El confinamiento, de Dakota Moreno

En primer lugar, pensaba que esto nunca iba a pasar, Quién me diría que este año, en teoría  el mejor o, simplemente, mejor que el anterior, iba a ser el peor de nuestras vidas. Sabiéndolo, hubiera aprovechado más el tiempo, porque cambiar según qué cosas lo podría hacer.

Bueno, y cómo estamos viendo y viviendo esto, que empezó como un “meme” y que ha acabado en una realidad. Aquí estamos, todos encerrados y desesperados en nuestras casas. Y, aún así, sigo sin creerme esta realidad. Me parece surrealista todo, porque mi vida sigue, porque el tiempo es algo que no para. Aunque yo no estoy en movimiento. Todo el mundo está como paralizado, resulta muy irreal.

En lo que siento que he cambiado durante el confinamiento ha sido en que veo todo con los ojos más abiertos. Valoro más la vida y los momentos que antes no les daba mucha importancia.

Por otro lado, pienso más en el presente que en el futuro. Por ejemplo, siempre decía “no, porque mañana…” o “qué haré en mi cumple”, o “cuando vaya de viaje” o “ya verás que bien será ir a Italia…”. Ahora todas esas ilusiones que tenía y pensaba hacer se han convertido en NADA. No haré nada de eso. Yo siempre pensaba en cómo iba a ser… Por ese motivo, a veces soy tan negativa: prefiero verlo venir que no desilusionarme.

Por eso, quiero fijarme en el presente que en lo que vivimos, en el AHORA y no en el MAÑANA. Cuando miro hacia atrás, pienso en lo que he hecho este año, lo único que he hecho ha sido estudiar y estresarme. Lo pienso y me entran ganas de llorar, porque no aproveché el tiempo también para salir con mis amigas o familiares y vivir más momentos.

Por otro lado, en estas situaciones intento pensar en positivo, aunque sea difícil. Lo que más echo de menos es a mis amigas, el poder abrazarlas, besarlas, hablarles, tocarlas… Y, en especial, a mi abuela. Antes la iba a ver al menos veces a la semana y reconozco que en ocasiones no me apetecía.

Ahora me he dado cuenta de que cuando tengo algo no lo quiero pero, cuando esto se desvanece, lo añoro. Así que lo primero que haré será visitar a mi abuela, estar con mi familia y con mis amigas, me he dado cuenta de lo mucho que los aprecio. Creo que no te das cuenta de nada hasta que lo pierdes. En mi opinión, la mayoría de gente hace mal porque tienes que valorarlo todo siempre.

Llegará el día (eso espero) en que esta situación pasará pero, habrá días en que no vuelva a haber otra oportunidad. Ese día es el que lamentarás.

Finalmente, anunciar que, cuando salga de aquí, ¡voy a vivirlo todo más! Haré lo que me apetezca en cada momento y no pienso dejarlos pasar.

 

← Article previ

Article següent →

1 Comentari

  1. abrilbernal

    ¡Buenos días Dakota!
    Me ha gustado mucho lo que has escrito y además estoy totalmente de acuerdo.

Deixa un comentari