En primer lugar, yo estoy llevando la cuarentena bastante bien, sobre todo por la parte de las relaciones sociales, porque prácticamente hablo con las mismas personas de antes, solo que de una forma distinta. Dado que la tecnología ha avanzado tanto, podemos llegar a conectarnos hasta seis amigos y amigas en una videollamada y comentar cómo lo estamos pasando.

En segundo lugar, extraño mucho el poder ver a los profesores en clase, o ver a más gente en persona. Creo que esto de aislarnos y aguantar sin ver a nadie de tu vida cotidiana representa un gran reto para nosotros. No obstante, todos hemos podido vernos aunque sea a través de la pantalla de un aparato tecnológico.

Yo creo que, cuando llegue el día en que podamos salir, la gente se volverá loca, es decir,  la calle será un completo descontrol y me da miedo que gracias a ello, todos debamos volver a quedarnos otra vez encerrados.

En conclusión, por mi parte estoy bien, a lo mejor hay días en los que me siento agobiado, pero creo que dentro de esta situación es un sentimiento aceptable.