Unas ‘catedrales’ hidráulicas

moli_salt_benillobaLa escasez de agua ha agudizado el ingenio y la técnica para su máximo aprovechamiento desde tiempos remotos en las comarcas de Alicante, que atesora más de 1.200 monumentos hidráulicos: presas, azudes, norias, aljibes, acequias o embalses.Ahora la arquitecta y doctora en geografía Ágata Marquiegui, bajo la tutela del geógrafo Antonio Gil Olcina, ex rector de la Universidad de Alicante, ha catalogado, por primera vez y tras ocho años de trabajo, todo este patrimonio. “Son unas catedrales hidráulicas y me extraña que no sean declaradas Patrimonio de la Humanidad”, confesó Gil Olcina durante la presentación de estos dos volúmenes que recogen detallada información de estas construcciones “únicas y excepcionales”. Para Olcina el conjunto de la presa de Tibi, construida en 1593 y en servicio en la actualidad, y los embalses de Elche y de Relleu, del siglo XVII y XVIII, “no tienen parangón a nivel mundial”. Son obras de ingeniería singulares que “difícilmente podemos proteger si no las conocemos”, agregó Marquiegui, quien con el inventario El patrimonio hidráulico de la provincia de Alicante. Catálogo ilustrado de mildoscientas obras y actuaciones, pretender poner a disposición de los Ayuntamientos “un instrumento útil para valorarlas y evitar su derribo”. (continua llegint l’article…)

Aquest article s'ha publicat dins de Biologia, Geologia i etiquetat amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *