de mis ojos cayeron lágrimas.

En ese momento, el reloj se iluminó y no sé cómo, ni por qué, aparecí en la calle donde yo caminaba hacia mi casa.

A día de hoy, no sé cómo explicar eso, lo que si sé, es que pude despedirme por última vez del mejor abuelo.


Denisse Ilaluque:

Una noche de noviembre salí con unas amigas a pasear para hablar sobre nuestras cosas de “mujeres”. Habíamos quedado en la plaza que estaba cerca del cementerio a las 21.30h.
Ninguna de las tres fuimos puntuales. Una llegó a las 21.45h la otra a las 21.49 y la última a las 21.53h. nos reímos cuando dijimos que siempre llegamos tarde.

Decidimos salir del pueblo. Pero lo que pasó fue que veíamos cosas extraños. Vimos a un hombre tirado en medio de la carretera que decía “Niñas, ni se os ocurra pasar al otro lado oscuro…” Nosotros no sabíamos qué hacer, pensábamos que estaba borracho y no hicimos caso y que pasamos.

Al pasar al otro lado de la calle, vimos una casa abandonada, teníamos curiosidad y entramos, había cadáveres recién muertos. Salíamos corriendo y al ir corriendo vimos que la gente que estaba muerta nos seguía…


7) Texto argumentativo- expositivo sobre la dieta que más te gusta

Después de informarte sobre algunas dietas alimentarias, elige la que más te gusta y explica el porqué de tu elección.

Alicia Oto:

La dieta que considero que me puede favorecer y que me parece más atractiva es la vegetariana, ya que completa la alimentación con productos procedentes de los animales, lo único que quitan es la carne y todo lo relacionado con ello, igual que el pescado.

Se basa en muchos vegetales, frutas cereales y pasta, entre otros muchos más alimentos. Es una dieta sana y equilibrada, y ayudas a tu organismo a que esté plenamente sano al igual que también ayudas a los animales en la explotación del sector cárnico.

En conclusión, entre todas las dietas habidas y por haber me quedaría esta sin duda alguna, ya que comer se tiene que comer, hagas dietas o no.


Denisse Ilaluque :

No suelo hacer caso a las dietas que siguen familiares. Es más, no haría ninguna, excepto esta: “ La dieta mediterránea”. Me ha interesado por el hecho de que es como una dieta básica, no la veo muy cargosa, pero tampoco es muy floja. Lleva casi todo lo que llevan las demás dietas, pero esta se ve mucho mejor para mí gusto. Tiene todo lo que a mí me agrada, más verdura que nada. Es verdad que en todas las dietas hay verdura, fruta etc. menos en la dieta para engordar.

En conclusión, sería una de las pocas dietas que probaría ahora en mi vida, podría adaptarla si algún día la hago. Seguro saldría afectuoso y estaría contenta, pero como no me gusta probar dietas…lo dejamos


6) Texto argumentativo- descriptivo sobre vuestra alimentación

¿Es saludable vuestra alimentación? Redacta un texto argumentativo en el que expongas cómo es tu alimentación y la de tu familia, y expliques si consideras que es o no es saludable. (Prueba CC.BB. Curso 2013- 2014)

Alicia Oto:

Mi alimentación creo que podría ser mejorable, ya que de por sí como poco. Y lo poco que como suelo digerirlo rápido, o también suelo saltarme comidas tipo el desayuno o la merienda. A veces también suelo “pecar” un poco con la comida basura o comer algún aperitivo antes de alguna comida.

Además mi cuerpo también estaría más enérgico y activo al tener una alimentación muchísimo más equilibrada de la que tengo en estos momentos. Dicho esto, ahora está únicamente en mis manos el querer o no cambiar mi alimentación.

En conclusión, mi alimentación podría estar bastante mejor de lo que lo está, y no saltarme comidas o comer aperitivos antes de dicha comida.


Jordi Ovide:

Como todas las mañanas siempre desayuno un vaso de leche con galletas para ir al instituto. A la hora del patio siempre almuerzo un bocadillo de fuet , paté , jamón ,etc… Después de un largo día de estudios llego a casa para descansar y comer carne, sopa, arroz, pescado… y de postre siempre alguna fruta para ir a atletismo.

Cuando llego del entrenamiento normalmente como comida basura. Los fin de semana quedamos toda la familia para comer paella, cerdo al horno, pescado , platos convinados… Todo lo que como lo hace mi madre y algunas veces mi padre cuando mi madre no puede cocinar o está enferma. Des de mi punto de vista, debería comer verdura pero solo con probarla tengo que escupirla. Me gustaría llevar una vida más saludable para el deporte.


Denisse Ilaluque:

En mi casa la que se encarga de comprar es mi madre, también cocina ella, yo a veces. En mi casa mi mamá compra; carne, pocas veces cerdo, coliflor, brócoli, etc. También pocas veces comemos arroz, porque según mi madre el arroz engorda y a mí pues me gusta mucho el arroz, por algo soy latina. En mi opinión digo que de vez en cuando si comemos saludable porque como me gusta la verdura más que la fruta mi madre aprovecha y compra más.

En fin, si comemos saludable hasta que a mi madre le da por hacer cerdo, pero eso es como una vez al mes pero como sabrá un poco pues comemos dos o tres días seguidos cerdo pero acompañado con coliflor o con alguna rica ensalada.


Ezzara Lachgar:

A mí me gusta la comida que hace mi madre en casa, es muy buena cocinera. A veces la ayudamos mi hermana y yo a preparar la comida, solo cuando no tenemos nada que hacer.

Mi comida favorita es el cuscus, el cual mi madre se encarga de hacerlo porque nadie de la casa lo sabe cocinar. Lo comemos todos los viernes. El Tajín es otro de mis comidas favoritas, a veces lo cocino yo para mi familia, y me suele quedar bueno.


5) Texto narrativo realista

A partir de la lectura del cuento “El príncipe feliz”, escribe un breve texto narrativo, en 1ª o 3ª persona, cuyo temática principal sea la generosidad, la bondad o la empatía.

Jordi Ovide:

Hace años, cuando era muy pequeño, iba por Barcelona con mis padres, miraba por los lados y siempre había gente pobre, sin piernas, con sus perros, a veces hasta con sus hijos. Me daba mucha pena verlos en esas condiciones.

Nos fuimos a un burguer a comer, miraba por la ventana y solo veía a los pobres en la entrada. Cogí un poco de hamburguesa y dije a mis padres que iba al baño. Salí del burguer y se lo di a una mujer y ella, casi a punto de llorar, me abrazó de la alegría

Me sentí muy bien sabiendo que esa mujer había podido comer. Me di la vuelta y estaba mis padres buscándome, fui corriendo y nos fuimos al pueblo de nuevo y mis padres estuvieron todo el rato preguntándome donde estaba, ya que desaparecí  unos minutos, me hice el dormido y no me preguntaron más.


Alicia Oto:

En invierno la gente sin hogar pasa mucho frío, hambre, etc. Pero en un pueblo Daniel, un vecino muy bondadoso, abría las puertas de su pequeño, pero bien acomodado garaje para la gente sin hogar. En su pueblo él estaba en boca de todos, un chico tan joven y con tanto futuro en un pueblo tan pequeño como ese.

Daniel era el camarero de un pequeño bar del pueblo junto al ayuntamiento, cuando ya era hora de cerrar cogía lo que había sobrado del día y se lo llevaba a los sin hogar, que precisamente no era poco. Daniel los tenía bien cuidados, de un garaje había hecho un pequeño hogar, en él había dos literas muy juntas, un sofá cama, un pequeño baño donde poder acicalarse, la cocina bien abastecida, una televisión ni muy grande, ni muy pequeña y por último un calefactor para días de mucho frío.

Los sin hogar estaban muy agradecidos con la buena obra de Daniel, y no sabían cómo recompensar todo su esfuerzo, no tenían nada salvo lo que Daniel les adjudicaba. Pero un día, tristemente, el bar donde Daniel trabajava quedó en banca rota, y lo tuvieron que vender. Se quedó sin trabajo, sin poder seguir ayudando tanto como antes a los sin hogar, luchaba por encontrar un trabajo pero no había forma de lograrlo.

Visto lo visto, los sin hogar decidieron no quedarse con los brazos cruzados, así que reunieron a todo el pueblo para echarle un cable y pagar sus facturas, encontrarle un trabajo estable, etc.

Daniel con lágrimas en los ojos, agradeció al pueblo la buena obra y con el préstamo que tuvo que pedir al banco, decidió abrir una ONG para que nadie más tuviera que pasar por lo que él o los sin hogar habían pasado.


Denisse Ilaluque:

Un día Sara paseaba con su novio por una calle no muy bonita, ella le había dicho a su novio que quería ir por otra calle, él le respondió con –“No, porque por aquí e va más rápido a tu casa.” Ella no tuvo otro remedio que ir por ahí con su novio.

A ella le gusta mucho ayudar a la gente, y justamente vio a una mujer con un bebé. Sara, de inmediato, fue a preguntarle qué le pasaba, para poder ayudarla a ella y a su bebé.

A su novio no le gustaba la idea de ayudar a una mujer de la calle. Sara mandó a su novio ir a su casa para coger dos mantas, una para la mujer y otra para el bebé. Mientras, Sara fue a un mercado que había cerca de donde se estaba la mujer. Fue a comprar pan, leche y dos manzanas para la mujer. Cuando llegó de nuevo, le dio la comida y después llegó su novio con las mantas.

Sara llamó a un centro donde acogen a mujeres embarazadas o con bebés que no tienen hogar. Esperó con la señora ahí sentada haciéndole acogida. La directora del centro y vio que solo era una muchacha de 17 años que ayudó a una mujer. Tanto la señora y como la directora le dieron las gracias a Sara por colaborar.


4) Microrrelato de terror

Escribe un microrrelato de terror siguiendo las indicaciones de las bases del concurso del Institut Cristòfol despuig. Clica en el siguiente enlace:

Els de 4t hi participem!

Denisse Ilaluque:

Mi niñera

Un día mis padres decidieron irse de viaje un fin de semana, ellos dos solos, para pasarlo bien. Yo solo tenía 13 años, no podía quedarme sola en mi casa cuatro días, aunque yo sola me podía cuidar. Mis padres decidieron llamar a una chica de 19 años para cuidarme, ella era alta, rubia, de ojos claros, pelo largo… Las dos primeras noches, ella trajo a sus cuatro amigos y a su novio.

Yo a mi mejor amiga le había contado que mi niñera traía a sus amigos, y ella me dijo que la espiara, lo hice, y lo que vi no fue  agradable… Vi que ella mataba a su novio, ella y sus amigos me vieron, yo traté de llamar a la policía y lo pude hacer. Cuando la policía llegó, los dos chicos mataron a la policía. Yo en ese momento huí, me metí en el sótano, pensé que estaba ya a salvo, pero no, la china, amiga de mi niñera, me encontró, hice que entrara más a dentro, para yo poder huir, tiré un poco de gasolina  y tiré un mechero, logré que la china muriera.

Entonces me perseguía el chico me quería matar, como a todos, pero no lo hizo, me subí en la casa del árbol y él también, lo empujé, se cayó y cuando fui a verlo, estaba ahorcado. Ahora solo faltaba mi niñera, llevaba una escopeta, me fui corriendo, volví a mi casa, agarré una pala, ella venía detrás de mí, le di un palazo, ella se quedó inconsciente, yo agarré su escopeta, le di un balazo en medio de la cabeza y otro en la boca. Fui arrastrando su cuerpo hasta el río, que estaba detrás de mi casa, tiré su cuerpo. Solo faltaba su amigo, el Negro lo llamaban. Me vio, vino corriendo hacia mí, le disparé cinco veces, una en la barriga, otra en su pecho, otro en su cerebro, otro en su corazón  y en su ojo, y a ese también lo tiré al río. Al poco de haberle matado, me desmayé, y cuando me levanté me di cuenta que estaba en el hospital, y una mujer que estaba ahí conmigo me dijo “has matado a toda tu familia”. Yo no me lo podía creer, había matado a mi familia, pensando que era mi niñera.


Jordi Ovide:

El día de mi cumpleaños notaba como si alguien me estuviese observando, un hombre me susurró “¿quieres jugar, niño?”. Acepté sin pensar y me explicó las reglas.

Por la noche tus pesadillas vendrán, mira por todos lados: en los pasillos, en el armario, debajo de la cama e incluso detrás de ti. Asústales con tu linterna y se largaran. Por ultimo, si sobrevives hasta la mañana siguiente, habrás ganado pero cada noche será más complicado. ¿Listo? Aquella noche sonó el teléfono, contesté, era el hombre del cumpleaños, me explicó las normas de nuevo y me dijo: “Jamás volverás a dormir”. Cuando colgó escuché risas, miré por todos lados y vi ser oscuro con ojos rojos, grandes dientes y garras muy afiladas, cerré la puerta asustado, miré en el armario y era un monstruo rojo como un pirata, lo alumbré sin pensar y era un peluche amarillo que me miraba como si tuviese vida. Cada noche era lo mismo, la misma llamada y  muchos más monstruos llamados “Nigthmares” .

Llegué a la última noche y volví a ver al monstruo del principio, me miró y me dijo: “Nunca dormirás”. Cuando aparecía, los demás monstruos se iban. Eran las 5 de la mañana, una hora más y ganaría pero mi linterna se apagó y escuché una melodía, la linterna funcionó, delante de mí tenía al monstruo oscuro y gritó como un demonio “GAME OVER”. Desperté en el hospital, miré mi mano… Tenía una nota en la que ponía: “¿Jugamos de nuevo?”.


3) ¿Qué es lo más importante en la vida para mí?

A partir de la lectura de “La leyenda del rey Midas”, escribe una reflexión personal respondiendo a la pregunta: ¿Qué es lo más importante en la vida para mí?

Alicia Oto:

Hay muchas cosas importantes en la vida como para elegir solo una, cada persona tiene sus prioridades, pero yo creo que mi salud ahora mismo es lo más importante en mi vida. Eso no quiere decir que lo demás no lo vea importante, si no que con dieciséis años que tengo ya poco a poco me voy abriendo camino en el mundo de los adultos.

Por lo tanto, si ahora mismo mi salud me fallara, perjudicaría en mi rendimiento académico, por estar ausente de las clases. La familia estaría ahí para apoyarte, otra cosa importante en mi vida, ya que la familia está ahí en momentos difíciles, para que sepas que aunque sean poco están ahí para lo que puedan.

El dinero en ciertas ocasiones es importante en mi vida, tal vez podría prescindir de él para algunas cosas, pero hoy en día casi todo funciona con dinero: médicos, colegios, extraescolares, el hogar, etc. Así que supongo que el dinero lo tengo que incluir en algo bastante importante en mi vida.


Denisse Ilaluque:

En la vida hay muchas cosas importantes que tenemos que tener en cuenta. Pero para cada persona es diferente.

Sinceramente, para mí es más importante mi familia, porque sin ella yo no sería nada. Sí que hay niños que no tienen familia, pero son algunos adoptados o algunos que se quedan en el orfanato.

Pero los que tienen “suerte” de tener una familia y por ciertos problemas se tienen que quedar solos no lo verían así. Esa gente que se queda sola lo pasa mal. Lo sé yo porque casi siempre me quedo sola, por eso valoro mucho a mi familia. En toda la semana puedo disfrutar de mi madre unas cinco horas y media y los fines de semana por la mañana hasta las 20.00 de la noche.

En conclusión, yo valoro mucho a mi familia como todo el mundo valora la suya supongo.


2) ¿Cómo es para ti un buen profesor?

Redacta un texto en el que expongas tus ideas sobre el asunto de manera clara y ordenada.

Alicia Oto:

Para mí un buen profesor es el que se esfuerza para llegar a ti y hacer que entiendas las materias que te cuestan o que no acabas de entender sin enfadarse o despreciarte.

Es aquel que te anima a seguir superándote, mejorando y esforzándote de corazón, porque le gusta su profesión. Es también al que le gusta enseñar para que se aprendan distintos aspectos de la vida en general. Un buen profesor es difícil de describir.  Enseñar te puede enseñar cualquiera e incluso se puede entender mejor a alguien que no es profesor que al mismo profesor. Pero en general un buen profesor es el que no te menosprecia por tu poca capacidad en una determinada materia y se esfuerza para que la entiendas. Porque la inteligencia no es todo, también habría que contar el interés.


Denisse Ilaluque:

No hay profesor que sea excelente en todo momento; la mayoría tienen sus días buenos y malos. Yo tuve un maestro que era muy estricto, casi siempre venía serio a clase y cuando venía contento se motivaba y hacía las clases rápido y mandaba tarea para casa. A la mayoría de alumnos que lo teníamos de maestro, cuando él faltaba nos alegrábamos.

Este año conocí al maestro de matemáticas, es un maestro bueno, simpático y enrollado, con él hacemos charlas de todo tipo, pero de cosas buenas.

En fin, un buen maestro no sería el que nos dejara hablar, hacer lo que queramos… sería el maestro que nos explique muy bien el tema que hagamos. Lo repita si es necesario, que sea simpático y que de vez en cuando se ría un poco con los alumnos.


1) Una anécdota de verano

Después del verano ¿quién no tiene mil y una anécdotas que contar? Elige una y descríbela en primera persona. 

Denisse Ilaluque:

El día 28 de junio volé hacia Las Palmas de Gran Canaria y llegué a las 00:30h. En el aeropuerto estaban mis hermanas mayores esperándonos a mi madre y a mí. Cuando llegamos a la casa de mi hermana Silvana, estaban mis sobrinos ahí en la ventana mirando si llegábamos nosotras. Al día siguiente conocí a mi sobrina pequeña que se llama Karely. Es súper guapa.

Mi verano ha consistido en cuidar a mis bebés, es decir, a mis queridos sobrinos, salir con mis Hermanas por ahí a pasear, comprar mucha ropa e ir a la playa, hacerme más morena, cosa que yo no quería pero igual me quemé. La última semana que estuve en Canarias estaba triste y el último día me puse a llorar. Cuando llegué a Amposta volví a ver a mi mamá después de dos meses y al día siguiente también volví a ver a Miguel, mi novio.


Alicia Oto:

Mi anécdota del verano trata de un día que hice turismo por Barcelona con unos amigos que bajaron a verme, entonces los llevé de visita al Cosmo Caixa y al Aquarium. Fue un día divertido, pero claro todo día tiene algo de locura, y no se nos ocurrió mejor idea que comprar bolsas de alpiste para las famosas palomas de plaza Cataluña.

Una vez allí ya con las bolsas, como las palomas no son tontas, nos acorralaron haciendonos quedar en una esquina encerrados. Empezamos a darles comida más lejos de nosotros para que se fueran, pero fue peor la cura que la enfermedad, ya que vinieron las de la otra punta para que les diéramos alpiste también. Uno de mis amigos, no pudo tener mejor idea que tirar el alpiste en nuestros pies, pues ya os imagináis el plan. Las palomas viniendo en manada, que un poco más y nos hicieron perder el equilibrio. Cuando vieron ellas solitas que no había más comida se fueron todas juntas, nos dejaron allí como si nada. En resumen, que como fue una locura, como no, decidimos comprar otra bolsa y esta vez ponernos el alpiste en la mano. Las palomas literalmente se giraron como unas posesas y volaron hacia nosotros. Se pusieron en nuestros brazos, manos, hombros, pies, etc.

Fue verdaderamente una locura, pero en el fondo fue bonito, hacían cosquillas con su pequeño pico. Se nos quedó un buen recuerdo y la verdad fue divertido, a más de uno nos regalaron un pequeño detalle de la ingesta que les dimos.


 Teresa Cebrian:

El verano pasado se me hizo muy largo. En el mes de julio estuve llevando a mi hermano a la guardería todas las mañanas.

Cuando empezó el mes de agosto empecé a hacer muchas más cosas. Me fui con mi novio de vacaciones a Zamora. Fui muy feliz los cuatro días que me fui. Me fui de fiesta con mi tío y me divertí mucho. Cuando volví de vacaciones eran fiestas del pueblo, salímos todas las noches y una noche fue mi cumpleaños lo celebramos y nos lo pasamos muy bien.

Cuando se acabaron las fiestas, solo quedaba con mis amigos, hasta que se acabó mi verano favorito.


Jacint Regolf:

El verano pasado me fui de vacaciones a casa de mis tíos en Barcelona. No fueron las mejores vacaciones de la historia, ya que me aburría bastante al no tener ningún amigo por allí y mis primos eran más pequeños que yo. Pero el mejor día fue cuando un primo de un pueblo cercano vino a pasar el finde y me enseñó la ciudad, fuimos de compras y por la noche me llevó de fiesta por los mejores pubs que había.

Aquest article ha estat publicat en PASADO. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *