Ediciones Martínez Roca

El nutricionista más influyente reflexiona sobre las curvas

 

 

Dr. Pierre Dukan, “Guardar la línea sin perder las formas”, Ediciones Martínez Roca, Barcelona, 2012, 251 páginas, 15 €.

 

 

El doctor Pierre Dukan, cuya dieta es seguida actualmente por millones de personas en todo el mundo publica un ensayo sobre las formas masculinas y femeninas en el cuerpo del ser humano. Con la sombra de la polémica siempre pisándole los talones el contenido de este nuevo título no deja de lado los temas de la estética y del problema del sobrepeso y la delgadez extrema.Guardar la línea sin perder las formas es una obra polémica porque dispara contra el modelo de belleza masculina y femenina de nuestro siglo, el nutricionistas arremete contra falsos gurús, líderes de opinión y modistos. Su fama mundial le ha venido por su dieta hiperproteica, seguida por celebridades como Jennifer López, Penelope Cruz o las hermanas Middleton y criticada por buena parte de los nutricionistas. Una forma rápida y salvaje de perder peso y paradójicamente ahora realiza todo un elogio de las formas redondeadas en la mujer.

Su revolucionaria dieta, de cuyos ejemplos Internet tiene multitud de ejemplos, está basada en el consumo de proteínas naturales y su combinación con el resto de los alimentos. Gracias a los consejos del doctor Dukan se puede adelgazar sin pasar hambre, sin restringir las cantidades y sin necesidad de modificar sus hábitos. Parece un milagro. Ahora bien ¿este método es bueno desde el punto de vista de la salud y la medicina? Aquí la cuestión se presta a debate y no está con clara, tiene una legión de críticos.

El presente libro no es un método de adelgazamiento sino un ensayo con una clara finalidad educativa, un libro lleno de didáctica, un trabajo que nos enseña a descartar los pensamientos equivocados de nuestra sociedad sobre los patrones de belleza femenina. Este volumen tiene como objetivo analizar una de las diferencias entre hombre y mujer: “¿Cómo explicar que nuestra civilización occidental imponga desde hace veinte años un tabú de la redondez y un tabú aún más estricto del olor? El tejano unisex y el desodorante químico, ¿no son los símbolos más demostrativos de la consumación de las formas y los olores?” El ensayo aborda temas como la relación del peso con el sexo: “Me llama la atención comprobar que mis pacientes obesas no tienen prácticamente problemas sexuales. He podido ver a mujeres de 150 kilos con dificultades para moverse, pero que logran un orgasmo diario. La extrema delgadez no es ventajosa en la cama”.

Pierre Dukan ha escrito un alegato a favor de la mujer y de su feminidad, una defensa a ultranza del cuerpo de la mujer con curvas, de sus características físicas, de su redondez y sus formas. El libro está repleto de frases contundentes que se prestan a la polémica y al debate. El nutricionista para fundamentar su teoría sobre las curvas y la redondez femenina enumera los elementos que distinguen a un hombre de una mujer. Dukan señala a los culpables de la delgadez femenina, para él son los medios de comunicación y la alta costura. Para el autor del ensayo “cuando la cultura invade lo natural, cuando una moda afecta a un equilibrio biológico fundamental, amenaza a la civilización. Y, si esta civilización es única sobre el planeta, es la especie en su totalidad la que está amenazada”.

Cada siglo tiene su canon de belleza femenina y el Dr. Pierre Dukan en este libro nada contracorriente y critica el modelo actual en un ensayo para la polémica.

J. A. Aguado

 

 

 

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *