Author Archives: magdetaxd

Había una vez un …

Había una vez tres hermanos que se fueron a vivir en un rascacielos en la ciudad de Manhattan. Los tres estaban muy felices de poder vivir en uno de los mejores lugares de aquí.
-Que bien que después de tododa nuestra vida juntos podamos vivir tan cerca! –Dijo el hermano pequeño-
-Bueno si… pero con migo no contéis cada día para ir hacer cositas cursis, eh! – añadió el hermano grande-
-Bueno bueno no estropeemos este momento de mudanza, tengamos la fiesta en paz. –dijo el hermano mediano
Cuando se instalaron cada uno en su piso, uno sobre el otro pero diferentes plantas, vieron que todo era muy nuevo excepto la puerta de entrada.
-Que malas estas puertas, dios mío! Voy a tener que cambiarlas… Uff… que faena. –dijo el hermano pequeño
El hermano mayor como no le gustaba nada trabajar decidió dejarla como estaba, él mediano que era un poco más trabajador hizo una pequeña chapuza y el pequeño que era el más trabajador de todos, decidió cambiar la puerta entera. Sus hermanos se burlaban de él y le decían que era una tontería, que era perder el dinero ya que nadie entraría en sus pisos.
-Eres un tonto porque cambias la puerta es una pérdida de tiempo –dijo el hermano mayor burlándose-.
-Tu como siempre riéndote de todo, no? Cuando te entren a robar sí que me voy a reí. –dijo el pequeño con toda seguridad en sí mismo-
-Por favor no os peléis tan pronto, sabéis que no me gusta que lo hagáis…
-CALLATE!! Pesado! Déjanos en paz si no te gusta vete! –dijeron lo otros dos enfadados-
El hermano mediano se fue sin decir ni mu, estaba resignado.
Un día los tres hermanos pasaron el día juntos visitando la nueva ciudad, centros comerciales, tiendas de muebles…
-Mira esa tienda de ropa moderna vayamos verla.
Los tres hermanos fueron a ver la ropa se probaron 3 conjuntos cada uno.
-Mirad me queda bien esta camisa con estos piratas? –Dijo el pequeño-
Pasaron de él como si nada.
Cuando se hizo de noche volvieron los tres juntos a sus respectivas casas y cómo vivían en los pisos más altos del edificio, cogían juntos el ascensor. Primero llegaba el hermano mayor, luego el mediano y finalmente el pequeño.
-Uf… que tarde la de hoy!! –Dijo el mediano-
-Bueno si ha sido divertido pero como os decía, no contéis mucho mas con migo yo voy hacer mi vida como quiera.
-Eres un borde! –Dijo el pequeño-
El hermano mayor salió del ascensor ignorando lo que dijo. Pero mientras el hermano mayor iba hacía su piso vio algo extraño en aquel pasillo, la puerta de casa estaba medio abierta, entonces muy asustado envió un WhatsApp a su hermano mediano explicándole que vigilara por que algo raro pasaba en aquel rascacielos. El hermano mediano cuando leyó el mensaje ya había bajado del ascensor y se dirigía a casa y a él le pasó exactamente igual que su hermano pero en lugar de estar medio abierta estaba llena de golpes entonces en ese mismo momento su hermano mayor muy cansado de subir las escaleras que separaba las plantas, llamó a su hermano que estaba paralizado ante su puerta que no entraba, sin saber que hacer los dos hermanos enviaron otro WhatsApp al hermano pequeño advirtiendo lo que pasaba pero cuando el hermano pequeño recibió el mensaje él ya estaba sentado en su sofá y sin ningún problema. Los dos hermanos cuando subieron para ver cómo estaba y no lo vieron en el pasillo se asustaron mucho, llamaron a la puerta, pero él salió muy tranquilo. Los dos hermanos muy nerviosos entraron de prisa en su piso y les explicaron lo que había sucedido.
-Hemos llegado a nuestra casa y nos hemos encontrado las puertas abierta y… y… -dijo el mayor-
El mediano lo interrumpió y dijo:
-La mía estaba llena de golpes no me atrevido a entrar estoy muy asustado.
Mientras el hermano pequeño escuchaba lo que le contaba se le escapó la risa y los dos hermanos un poco enfurecidos le decían que no tenía gracia. Entonces fue cuando alguien llamó a la puerta y los dos hermanos se pusieron muy nerviosos, el mediano con mucho miedo le grito a su hermano pequeño que no abriera la puerta, que era el ladrón. Pero cuando abrió vio que era un señor que no tenía pinta de ladrón, era el carpintero.
-Aquí tiene la factura de las dos puertas, son 150 euros. –Dijo el carpintero-
Entonces los dos hermanos sorprendidos le preguntaron que quería decir todo aquello.
-Yo solo quería daros una sorpresa pero el carpintero no lo hico a tiempo, y en vez de dar un sorpresa os he dado un susto de mucha gracia. Ahahahahahahahaha!! – Riéndose con mucha burla-
A partir de aquí los tres hermanos vivieron felices en casa nuevas y las puertas en perfectas condiciones.

Marta Gómez
Andrea Ramos
Magda El Ammari

La noticia importante

Hoy es el primer día de clase!

Al llegar al Instituto me encontré con Joel y Ana, me pararon y me saludaron:

-Hola Julia, tenemos que decirte algo importante.

Julia muy preocupada dijo:

-Que pasa no me asustéis, no es un buen día hoy para bromitas de las vuestras.

-No, no, Julia es importante.

-Dijo Joel incorporándose en la conversación.

-Pero esto no se puede hablar aquí hay muchas orejas.

-Esta bien vamos a la esquina del patio allí nadie nos escuchara.

Julia estaba muy nerviosa no savia que ocurriría:

-Bueno ya estamos. Decidme que es tan importante para venir aquí.

-Tu madre nos ha dicho que tu abuelo está ingresado en el hospital-Dijo Ana-.

-Que le pasa a mi abuelo? – Dijo Julia triste.

-Aun no se sabe pero dicen que tiene una pulmonía muy grave-Dijo Joel.

Julia no podía soportarlo y fue corriendo a llamar a su madre:

-Mamá, que le pasa al abuelo Juan Carlos?- Dijo Julia triste y apagada.

-Tranquila dicen los médicos que si hacemos todo lo posible se podrá recuperar- Le dijo su madre tranquilizándola un poco.

-Puedo ir a verlo?

-Al salir del colegio te paso a buscar y lo vamos a ver vale?

-De acuerdo, adiós.

Al salir del colegio su madre no vino a buscarla. Julia la llamo.

-Mama donde estas? Quiero ir a ver al abuelo…

-Estoy en el hospital tu abuelo a muerto.

A Julia se le cayó el móvil al suelo, salió corriendo hasta el bosque, quería estar sola.

Andrea Ramos
Marta Gómez
Magda El Ammari

Al fin y al cabo yo sin ti, no soy nada.

Sabía que llegaría ese día, estaba allí delante de mí. Era el primer día de instituto y me cruce con él, se paró, me miró y me sonrió. Y yo, como una tonta, me quedé mirándole, con la boca abierta, como una de esas “pardillas” de instituto.
Me pasé toda la clase pensando en él, imaginándome como sería mi vida si fuera mi novio o amigo. Me imaginaba que cada día quedaríamos, para ir hacer una vuelta, comer helados, etc. Pero de repente, apareció Verónica arruinándome todos mis planes, dejándome en ridículo delante de todos. Nunca olvidaré el día en que ella les dijo a todo el mundo que a los 8 años todavía llevaba pañal. De pequeñas éramos amigas, pero no sé lo que ocurrió que nos distanciamos y acabamos siendo enemigas.

A la hora del patio me encontré con Mireia (mi mejor amiga). Tenía tantas cosas que contarle… que la salude y le dije si podía venir esta tarde a mi casa para hablar y retomar nuestra amistad; ya que en el verano se fué de vacaciones a los Ángeles y apenas podíamos hablar por el Facebook o teléfono. Ella me dijo que sí, que vendría y que me había comprado un regalo y que tenía que contarme muchísimas cosas.

Una vez terminadas las clases, me fui a buscar a Mireia para que nos fuéramos juntas a mi casa. Me la encontré hablando con él, me impresioné, me vió y me dijo que me acercara, que me quería presentar a Marcos. Le salude, pero esta vez me controlé y no volví a parecer una “pardilla”, me preguntó que a qué curso iba, yo le contesté que iba a tercero A, él me dijo que también hacia tercero pero que iba a la clase B. Antes de irnos me dió su email y me dijo que lo agregara, le contesté que lo haría, y luego me fui con Mireia.

Durante el camino me comento que Marcos era su primo, me impactó porque él me gustaba. Entonces pensé que me costaría más decírselo. Al llegar a mi casa merendamos y empezamos a hablar, me contó muchas anécdotas, y también me dio un colgante con una luna muy bonita de color gris, me dijo que significaba la amistad eterna. Le dije que me gustaba mucho y que se lo agradecía muchísimo. Después me dijo que, qué era de mi, si me había pasado algo interesante. Le contesté que no, que todo fue normal pero que me enamoré de un chico, ella lógicamente me preguntó quién era. Me la quedé mirando y decidí decírselo sin rodeos aceptando las consecuencias, cogí aire y le dije, que el chico que me gustaba era su primo Marcos, me miró, sonrió y me dijo que se alegraba de que fuera él, y no uno de esos “pringados” que solo pensaban en el fútbol. Entonces pude relajarme y hablar del tema sin vergüenza alguna. Me contó muchas cosas de él. Al final se tuvo que ir a las seis, me dijo que mañana por la mañana me pasaría a buscar, para ir al Instituto.

Al irse Mireia recordé que Marcos me dio su email, me conecté y lo agregué, me aceptó en el momento, entonces él me saludó y yo también, me preguntó que qué tal estaba, yo le dije que bien, después me dijo que si quería quedar la tarde del sábado, yo le dije que no estaba segura de si podía pero que le contestaría mañana por la tarde, él me dijo que estaba de acuerdo y que esperaba un sí de respuesta, después se despidió y se desconecto. Me quedé pensando que vio en mí, en una “pardilla” de Instituto que ni siquiera conoce a nadie. Me quedé dormí pensando en él.

A la mañana siguiente me pasó a buscar Mireia y le conté lo que me dijo Marcos, ella me dijo que le sugiriera que quedáramos el domingo. Para que el sábado me fuera de compras con ella, y renovar un poco mí estilo. Yo le dije que me parecía bien su idea y que eso haría.

Llegamos al instituto y lo vi, pero esta vez no le dije nada. Me fuí a mi clase pensando que tal iría el domingo con él. Al terminar las clases me fuí a mi casa. Al llegar comí algo y me conecte, para ver si estaba conectado Marcos, y así fue, él estaba conectado, le salude y le pregunté qué tal estaba, me contestó que estaba bien, también me dijo que si sabía la respuesta de la propuesta de ayer, le dije que sí, pero si podía ser el domingo, me dijo que perfecto que estaba deseando pasar una tarde conmigo, entonces me despedí y me desconecté.

Llamé a Mireia y le pregunté a qué hora quería quedar mañana, ella me respondió que a las cuatro estaría en mi casa, le dije que perfecto. También le conté que Marcos me dijo que sí.

Al día siguiente Mireia llegó a las cuatro tal y como dijo, nos fuimos de compras y a la peluquería. Nos lo pasamos muy bien juntas. Llegamos a las siete y media a casa. Estaba muy cansada pero con ganas de que llegara el domingo. Pero antes de dormir me conecté y vi un mensaje de Marcos, diciéndome que a las cuatro estuviera en la plaza mayor, le respondí que así sería y que estaba muy ilusionada.

Al día siguiente me levanté a las doce de la mañana, me preparé para que a las cuatro estuviera lista. Llegaron las cuatro y me fuí a la plaza mayor, al cabo de dos minutos llegó Marcos me saludó y me dio una abrazo. Me dijo si quería compartir un helado, le contesté que sí. Fuimos a dar una vuelta, hablamos y nos fuimos conociendo. Al final del día me dijo que le gustaba mucho y me preguntó si quería ser su novia, yo lógicamente le respondí que sí, entonces me dio un beso en plena noche y me acompañó hasta casa cogiéndome de la mano. Antes de entrar a casa me dijo si quería mirar un rato las estrella, le respondí que sí. Mientras mirábamos las estrellas, me decía lo especial que era para él y todo lo que sentía, me demostró que me quería de verdad que lo nuestro no era un juego. Eso me relajó y me demostró que con él todo sería perfecto. Al cabo de treinta minutos nos despedimos y nos damos un beso.

Al entrar a casa lo primero que hice fue llamar a Mireia, se lo conté absolutamente todo, ella me dijo que estaba muy contenta de que fuéramos novios y que hacíamos una pareja perfecta. Después de contárselo todo, nos despedimos y me dijo que mañana me pasaría a buscar para ir al instituto juntas.

Al día siguiente vino Mireia a buscarme, fuimos al instituto. Me estaba esperando Marcos y me dio un beso delante de todo el mundo, me dio vergüenza porque todos nos miraban como nos cogíamos la mano. Pero él me dijo que no me preocupara que pudieran mirar todo el rato que quisieran, que no dejaría de estar a mi lado.

Seguimos caminando, yo toda día no me hacía a la idea de que estábamos juntos, se me hacia raro, ya que él es mi primer novio.

Caminamos y caminamos cogidos de la mano, hasta que vino Victoria y le dijo a Marcos, como puedes caer tan bajo y salir con ella i no con una joya como yo?, él le respondió, por qué yo no soy tan prepotente y pringado como tú, tampoco me estoy todo el día, ay que pensara ese de mi y ese?, tu crees que eres la mejor pero en realidad eres una “pava” que poco a poco se va ir quedando sola, pero yo al menos soy valiente y sé lo que va primero y lo que va primero en mi vida es ella, y no tu!

Y así es como empecé a coger confianza, i a estar más segura de mí, cuando todos nos miraban.

Magda El Ammari 2n-c

<img src="data:image/jpeg;base64,/9j/4AAQSkZJRgABAQAAAQABAAD/2wCEAAkGBhQSERQUExQWFBUWFBQVFBUUFRUXFRQUFRUVFBQXFRQYHCYeFxkjGRUUHy8gIycpLCwsFR4xNTAqNSYsLCkBCQoKDgwOGg8PGiklHyUsLCwsLCosKSwvLCwsLCwsKSwsLCwsKSkpLCkpKiwsLCwpKSksKSkpLCwsLCwsLCwsKf/AABEIAMIBAwMBIgACEQEDEQH/xAAcAAABBAMBAAAAAAAAAAAAAAAAAwQFBgECBwj/xABCEAABAwIEAggCBgcHBQAAAAABAAIDBBEFEiExQVEGBxMiYXGRoRSBMkJSscHRCCNicoLh8BUWM5KissIlQ1PD8f/EABoBAAIDAQEAAAAAAAAAAAAAAAACAQMEBQb/xAAwEQACAgEDAwEGBQUBAAAAAAAAAQIDEQQSITFBURQTImFxkaEFMoHB8DNCsdHhI//aAAwDAQACEQMRAD8ArHSHBDA7wOqgXkrpuLUpno2uAD32sRfvN03XOamnIvfnZcvSXb4Yl1R21yJx1Lm6Am3JPqNzLHOmcUN0+hwZ7hcDxWicorq8DYGtbG1pGU5vLgntBWhrC3W5Olit48Gvod+KdHo65ovbRVSshjDZPAthtUScrx8+Kf11HEMwvrbT8kzgBiaDk3NsxUxFQsqHs79r73014LDZJKW7sKyoGke/QbcB7JKooDH9LfkuiV3RoRsdlsSBe4Kp1bhrnb8NvFXU6pT6dCVJMi6eMkaC6wY3eKkqbDCwgpzV2v4q5288DZK8WnZYfGrA6lZlFtTomUlLc7JlamTlESYlr2SmG0XNKnDLBN7VIGkQPZLZkN0/npNdkRxJt/BGEMXR2WWNT10VjrqtWwI3kjSQLDGXTiSBJEJkycCRWCxKZFoUwrQmWrRzUrZYLUCNCOVakJcha5VORdojlRkTlsaCxGSNg37JAjTm1koyG4ujcT7MadmhLOahGSdpfaCZ8rcjHZSBuXZR7KFx3C3McA8+II4+KQilAcMriTpwtqpeqlMkeZ9iRe3PbZc1J1zyuhPRkHQw676cVZsOubsaL6aefgq9EBfiFY8NzNiJB04/yUah8EyIsgl5tz+5WZ8WeNoc9re7txPnyUNTFt7c1YKfCgAXk6W5XueFllvmuBZMr81M8vsQcl9BbRTTMMDWDJYuOtuSkK2BzI2h9u8Li2/gDyKjm0YI/wATKfNVOxyXgXdkbzY7I3MwgEeQ0+Y19VrRQOkabtvlubAbcTp5JVuDWNxrbiCorHOmMNJE/spA+V4Ia1hBAvxJG1lZFbvdqXJEpKKyFbUtN7G1tBcKPfGXkcbe6pdV0znf9kHmG63563uU7ousOaMW7OF55ua4H/S4D2XSWmsiuCv1VZe6bDiWbag6LIjOUt48zv8AIquYD1kM7S1QwsaR9Jl3AO8W728rq3YdURVLrxva4b90g+o3HzWO2Nlbe9cFkbYz6MjabCy53e28E8+As0kHQHc/krDLQ5BoLgjfiAtH4b2jbRjbVw4381leo3c9ht5VjThzrAXP4rSpwYt1d3QpCbBJWm4B3WtRDK8AON9LeS0qzlbWNkrLqXvW8U4NA72Uo7CXtOoT+JgczKB5lWyv8E7inyxkcEkINVaJqPgRcBMpomjZqujfkZSIOSG6TMJHBTRhBOgTaeEjSytjYTki+yuUo6jI3SzWEJTKXJ3JgNhQm17LVtGU6jgeQbXsFIUWEyuHdH9fNLKzb1YcELNHbQa6arElNltfc+ykZqB4JO3NJRUofuT4b6qVYsZAa08LSe8coWXysF2jUX3ta6WqostrjhokKalzHXQc1OU+WA2zeCE9lgYCRc6fL2Qm3EYY/abHup3mzaWTdtG7MpymgblvxHDn5LDZJIVsavwciMPA0P38lpBI4d03t4KTNcS3JsOVuKTimDN23VCnLHKIyMqt9rWCtvRjEHyQlmnc4kbAqIZS/ESd0W+7QJzRyGK4sRe45eSouanDb3Elygr8Uc59jldbT5BI1Qubhm9udh5J3SYC498jTe6ksbcKagmqDpkYSzbvO2aLH9ogfNVKSTUYcsVyUShdIenopWSU7O9K6MtLgRaMuFtdNXAa+Gi5SStppi5xc43LiSSeJJuStF6WiiNK46vqc2yxzeQQhC0FQJSCocxwcxxa4bFpII8iEmhAHQcD62pmhrKkZ2gW7RujwPFuzvZdY6HVsbmCaNwcHDY8jzC8zK+dVHSXsKjsXE5ZdGa6CTgPmPcBcjWaKKg51LDXJqqtb92R6CqK2N4y2ZmN8zvqgc1UKqGJsurgRf6uoTyfFz2bgGt1+sR3hbYBcu6bdLJIXNawguNy6+uUC1hbx1XKpqnfLHc0pbE2+h0vEcQie3LlDbDc7k6KMjlyC7bG/H/6uKz9LapxuZSPIAW8tFpH0oqWm/bPPgTcfMHRdCP4XJLG5FfqILydfqHEmwCZSUpc8BoXPYen1SL3yu24WI8rKx4T1kx6dowtdp9Hb1KJaW2tcLJdG+D6MtuH9GiXgyHK3iba/IKPxKgc6Q2FhdWLAumEErCWfrCLaE2cOO35KKxbG8xIDQ2515+Sxwlbv95FqbyRL8GJF9Fg0IYBfTl4paabu7qNqK8kam/ALZHfIfkdMna3QqabiZbE6xaSQABx8TdU0yW14pzSTjI7NfMSMvIc7prKE1kHEUrmWuXO31sFHtxMtuG+q1rAXHdN4ae5tstUILbyMEtS5260+JcBYaJxUEbDYe6QMotaw8+KtXToDEHHxKEpcLCYXB0qvwB0R2PnZJRU48jwVirsKeONvAE/0VG/BuB11Xm425XLKlI3oqIfWAJvvvZK1OCtsCCNdgko6R176/JK9jfcO8FW5POUyMmtCOyfY25c05fqSTYjna3omQw911uKJ6h4bzkCZpa1hs3WwGyqfXHUn+zu6QWumjYdLEfSf97ApqLCnlUXrqLomU0JN8xfIR+6Gtb/ALnK3R1p6iOH3/xyU24UWcqQhC9ac4EIQgAQhCABK0s5Y9r27tcHDzBuEknmHUZlJaBrlLtBe1t7+FlDxjkaKbeEdymxaJtG6e4AMedt73GlwCBsb2C4XiVe6aQvcbkkq29KcRdFQU1M64e9gkkB0IYHHswRwuRf+Ec1SFz9DQq1KXl8fI06iznagQhC6JkBCEIAc0WIvicHMcWnwJV0wPHPiAc30xv4jmqEnWHVxika8cDqOY4hU21Ka+JfTc4P4HT5pA62lrNt/NIPphZP6ZrHxtew3DgHDyIukzSG65Kljg6yZGVFMG+J8ExkYVOyUB80mMLceGnNXRtS6sbJBtuk3khT0kbR3QATzUfVURadQrY2JsnJFuWpYnLokm5XpkNCGVC3shSLg9PxVJ