Mi teoría ética. Autor: Daniel Punzano

¿No os pasa que cuando estudiáis teorías éticas, ninguna os cuaja? La mayoría de ellas me parecen lógicas aunque no esté del todo de acuerdo, y algunas hasta me parecen ingenuas.

Pero no me parecía justo juzgar una teoría ética, porque no sé el valor que tiene hacer una, así que decidí dar a luz mi teoría ética, encontrar por mí mismo lo que está bien o mal, no quiero que mis valores dependan de lo que dice otra persona.

Sin más me armé de valor, e hice mi propia teoría ética, que llevo comentando con mis conocidos des de hace unos días.

Mi teoría consiste en cuatro normas, que están ordenadas según su importancia, siendo la primera la más importante, y siendo la última la menos.

Por lo tanto, un acto es bueno si:

  1. Sirve para preservar la especie humana al máximo dentro de lo posible.
  2. Protege la vida del máximo número de personas posibles.
  3. Brinda la mejor calidad de vida posible al máximo número de personas posible.
  4. Mejora la especie humana dentro de lo posible.

Como habéis visto, todas las normas incluyen que se cumplan dentro de lo posible, no soy optimista respecto a mis normas, porque dudo que se puedan acatar al cien por cien, pero creo que si la sociedad se rigiese por estos principios, la humanidad daría un paso adelante.

Si el mundo se basara en estas normas, yo creo que mejoraríamos en gran manera, porque se generaría una sociedad que velaría por el bienestar y la salud del resto, pero sobretodo, por la humanidad. Y sería más fácil juzgar los actos de lo que lo es ahora. La gente se preocuparía porque todos fueran felices, y crearíamos una especie mejorada y más efectiva de lo que lo es ahora, aunque no sea difícil.

El problema de la sociedad es que precisamente se da demasiada importancia a sí misma, cuando, según mi opinión, lo más importante es la humanidad, es decir, el ser humano como especie. Porque la sociedad depende de la existencia del ser humano, pero el ser humano no depende de manera absoluta de la existencia de la sociedad. Y la sociedad, con su sistema económico que depende de la sobrepoblación y la producción energética contaminante, entre otras prácticas que, a la larga, acabarán perjudicando a la humanidad, más de lo que lo están haciendo ahora.

Obviamente es importante que la gente tenga una vida cómoda y feliz, pero estas condiciones jamás deben interferir con ninguna de las normas anteriores. Por lo tanto, tener una camiseta por 4 euros a costa de que los trabajadores de países en vías de desarrollo tengan una calidad de vida miserable, es un acto condenable, pero no lo es tanto como el matar a gran parte de ellos. Y el matar a gran parte de ellos no es tan malo como el matarlos a todos, o el contaminar su zona para perjudicar a las futuras generaciones, porque esto acabaría con la sociedad, al menos en Bangladesh

Por lo tanto, según mi teoría ética, ser animalista, es lo más estúpido por lo que puedes optar, porque es mucho mas importante velar por la raza humana. En cambio, ser ecologista equivale a la mejor opción, porque garantiza que la raza humana siga pudiendo vivir en la tierra, y por lo tanto perdure.

La última norma está introducida para solucionar algunos problemas éticos muy específicos, pero no voy a profundizar en ella a no ser, que me planteéis una de estas.

El cómo implantar un gobierno basado en esta ética, corresponde a un régimen político un poco radical, que prefiero no explicar, pero que no sería necesario implantar si la gente se concienciase de lo que tiene que hacer, y actuase según una ética racional común, en concreto esta.

Si no habéis entendido bien alguna parte de mi teoría, me gustaría que me lo hicieseis saber, para daros una explicación en caso de que sea necesario. También os agradecería si me comentáis algunos de esos dilemas éticos que, como a todos, os quitan el sueño.

También os invito a intentar crear vuestra propia teoría ética y luego discutir al respecto.

Sin más, también os agradecería que me dierais vuestra opinión.

Saludos, humanidad.

 

 

3 comentaris a “Mi teoría ética. Autor: Daniel Punzano

  1. Primer de tot he de felicitar-te per ser el primer alumne que publica un article aquest curs. Comentaré ara alguns aspectes del teu article. Trobo lloable l’esforç de sistematitzar les teves idees sobre ètica i establir un criteri per jutjar les accions (una teoria ètica hauria de ser força més àmplia). Ara bé, crec que hi ha alguns elements criticables
    – No has reflexionat suficientment sobre algunes conseqüències de l’ordre en que has situat els teus criteris: crec erroni donar més importància a la mera preservació de la vida per sobre de la qualitat de vida. Podríem plantejar-nos si, en cas d’una malaltia que redueixi al malalt a una situació indigna, però que sigui possible mantenir la vida; els teus criteris ètics ens portarien a negar el dret a l’eutanàsia, cosa amb a que no estic d’acord.
    Més enllà d’un cas extrem , t’hauries de plantejar si val la pena viure sense dignitat, sense qualitat de vida o sense felicitat. Si seguim el teu raonament, una persona que arrisqués la seva vida per millorar la dignitat, la qualitat o la felicitat d’altres persones hauria de ser considerada com una mala persona quan, per la majoria, seria un heroi.
    Per aquest motiu l’ètica utilitarista (amb la que la teva teoria té connexions) va plantejar la felicitat, i no la vida, com a objectiu i criteri de l’acció correcta.
    D’altra banda em preocupa la quarta norma i la teva negativa a explicar-la en profunditat i, més encara, el fet que tampoc explicitis el tipus de forma de govern que hauria d’implantar aquestes normes. Crec que l’ombra d’un cert totalitarisme plana sobre aquesta darrera norma; si ho desenvolupes ja seré més explícit.
    Tanmateix trobo algunes afirmacions, en la contraposició entre espècie i societat, que crec que val la pena rebatre.
    De fet, crec que els termes “espècie” (no “raça”) i “humanitat” son utilitzats de forma poc apropiada, ja que sembla que et refereixis a unes entitats superiors i absolutes respecte a la societat, que depèn de l’ésser humà. El teu error consisteix a no adonar-te que la societat és més necessària del que tu penses ja que l’ésser humà no podria sobreviure sense la societat, no desenvoluparíem la nostra intel·ligència sense la societat, no seríem el que som sense la societat… De la mateixa manera, crec que no cal idolatrar cap concepte: la societat s’ha de poder canviar per aconseguir que les persones concretes tinguin una vida plena i feliç, obtenint plaers concrets. No podem deixar de banda el real i concret en nom d’una abstracció (“humanitat”, “espècie”) i, per tant, si vols desenvolupar aquesta teoria et cal tenir un pensament més lligat a les condicions reals i això implica pensar en política.

  2. No estoy de acuerdo en eso que dices de que mi teoría ética es anti eutanasia. Como acérrimo defensor de la eutanasia que soy, creo que mi teoría pone la eutanasia en su lugar. Según mi teoría, sería correcto ofrecer la eutanasia a alguien con una enfermedad que le proporcione una calidad de vida indigna, porque esa persona, al no poder valerse por si misma, está siendo una carga para la sociedad al estar gastando recursos económicos de la sanidad o de su familia, y como lo más importante según mi teoría ética es la preservación del ser humano como especie, me parece eticamente correcto porque ganan las dos partes. Sé que esto está en conflicto con la segunda norma, pero la primera y tercera se oponen, y como son más, y una es más importante, estas prevalecen por encima de la segunda.
    Respecto a lo que dices a continuación, mantengo la misma postura. Una persona que se sacrifique por mejorar las condiciones de vida, beneficiaría a la especie humana, y como esta es la primera norma y la más importante, aunque se oponga a la primera, sigue teniendo valor.
    La vida de un humano tiene valor, pero no es ni de lejos lo más importante, antes va el ser humano como sociedad.
    Estoy de acuerdo en el resto de tu crítica, aunque creo que los errores conceptuales que he cometido no desacreditan mi teoría en absoluto. Estoy trabajando en la descripción teórica de un sistema político ideal según esta ética, así que ya profundizaré en “la sociedad” y en “la humanidad”.

  3. Por cierto, en caso de que una persona enferma esté siendo una carga para la sociedad por su enfermedad, no sería correcto ejecutarla si esta no quiere, porque aunque cumpla la primera norma, se opone a la segunda y la tercera, y esto no sería moralmente correcto, a no ser que la vida de alguien dependa de ello

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *