Por qué no ser animalista

¿Eres animalista? No pasa nada, todos tenemos derecho a equivocarnos de vez en cuando, y equivocarse de manera no intencionada no es malo, lo que es malo es seguir haciéndolo, adrede y sabiendo que puedes evitarlo.

Os propongo un ejercicio mental, pensad en qué razones puedo tener para detestar el animalismo (que no a los animalistas) mientras leéis las definiciones:

La palabra animalismo, es el nombre que ha tomado el Movimiento de liberación animal, que es como se llama oficialmente. En las próximas líneas,  voy a dedicar únicamente a definir animalismo para que entendáis de que vamos a hablar, y de por qué es un movimiento repudiable.

Cito textualmente: “El animalismo es una ideología que afirma que los animales (todos) tienen los mismos derechos que un ser humano, y cuya vida debe ser respetada de la misma manera que la vida de cualquier hombre.

[…]  Un verdadero animalista sostiene que todo animal no-humano (siendo esta denominación bastante común en la corriente) debe ser, ante cualquier circunstancia, respetada en tanto ser vivo.” [1]

“El objetivo general del movimiento es erradicar el especismo, que consideran antropocéntrico, es decir, en la discriminación negativa de los animales no humanos, generada por el hecho de pertenecer a especies diferentes a la humana.”[2]

Como hemos podido leer, el animalismo sostiene que todas las especies animales, tienen el mismo valor, y por lo tanto, los mismos derechos. Por lo tanto, lo que sostiene este ilustre movimiento es que cualquier acto que hagamos, en el cual sometamos a una especie animal, por más que este beneficie a otra, este acto será ilegítimo.

Este movimiento hace aguas por todos lados, especialmente porque el planteamiento que vertebra este movimiento, no solo es absurdo, sino que para sorpresa de todos, parte de una premisa errónea, y es el afirmar que todos los animales tienen el mismo valor. Esto puede ser cierto desde el punto de vista de una planta, o un hongo, que es al nivel al que se quieren poner los animalistas, pero entre dos animales, siempre tendrá más valor el que sea de tu especie, el que sea de tu raza, el que sea de tu manada, colonia, jauría… y por último, siempre será más valioso el que sea de tú familia, aunque por supuesto, lo más importante siempre será el animal en sí. Y esto es así, no hace falta un estudio a fondo para ver que las gaviotas solo actúan para ellas mismas, o para la de sus crías, o que las hormigas despedazan insectos por el bien de la colonia, y que si en algún momento, se genera una disputa entre dos machos de la misma especie, o dos colonias del mismo insecto, estos pelearán hasta la muerte, porque lo que prevalece es la supervivencia y la selección natural.

Por lo tanto, si todas las especies actúan de la misma forma, no es lógico que nos exijamos el mismo trato para los animales que para los otros seres humanos, especialmente si son de nuestra misma familia.

Remarco que es cierto que si no fuésemos animales, la afirmación de que el ser humano tiene el mismo valor que cualquier otro animal podría ser razonable, pero en este caso, los seres de nuestra especie tienen que primar por encima de cualquier otro animal.

¿Esto quiere decir que es legítimo un maltrato o explotación a un animal? Bueno, considero que única y exclusivamente si hay una razón que lo justifique, es decir, si se hace por el beneficio de algún otro ser humano, y como lo más importante para el hombre es el propio hombre, este acto es moralmente correcto. Por lo tanto, la explotación animal es legítima, y para corroborar esta afirmación, además del razonamiento anterior, podemos justificar la ganadería aludiendo a que otros animales como la hormiga  Melissotarsu  también lo hacen. Cabe remarcar que cuando se domestica un animal, este pasa a ser una parte (inferior a la humana) de nuestra comunidad, y como nuestra propiedad que es, tenemos el deber de cuidarla y hacernos responsable de ella siempre y cuando no represente una amenaza. Y si el mantener a nuestro animal doméstico supone matar otras especies para que coma, es nuestro deber, y por lo tanto es correcto.

La caza y la pesca al igual que otras prácticas que consistan en matar animales por diversión, están igualmente justificadas, ya que hay muchos otros animales que también matan por placer o diversión, cosa que técnicamente no es incorrecto siempre y cuando sea para conseguir algún beneficio para el ser humano (carne de caza o pescado) a parte de la recreación lúdica, y no suponga un peligro para el medio ambiente. Además el animal muere al instante y no sufre.

Considero que se ha distorsionado la manera de ver a los animales en esta sociedad, y no nos damos cuenta de que el orden natural es que nos beneficiemos a costa de otras especies, ya sean animales, plantas u hongos.

Para acabar me gustaría que leyeseis este poema llamado “Elogio de la mala conciencia de uno mismo”, escrito por la premio nobel de literatura Wislawa Symborska

ELOGIO DE LA MALA CONCIENCIA DE UNO MISMO. WISLAWA SZYMBORSKA

El buitre no tiene nada que reprocharse.
Los escrúpulos le son ajenos a la pantera negra.
No dudan de lo apropiado de sus actos las pirañas.
El crótalo se acepta sin complejos a sí mismo.

No existe un chacal autocrítico.
El tábano, la langosta, la tenia y el caimán
viven como viven y así están satisfechos.

De cien kilos es el corazón de la orca,
pero no le pesa.

Nada más animal
que una conciencia limpia
en el tercer planeta del Sol.

 


Webgrafia

Definiciones de animalismo

http://klinechair.missouri.edu/docs/equality_and_animals_copenhagen.pdf [1]

https://es.panampost.com/priscila-guinovart/2017/09/02/animalismo-postura-libertaria/?cn-reloaded=1 [2]

Un comentari a “Por qué no ser animalista

  1. Primer de tot et felicito per l’article i per l’esforç de pensar més enllà dels tòpics i les modes. Estudieu a un institut on sovint es confon el pensament crític amb penjar lemes per les parets i, per tant, l’esforç d’escriure un article argumentant la teva postura no sempre està prou valorat.
    Ara bé, hi ha alguns aspectes del teu article sobre els que discrepo:
    Crec que la teva postura és injustificadament antropocèntrica i especista. Dic injustificadament per què considero que quan afirmes que és legítim actuar sempre prioritzant el bé de la pròpia espècie, estàs caient en un parany de caire metafísic: Què és l’espècie? És una entitat l’existència de la qual estigui comprovada? No serà que el terme “espècie” és només una categoria, útil per a classificar, però que només té una realitat conceptual? A partir d’aquí, ens hem de preguntar: Podem justificar el maltractament, l’explotació i l’assassinat a partir de la defensa d’una realitat conceptual? No és legítim pensar que qualsevol persona pot sentir-se més propera a la seva mascota que a un ésser humà que no coneix? Segons el teu criteri un ésser humà és més respectable pel fet de ser humà que un gos pel fet de ser gos, malgrat que existeixen múltiples exemples de conductes reprovables humanes i de conductes lloables canines. Crec, per tant, que ets víctima d’un cert fetitxisme ja que has elevat el concepte d’espècie humana a la categoria de bé absolut. Aquest posicionament agradaria força a Plató, però crec que hauríem d’anar evolucionant cap a un pensament mes contemporani.
    Alguns dels teus exemples són obertament fal·laciosos: no és cert que un peix no pateixi quan se’l pesca: prova de foradar-te la galta amb un ganxo i ho entendràs; d’altra banda, morir d’asfíxia no és precisament instantani. Justificar que podem matar altres animals per diversió pel fet altres animals també ho facin no té més valor argumentatiu que qualsevol altra versió de la fal·làcia ad populo.
    D’altra banda vull introduir una reflexió: per què et molesta tant l’animalisme? És obvi que qualsevol posicionament radical cau en excessos i que, partint del fet que som animals, ens hem d’alimentar d’altres éssers vius i, per tant, hem de matar per viure. Però si ens mirem el moviment amb una mica de perspectiva, crec que l’animalisme pot aportar més beneficis per a la humanitat que perjudicis, ja que contribueix a moderar la crueltat i l’excessiu consum de carn. Tots els moviments radicals tenen la virtut de fer avançar la humanitat: jo no crec que sigui correcte cremar esglésies, però l’anarquisme va fer avançar considerablement els drets dels treballadors. Per tant, si l’animalisme pot contribuir a fer avançar la qualitat moral de la humanitat, per què no dediques la teva capacitat argumentativa a criticar moviments que clarament són perjudicials per a la humanitat. A la societat europea actual s’està vivint un ressorgiment de moviments neofeixistes que justifiquen la repressió i la mort d’éssers humans… però sembla que a tu et molesta més que algú defensi els drets dels animals. Com a mínim, és preocupant.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *