Di adiós a la glotonería

Científicos de la Universidad de Manchester, en Gran Bretaña, han identificado una sustancia química capaz de inhibir el apetito y poner fin a la “gula”.

El descubrimiento permitirá desarrollar una nueva clase de fármacos para adelgazar que no provocan efectos secundarios. Además, Simon Luckman y Garron Dodd, coautores del estudio que publica la revista Journal of Neuroscience, están convencidos de que esa sustancia, llamada hemopresina, ayudará también a tratar a los drogadictos y a las personas alcohólicas.

La hemopresina es un péptido natural que actúa sobre los centros de recompensa del cerebro, que se activan cuando la persona se deleita, por ejemplo comiendo o fumando. “Los aspectos gratificantes de la alimentación influyen en nuestro comportamiento, por lo que a veces comemos por placer más que por hambre“, subraya Dodd.

continua llegint

Aquest article s'ha publicat dins de Biologia, Ciències per al món contemporani i etiquetat amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *