Explosiones en miniatura para un desafío biológico

Un cristal de proteína iluminado por un pulso ultra intenso del láser de rayos X, lo que permite inferir la estructura molecular por la técnica de difracción. / / CFEL / DESY

Un cristal de proteína iluminado por un pulso ultra intenso del láser de rayos X, lo que permite inferir la estructura molecular por la técnica de difracción. / / CFEL / DESY

Disparos cortísimos de un láser de un billón de vatios para destruir nanocristales en explosiones diminutas: es algo que puede parecer sacado de una novela futurista, pero en realidad es una aplicación de unas nuevas y poderosas máquinas que está causando revuelo en la biología por las expectativas que abre. Conocer la estructura atómica en tres dimensiones de las proteínas, los bloques básicos de las funciones vitales, es uno de los desafíos más importantes que todavía tiene planteados la biología, e incluso hay concursos mundiales para estimular su resolución. Es básico, por ejemplo, conocer cómo es una proteína de membrana de una célula para saber cómo se engancha el virus del sida para infectarla y poder desarrollar medicamentos que lo impidan.

(ves a l’article sencer…)

mamoros8

Quant a mamoros8

Llicenciada en Ciències Geològiques (UB), sóc professora d'Ensenyament Secundari a l'INS Julio Antonio de Móra d'Ebre explicant Biologia i Geologia. Abans he estat cinc anys a l'INS Terra Alta a Gandesa i a molts altres instituts de la geografia catalana. M'agrada aprendre i ensenyar el que he après i aquí hi ha tot un món a descobrir. a explorar i a explicar.
Aquest article s'ha publicat dins de Biologia i etiquetat amb , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *