Concurs d’assaig. Mitjans de comunicació: informació o intoxicació? Autoria: Malfoy

En el momento en que escribo esta opinión, en un contexto social, político y económico que corresponde a una “crisis pandémica”, puedo afirmar con aún más certeza que apoyarse completamente en la veracidad de unos hechos porque estos aparecen en los medios de comunicación es una intoxicación considerable.  

Retomando el tema por excelencia, el Covid-19, podemos observar sin dificultad como la incitación a un miedo constante a través de medios de comunicación, especialmente televisivos, a resultado en un abastecimiento de supermercados, y lo que es curioso, en la casi desaparición del papel de higiénico, como si del fin del mundo se tratase.

¿Cómo hemos llegado a el punto de priorizar acumular papel higiénico en nuestras casas?

Creo que la respuesta es sencilla, sin ánimo de ofender, fijándonos en el rango de edad de compradores compulsivos que la misma televisión proyecta, digamos que no son una generación destacable por su destreza en la tecnología y por lo tanto sugiero que que la manera más común de adquirir información son los periódicos y telediarios, ambos monotemáticos sobre la pandemia.

Es totalmente necesario tomar medidas preventivas, pero el exceso de información sobre un virus con alrededor del 3,4% de mortalidad ha paralizado un cierto sector de la población en cuarentena –  ya que aún hay partes del sector trabajador en continua exposición al contagio que las noticias prefieren no mostrar- que parece haber olvidado problemas externos al coronavirus como puede ser el caso de enfermedades infecciosas como la cólera, causante de tres pandemias distintas, que muestra un riesgo de mortalidad mucho mayor, comprobado por la misma Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Es obvio que una pandemia sin cura no va a generar calma, pero empiezo a sospechar de la honestidad de las noticias cuando estas muestran una gran admiración a la sanidad española, tratandoles de héroes, pero silencian a otros enfermos e incluso anuncian muertes por contagio que en ocasiones no mencionan que tal ciudadano ya lidiaba con otras complicaciones, por tal de lograr un buen titular.

Tomando medidas preventivas no es necesario inculcar la histeria. La atención continua al covid-19 invisibiliza otras enfermedades y ralentiza su tratamiento en caso de los no diagnosticados.             

Un comentari a “Concurs d’assaig. Mitjans de comunicació: informació o intoxicació? Autoria: Malfoy

  1. Aunque comparto la creencia de que los medios de comunicación están haciendo un flaco favor a una crisis pandémica ya crítica de por sí, debo manifestar algunas discrepancias.

    Partiendo del argumento de que no podemos dar por cierto algo tan solo por el hecho de haberlo leído o escuchado en los medios de comunicación, ¿en qué o quién debemos confiar entonces? Incluso las instituciones u organizaciones de máxima fiabilidad, como el gobierno, o la OMS en este contexto pandémico, utilizan a menudo estos medios para hacer llegar al máximo número de oyentes la información que desean transmitir. Al fin y al cabo, la mayoría de las veces los medios no generan nueva información, sino que actúan como canal transmisor de esta. Por lo tanto, deberíamos dirigir nuestra atención (y desconfianza) al emisor del mensaje, no al intermediario.

    Asimismo, referenciando lo que has mencionado sobre el desabastecimiento de los supermercados, aseguras que el perfil del comprador compulsivo de ciertos productos son aquellas personas que se han rendido a la histeria colectiva. ¿Cuál es la prueba que presentas? La proyección de material audiovisual en uno de los medios de comunicación que más nos bombardean con este tema. Una prueba más de que el bombardeo constante de información alarmista hace meya incluso entre los defensores de la calma. ¿Nos vamos a quedar sin papel higiénico? ¿Están los supermercados vacíos? Lo estarán dentro de poco si se siguen mostrando en bucle los mismos tres videos de estanterías de supermercado vacías, que meten el miedo en las familias que todavía mantienen la calma. Pero ello no quiere decir que la población este perdiendo el rumbo.

    Por último, sí que calificas acertadamente a los medios de parciales, pues ignoran otros problemas más alarmantes, con el fin de darle más importancia a otros acontecimientos; pero no te cuestionas la motivación, la raíz de esta problemática. Si se habla constantemente de un virus con una mortalidad ínfima, en vez de darle más protagonismo a enfermedades que afectan de manera más seria y a nivel mundial, es simple y llanamente porque la primera problemática nos afecta y la segunda no. Nosotros (los europeos, los habitantes ”del Primer Mundo”), hemos creado una burbuja llamada progreso que nos protege de las desgracias externas (guerras, enfermedades…) y en el momento que algo amenaza con romper esta burbuja que nos da seguridad, el miedo acude a nosotros. Los medios son tan solo la manifestación de ello.

    Así pues, esperemos que el Covid-19 se quede en un fenómeno más de nuestra historia y que no empeoremos más la situación con nuestro comportamiento alarmista.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *