La 

pirámide más

bonita que vi estaba

en Egipto, era la más grande 

que había visto nunca, y estaba 

construida hace cientos de años. Estaba 

muy bien hecha, aunque miles de hombres

murieron al hacerla, estaba repleta de trampas

 por dentro, para guardar la tumba de los faraones

 de aquella época. Me emociona saber la historia de ella.

 

Esta poesía visual me la he inventado yo, y he escogido hacer Egipto porque es un lugar que contiene historia sobre la tierra de hace millones de años. Creo que debemos considerar que, en aquellos tiempos, cada construcción se llevaba consigo cientos de vidas.