El plomo de una batería de coche

Bajo el capó de los coches se encuentra uno de los casos más curiosos hoy en día en el campo del reciclaje: una batería de plomo-ácido.

Estos acumuladores utilizados sobre todo para el arranque de los automóviles destacan por contener elementos que pueden ser altamente contaminantes como el plomo o el ácido sulfúrico, pero también por tratarse de uno de los productos con mayor tasa de reciclaje del país, si no el que más. Según la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER), en España se recicla cerca del 95% de las baterías que se sacan al mercado. “Es marginal la cantidad de baterías que no son recicladas”, garantizan desde esta organización.

llegeix més

Aquest article s'ha publicat dins de Física, Química i etiquetat amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *