¡Yo no estoy loca!

Hola, soy Tina y os voy a contar la desagradable historia que me pasó cuando tuve la idea de irme a vivir a Ciudad Real.

Todo empieza en Barcelona. Yo me acababa de ir a vivir con mi pareja. Mientras él estaba trabajando yo ya había llegado a casa y mi afición era leer novelas que trataban sobre cosas sobrenaturales. También estaba muy enganchada a las series que daban por la televisión que trataban de lo mismo. Al cabo de algunos meses de vivir con mi novio, empezaron a ir las cosas muy mal a raíz de que él empezó a decirme que estaba loca e incluso me amenazó con llevarme a un psicólogo. A menudo también me solía decir que me meterían en un manicomio y que si no lo hacía él, lo haría otro. Yo no estaba loca, ni lo estoy, lo único que hacía y sigo haciendo es ayudar a las persona que tienen enemigos o que están en peligro. No soy la única que lo hace, Buffy también lo hace y no la llaman loca como a mí, ella es famosa.

La gente a la que había ayudado y me veía por la calle no me pedía perdón, me señalaban con el dedo y se ponían a cuchichear. Eso a mí me sacaba de quicio, al final me harté y decidí irme a otro lugar a vivir, Ciudad Real. Una vez llegué allí y me instalé, salí a la calle a empezar con mi oficio, además de salvar a la gente monté un pequeño negocio de leer el futuro.

Zaira

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *