Thomas Eisner, descubridor de la ecología química

thomas_eisnerThomas Eisner estaba investigando un género de arácnidos cuando vio una oruga de brillantes colores atrapada en una telaraña. Se acercó a ver lo que ocurría y se quedó estupefacto. Pese a que constituía un blanco fácil, la araña no hacía el menor ademán de atacarla. Por el contrario, sacrificó un buen trozo de su tela para dejar libre a la oruga, y con buen cuidado de no tocarla. Cautivado por este episodio, Eisner comenzó a investigar a esas orugas -formas larvarias de las polillas tigre- hasta hacer un descubrimiento asombroso.Las polillas tigre inventaron el tráfico de productos tóxicos millones de años antes que los humanos. Sus orugas anidan en plantas venenosas, succionan sus compuestos tóxicos y los almacenan en su cuerpo. Los machos de algunas especies utilizan estas sustancias para atraer a sus amantes. Ya se sabe que no hay venenos, sino dosis, y muchos venenos tienen efectos incitantes en pequeña cantidad. Eisner había descubierto el primer lenguaje químico de los insectos. El científico murió el 1 de abril en su casa de Ithaca, en el Estado de Nueva York, a los 81 años. (continua llegintm l’article…)

Aquest article s'ha publicat dins de Biologia i etiquetat amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *