Algunos días no me acuerdo de aquel día…

Todo empezó en aquel día de verano tan cálido y tan acogedor, en la vieja muralla mi lugar más preciado, pues allí podía sentirme libre, allí podía soñar en lo insoñable, era el único sitio donde me podía estar horas i horas, ya que para mí las horas pasaban como minutos. Esa día estuve con alguien, si ese alguien era la persona que mas quería, era la persona que siempre me hacia reír, porqué aunque estuviera triste siempre me sacaba una sonrisa de donde no la había, esa era la única persona con que no me hacía falta fingir, me salía solo ser cariñosa con él. Ese día estuvo envolatado de risas, de caricias, de discusiones para ver quien se quería más, en definitiva ese fue el mejor día de mi vida y por tanto el que no olvidaré nunca. Pero como todos sabemos lo bueno siempre, y aunque no queramos, siempre se termina y la verdad es que no volví a la vieja muralla y tampoco lo volví a ver , la verdad es que aún y que haya pasado tanto tiempo no me lo creo y sigo con la esperanza de volver a verlo y tener otro día como ese, aunque algunos días ya no me acuerde de aquel día.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *