La pena de muerte. Autor: Eric Bellido

Se conoce como “Pena de muerte” al castigo impuesto por la constitución de
un país sobre un condenado normalmente acusado de crímenes o delitos
capitales.

En 2009 había al menos 17.118 personas condenadas a muerte en el mundo,
según el informe publicado por Amnistía Internacional en marzo de 2010.
En
lo que queda de año son unas 89 personas las que están esperando a
morir en los diversos corredores de la muerte de varios países, 12 de
ellas en Estados Unidos principalmente en el corredor de Austin (Texas).
El primer país ejecutor es China con una media escalofriante de 500 ejecuciones
por año, segundo Irán con 100 ejecuciones/año, tercero Estados Unidos
con 70 ejecuciones/año  y Vietnam 60 ejecuciones/año. Cabe recordar que
el único país que mantiene vigente este castigo en Europa es
Bielorussia.
La pena de muerte es un castigo injusto, discriminatorio, desproporcionado y viola
gravemente los artículos 3 y 5 de la declaración universal de los
derechos humanos.
El 3º articulo dice “Toda persona tiene derecho a la vida, a la libertad y a su propia seguridad”.
El 5º articulo dice “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradante”.
Los métodos de las ejecuciones varían dependiendo el país practicante, entre los mas usados actualmente son:
– La silla eléctrica utilizada principalmente en algunos condados Estados unidos.
Se mantiene como método secundario a elección del reo.
– La inyección letal también utilizada en Estados unidos es el método mas empleado actualmente en dicho país.
– Lapidación es usada exclusivamente por Irán por delitos como el adulterio.
– La horca principalmente usada en los países del medio oriente y el sudoeste asiático (Pakistán, Arabia saudita, Oman, ect…)
– Pelotón de fusilamiento usada principalmente en China, el sudoeste asiático y Bielorusia.

¿Donde están la moral y la justicia en estos castigos aberrantes?

8 comentaris a “La pena de muerte. Autor: Eric Bellido

  1. Bona tarda a tothom.
    Éric, abans de comentar el teu article, vull agrair-te la participació a aquest bloc mig mort … a veure si el reanimem una mica.
    Bé, el teu article té, en la meva opinió, un punt problemàtic: no hi ha argumentació. Justifiques la teva crítica a la pena de mort apel•lant als drets humans i fas una demanda final per la moral de la qüestió … però no entres a argumentar per què la pena de mort no és moralment correcta, no analitzes arguments en favor de la pena de mort per desmuntar-los, és a dir ens dius que no estàs d’acord, però no ens dius per què no estàs d’acord.
    Per tant em veig en l’obligació de plantejar-te un qüestió a veure si així desencallem la situació. Vagi per endavant que no sóc partidari de la pena de mort, però explica la teva opinió sobre el següent argument:
    – La acció moralment correcta es defineix per què té com a objectiu la felicitat del màxim nombre de persones.
    – Hi ha criminals que, amb els seus actes no només acaben amb la vida de persones innocents, sinó que fan profundament infeliços a moltes altres persones (familiars, companys i amics de les víctimes).
    – Alguns d’aquests criminals no poden ser rehabilitats, ja sigui per la seva posició de poder (alguns dictadors), per què la seva malaltia no té cura actualment (seria el cas d’alguns tipus d’esquizofrènia) o bé per què la legislació vigent no permet aplicar cap teràpia sense el seu consentiment (seria el cas del tristament cèlebre 2n violador de l’Eixample) i ell no hi veu la necessitat.
    – Acabar amb la vida d’aquests criminals faria al conjunt de la societat més feliç que no infeliç (faria a un nombre de persones felices superior al de les persones infelices per la mort del criminal). Ca afegir que a la societat li surt més bé de preu la pena de mort que la cadena perpètua.
    – Per tant, aplicar la pena de mort en alguns casos seria una acció que tendiria a incrementar la felicitat de moltes persones, és a dir, seria una acció moralment correcta.

    Vet aquí un argument amb el que no estic d’acord. A veure què sou capaços de fer amb ell.

  2. Hola Jesús. He llegit el comentari que li feies a l’Èric i no m’he pogut estar d’intervenir. La primera premissa del teu “pseudo-argument” és falsa. Si bé és cert que una acció moralment bona és la que fa feliços als altres, hem d’afegir que només ho és si no perjudica a ningú. En aquest cas seria moralment dolenta.
    Tot plegat és per animar el bloc. Endavant!

  3. Hola Jesús, jo crec que des que es van començar a produir aquests càstigs no s’ha tingut en compte una cosa molt important i és que ningú te dret a decidir quan ha d’acabar la vida d’un altre persona només ell mateix. I penso que si algú que hagi estat empresonat i que no pugui tornar a estar a la societat hauria de tenir almenys el dret de viure el que li queda de temps encara que sigui a una presó, i no s’haurien de tenir en compte el cost econòmic que comporta mantenir aquestes persones.

  4. Jordi, piensa tambien que ese criminal tampoco tiene derecho a decidir sobre la livertad de otras personas y seguramente lo haya hecho, en el caso de un violador o de un asesino, piensa que ellos han perjudicado la vida de otra persona por lo cual ¿estos tendrían que tener derecho a vivir con los mismos derechos que el resto de personas? ahora planteate si merece la pena pagar impuestos para mantener a personas de esa calaña, si ellos han cometido un acto que se atengan a las consecuencias.

    Por otra parte este puede resultar moralmente incorrecto pero en el caso de ser tu hermano/a o alguien de tu familia, ¿te quedarias de brazos cruzados y los perdonarias o clamarias venganza?
    A mi parecer los unicos que tendrian que decidir que hacer con la vida de ese hombre sería la persona perjudicada y en el caso de que esta haya sido asesinada sus familiares mas cercanos, así se ahorraría tiempo y dinero en personas que no creo que se lo merezcan.(Siempre que tengamos certeza absoluta de que el sospechoso es culpable)

  5. A ver, Dani es cierto que alguien condenado a muerte es que ha echo un horrendo crimen, pero piensa que este castigo viola gravemente dos de los pilares mas básicos del derecho internacional, además si defiendes la pena de muerte¿ que argumentos RAZONABLES puedes argumentar en favor? ninguno, pues te darías cuenta que es una venganza y ese es el problema de este castigo, es más mi opinión sobre la pena de muerte es que lamentablemente es un venganza disfrazada de ley, por tanto hay que concluir que este castigo no puede ser justificado bajo ningún motivo. Toda la vida prefiero cadena perpetua antes que la pena de muerte.

  6. ¿Venganza disfrazada de ley? Si le das la opción de elegir a los afectados sí que podría hablarse de venganza, en otro caso no. Se está hablando de la pena de muerte como medio de no dejar a peligrosos criminales sueltos y, además, no tener que pagar su mantenimiento, no con el fin de venganza. Es indudablemente más práctico.

    Por otro lado, ¿en qué nos convertiríamos si, volviéndonos indirectamente verdugos, mandamos a morir a alguien?

  7. Primero, por si no ha que dado claro antes lo digo ahora, no estoy a favor de la pena de muerte en todos los casos, pero en algunos sí.
    Segundo, argumentos RAZONABLES no sé si lo serán para ti que como todo ser humano egoísta e hipócrita (en el grupo que también me incluyo) cree en los derechos humanos mientras tiene objetos hechos en países en vías de desarrollo, ¿no te debería importar más la vida de un niño que trabaja durante todo el día para poderse llevar un trozo de pan a la boca que la de un criminal?
    tecero:
    Partamos de la base de que si una persona hace algo lo puede volver a repetir,
    Supongamos que un hombre viola a una mujer y se demuestra este hecho. Si eres el juez y lo condenas a 20, 30 o incluso 236550 años como es la moda, y este sujeto escapa y viola en repetidas ocasiones de nuevo, ¿no habría sido mejor matarlo y así evitar que esto pasara de nuevo?(si es un argumento y situación muy radical, pero, ¿en este caso no habría sido mejor la pena de muerte?)
    y cuarto, Javi, creo que en todo sitio donde se juzge, hay ,en mayor o menor grado, venganza por hechos que le han sucedido al juez, aúnque sea indirectamente.

  8. Por una parte estoy de acuerdo contigo y por otra no. Es verdad que nadie debería de decidir la muerte de otranpersona, pero esa persona condenada puede haber echo lo mismo con otra persona y por eso si que seria una muerte justa. Por otra parte las penas de muerte como por ejemplo por adulterio si que me parecen injustas y estoy muy en contra, porque tienen que lapidar a una persona que a cometido un acto sexual con otra persona que no es su marido/mujer. Por tanto, una pena de muerte es justa o injusta dependiendo del grado de delito que se haya cometido.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *