Category Archives: General

Yo también te quiero…

Yo también te quieroYa que estamos estudiando las variedades geográficas del español, hoy hemos visto un cortometraje mexicano que, además de divertirnos, nos ha puesto en contacto con una de las variedades del español de América. Se titula Yo también te quiero (2004), está dirigido por Jack Zagha Kababie y protagonizado por Miguel Rodarte y Adriana Louvier. El cortometraje nos habla de un tema universal: el amor no correspondido, y lo hace con un tono irónico y desenfadado que nos ha hecho pasar un buen rato y que nos ha servido de inspiración para escribir nuestras propias historias.

Continue reading

El viejo Koskoosh

El indio KoskooshHemos leído Ley de vida, de Jack London. El protagonista es Koskoosh, un viejo indio que ha perdido la fuerza necesaria para seguir adelante junto a su tribu, por lo que es abandonado. Ciego, espera con entereza, “como una hoja seca, débilmente adherida al tallo” que el “primer viento” lo haga caer sobre la nieve. Es la ley de la vida y debe cumplirse. Un relato precioso que nos ha impactado por su dureza y de modo particular por la ceguera del protagonista. Así que nos hemos puesto a imaginar historias de personas que no ven, lo que nos ha obligado a prescindir de verbos como ver, mirar, observar, y acentuar el resto de los sentidos.

Continue reading

Inquietante soledad

Hoy hemos visto tres cortometrajes que abordan el tema de la soledad. Dos de ellos, Trece, de Miguel San Martín, y El Encargado, de Nacho Vigalondo, tratan el terrible sentimiento de abandono e impotencia que experimentan aquellos que sufren acoso escolar –bullying-; mientras que el otro, El ataque de los robots de Nebulosa-5, de Chema García, nos traslada al mundo interior de un chico que padece una enfermedad mental y, como consecuencia de ello, la incomprensión y hasta la burla de los que están a su alrededor, incluida su familia.

Los tres cortometrajes nos han sobrecogido y de ahí que nos hayamos animado a escribir nuestra propia historia sobre la soledad.

Continue reading

Pascual Duarte

La lectura del segundo trimestre, La familia de Pascual Duarte de Camilo J. Cela, nos ha transmitido unas sensaciones muy diferentes a las del Quijote. Entre todos hemos buscado adjetivos para calificarla y éstos son los que se nos han ocurrido: dura – dramática – deprimente – cruel – triste – horrible – fuerte – violenta – interesante – fría – cruda – entretenida – sangrienta – inesperada – intensa – intrigante – dolorosa – trágica – desgraciada – sorprendente – emotiva – agobiante – increíble… También hemos querido imaginar y ya que una de las cosas que más nos ha impactado de la novela es su galería de personajes, nos hemos puesto a describir el aspecto físico y los rasgos psicológicos de nuestro personaje preferido. Eso sí, en algún caso lejos de una rigurosa fidelidad al texto. Aquí van nuestras descripciones: Continue reading

La cabina

lacabina.jpgHemos visto La cabina (1972), una película dirigida por Antonio Mercero y protagonizada por José Luis López Vázquez. Explica la angustiosa experiencia que vive un hombre tras quedarse encerrado en una cabina telefónica. El protagonista ve con desesperación cómo nadie se da cuenta de su sufrimiento. Aunque hay quien intenta sin éxito abrir la cabina, enseguida se convierte en una atracción, incluso un objeto de burla. Enjaulado, incomprendido, abandonado… acaba al final por descubrir su trágico destino.

Hemos querido imaginarnos la tortura psicológica que padece el protagonista sumergiéndonos en sus pensamientos, en primera persona, en forma de monólogo interior. Ahí van nuestras ideas:

Continue reading

Historias imposibles

Hoy hemos leído El disco (El libro de arena, 1975), un relato de Jorge Luis Borges. Nos ha llamado la atención cómo el autor transgrede los límites de la realidad, llevándonos por el camino de una fantasía verosímil gracias a un objeto imposible, un disco que únicamente tiene una cara. No existe si se le da la vuelta. El desenlace, impactante por la sangre fría con la que actúa el protagonista, nos ha sorprendido. Siguiendo el ejemplo de Borges, nos hemos puesto manos a la obra y hemos escrito nuestras propias historias imposibles. Esperamos que os gusten… Continue reading

La patrona

Hemos leído “La patrona” de Roald Dahl, una de las narraciones que forman parte de Relatos de lo inesperado (1979). El autor deja en suspense el desenlace de la historia y nosotros hemos decidido echarle imaginación e inventar cada uno nuestro propio final.

Billy se aloja en una pensión por la que sólo han pasado dos huéspedes en los últimos tres años, unos tales Mulholland y Temple. Poco a poco va descubriendo inquietantes detalles sobre la propietaria, aficionada a disecar sus mascotas cuando mueren. Consigue recordar que ha leído los nombres de los anteriores huéspedes en los periódicos. Mientras intenta averiguar a qué sabe exactamente el té que le ha servido la propietaria, ésta le explica que Mulholland y Temple siguen aún en la pensión… disecados? Continue reading

Cartas a Dulcinea

Don Quijote y Dulcinea, según Dal?Estamos en plena lectura del Quijote y nos sentimos angustiados porque vemos que nuestro gran caballero, a pesar de sus esfuerzos, lo va a tener realmente difícil con Dulcinea. Tras la accidentada liberación de los galeotes, hemos leído que se ha refugiado en Sierra Morena para hacer penitencia. Le escribe una carta a su amada, pero Sancho no llega a entregársela. Así que hemos decidido tomar la iniciativa y escribir nosotros una carta a Dulcinea para que sepa lo mucho que don Quijote la quiere y para pedirle que le dé una oportunidad.

Continue reading

Kino

Había una vez un niño que salvó la Tierra de la destrucción total. Claro que éste no es el caso de Kino. Kino era el “pringao” de la ciudad, un desastre, un loco. Todos los niños en el cole se reían de él y por eso nunca salía de casa. ¡¡¡Hasta que… el tío no tuvo mejor idea que tirarse desde el balcón de un 15º piso!!!

Lo que pasa es que su casa no medía más de 20 m. Por eso y porque además le daba miedo, entonces… decidió no hacerlo. Se quedó en casa, como siempre, viendo la tele. Y viendo tele y más tele, se le ocurrió la idea de convertirse en superhéroe.

El chico estaba decidido, hasta se compró un traje y una pistola mz3. Y así llegó su primer salvamento: vio un grupo que estaba marginando a un pobre y dijo: “Ahora veréis, mamones de mierda, voy a volaros en pedazos”. Y el tío disparó, pero como estaba en la tienda de la pólvora… volaron en pedazos todos.

David

El Niño Superhéroe

Había una vez un niño que tenía 12 años. Se llamaba Paúl y leía mucho cómics de superhéroes. Muchas veces los imitaba y se paseaba por la calle actuando y hablando como ellos, y parecía muy friki y un loco. Y la gente se reía de él, porque iba paseando e imitando a los superhéroes (hasta se ponía una capa como Superman). Iba al colegio y todos se reían de él y no paraban hasta que se iba a su casa. Cuando llegaba a su casa se ponía a llorar.

Un día se dio cuenta de que los superhéroes no existían y que sus poderes sobrenaturales no podían ser reales. Se fue al colegio y no hizo más esas imitaciones, y los del colegio dejaron de reírse de él y de insultarlo. Desde entonces se comportaron bien con él e hizo muchos amigos.

Cristian