Kino

Había una vez un niño que salvó la Tierra de la destrucción total. Claro que éste no es el caso de Kino. Kino era el “pringao” de la ciudad, un desastre, un loco. Todos los niños en el cole se reían de él y por eso nunca salía de casa. ¡¡¡Hasta que… el tío no tuvo mejor idea que tirarse desde el balcón de un 15º piso!!!

Lo que pasa es que su casa no medía más de 20 m. Por eso y porque además le daba miedo, entonces… decidió no hacerlo. Se quedó en casa, como siempre, viendo la tele. Y viendo tele y más tele, se le ocurrió la idea de convertirse en superhéroe.

El chico estaba decidido, hasta se compró un traje y una pistola mz3. Y así llegó su primer salvamento: vio un grupo que estaba marginando a un pobre y dijo: “Ahora veréis, mamones de mierda, voy a volaros en pedazos”. Y el tío disparó, pero como estaba en la tienda de la pólvora… volaron en pedazos todos.

David

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *