Tag Archives: Poesía

Primavera y poesía

primavera-y-poesiaMuy a menudo, primavera y poesía van de la mano. Por un lado, sucede que casi todo el mundo identifica, mediante una reducción simplista, poesía con poesía lírica, y poesía lírica con poesía amorosa. Por otro lado, la primavera es considerada unánimemente, según recurrencia de la emoción humana, como la estación del amor. Acaso lo uno y lo otro no sean sino lugares comunes de nuestra cultura; pero, en cualquier caso, helos siempre ahí.

Muy a menudo también, además de tratarse de dos conceptos que van de la mano, son dos realidades que nos vienen de la mano, pues el 21 de marzo es el Día Mundial de la Poesía y también la fecha más habitual del equinoccio de primavera en el hemisferio boreal. No en vano, las Naciones Unidas declararon que el día en que la naturaleza inicia su florecimiento fuese el día en que se conmemorase también «el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona».

Este año, sin embargo, la primavera ha venido —nadie sabe cómo ha sido— un día antes que la poesía. Exactamente, ha empezado en el mismo momento en que yo publico esta entrada, es decir, a las 11 h y 29 m de este lunes 20 de marzo. Bien…, qué más da; lo que importa es que una y otra se nos instalen en las entrañas para todo el año. Y vuelta a empezar.

Os invito a celebrar el advenimiento con el poema que Olga Xirinacs compuso para la ocasión el año pasado y que fue traducido al castellano por Carlos Vitale:

“Coged las rosas”

Mirad, es tan solo un momento. Contemplad
cómo entra la primavera de sangre verde.
Preparo mi cuaderno para escribir un rato
sobre este fenómeno que llega en silencio.
Quizá un viento leve, quizá un mistral
moverá las hojas de las lilas,
de las moreras y de los avellanos,
llevará el perfume de los jacintos a las plazas,
sobre tumbas recientes, sobre las olvidadas,
y recordará a vivos y muertos que en este mes de marzo
hay un día que llaman de los poetas. De la poesía.
Tolstói escribió Resurrección, la contundente entrada
a la fuerza de vivir y a la ambición de los hombres,
todo en una sola página, la primera.
Oh, sí, leedla. Porque si algo es preciso que diga el poeta
es que la vida vuelve y se hace sitio, y que los hombres
luchan contra toda naturaleza. Contemplad, también,
La primavera, de Odilon Redon en el Museo Pushkin:
la mujer rosa y desnuda bajo el árbol inmenso,
y no es preciso decir nada más en este día veintiuno de marzo.
La he escrito hace ya muchos años, esta primavera,
mientras los laureles crecían y ofrecían
coronas victoriosas. Coged las rosas
antes de que se deshojen. Hojas y páginas de libro
se abandonan a la frágil esperanza del poeta.

Haikus

Haikus

En esta entrada, transcribo algunos de los haikus (o haikús) compuestos por los alumnos de 3.º de ESO. Además de deleitaros con su lectura, podéis ejercitar vuestro conocimiento de esta manifestación de la lírica japonesa tradicional comprobando la métrica heptasilábica de los tres versos, la presencia o ausencia de kigos

  • Buscando la luz / cerca del horizonte / descubriste el sol.           Celeste Cañete.
  • En esta playa / de arena color miel, / puedo ver tu tez.               Laura Fernández.
  • En el cielo oscuro, / entre tantas estrellas, / me mira la luna.    Anna Fernández.
  • De no estar tú, / demasiado enorme / sería esta cama.               Karan Pal.                   (variante sobre un original de Kobayashi Issa)
  • Soledad amada, / duerme en mi interior, / dame tu calor.          Carlos Poza
  • ¿Y si el alba / se apaga cuando / ya anochece?                              M.ª José Escot
  • ¿Es el viento / o es este caracol / y el tiempo?                               David Iniesta   
  • Las amapolas / que viven en mí solo / son tus recuerdos.           David Iniesta

Feliz día de Reyes

El camello, por Jnj ©

El camello se pinchó
con un cardo del camino
y el mecánico Melchor
le dio vino.

Baltasar fue a repostar
más allá del quinto pino
e intranquilo el gran Melchor
consultaba su “Longinos”‘.

¡No llegamos, no llegamos,
y el “Santo Parto” ha venido!
Son las doce y tres minutos
y tres reyes se han perdido.

El camello cojeando
más medio muerto que vivo
va espeluchando su felpa
entre los troncos de olivos.

Acercándose a Gaspar,
Melchor le dijo al oído:
– Vaya birria de camello
que en Oriente te han vendido.

A la entrada de Belén
al camello le dio hipo.
¡Ay qué tristeza tan grande
en su belfo y en su tipo!

Se iba cayendo la mirra
a lo largo del camino,
Baltasar lleva los cofres,
Melchor empujaba al bicho.

Y a las tantas ya del alba,
ya cantaban pajarillos,
los tres reyes se quedaron
boquiabiertos e indecisos,
oyendo hablar como a un Hombre
a un Niño recién nacido.

No quiero oro ni incienso
ni esos tesoros tan fríos,
quiero al camello, le quiero.
Le quiero, repitió el Niño.

A pie vuelven los tres reyes
cabizbajos y afligidos,
mientras el camello echado
le hace cosquillas al Niño.

Gloria Fuertes publicó este poema en 1954. Este año conmemoramos el centenario de su natalicio.

Rosalía

Rosalía

Si habéis navegado hoy por la red, posiblemente habréis visto que, en su página del buscador, Google dedica un homenaje, en forma de doodle, a la gran autora de las letras hispánicas Rosalía de Castro, quien nació en Santiago de Compostela un 24 de febrero como hoy, allá en 1837.

Tanto para aquellos que aún no la conozcáis como para aquellos que ya habéis leído alguna de sus composiciónes, he aquí unos conocidísimos —a la par que hermosos— versos suyos:

Rosalía (orillas del Sar)A través del follaje perenne
que oír deja rumores extraños,
y entre un mar de ondulante verdura,
amorosa mansión de los pájaros,
      desde mis ventanas veo
      el templo que quise tanto.

            El templo que tanto quise…
Pues no sé decir ya si le quiero,
que en el rudo vaivén que sin tregua
      se agitan mis pensamientos,
      dudo si el rencor adusto
vive unido al amor en mi pecho.

Día Mundial de la Poesía

Durante la trigésima reunión de la UNESCO, celebrada en París en 1999, se adoptó la decisión de proclamar el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía. Sin duda, la elección de la fecha no es aleatoria ni gratuita, ya que, astronómicamente, el equinoccio que da inicio a la primavera se sitúa entre el 20 y el 21 de marzo. La naturaleza, a través de su indisimulada exuberancia, dicta que este es su mes; y el inconsciente humano, a menudo tan sabio, dicta que esta es la estación del amor. Si tenemos en cuenta que el amor es, por antonomasia, el sentimiento humano y que, en literatura, es el género lírico el que le sirve de vehículo expresivo, a poco, por ese camino, llegamos a la poesía.

Queridos alumnos, os invito a que traigáis a este foro un verso, una estrofa o un pequeño poema con el que sumarnos todos a esta conmemoración tan especial. Los versos pueden ser vuestros, si habéis cedido alguna vez a la necesidad de componer; o ajenos, si habéis leído u oído alguna vez versos que os hayan acariciado el alma, rasgado el corazón o movido el ánimo.

Bécquer escribió: «Poesía eres tú». Ven aquí, pues.