Los días que no se vivieron hace 434 años

Los días que no se vivieron hace 434 años

Hace cuatrocientos treinta y cuatro años, las buenas gentes que dormían, comían y amaban donde ahora nosotros dormimos, comemos y amamos no pudieron vivir el día de hoy. De hecho,  aquellas buenas gentes no pudieron vivir diez de los treinta y un días de que dispone el mes de octubre. Dios y el rey les obligaron a que los perdiesen. Aunque, en cierto modo, acaso pudiéramos decir que consiguieron lo que no han conseguido aún ni toda la ciencia acumulada ni toda la tecnología desarrollada por el hombre: viajar en el tiempo.

Para deshacer el carácter enigmático de cuanto se dice en el párrafo anterior, ¿sabrías responder a las siguientes cuestiones?:

  • ¿Qué diez días fueron los que se perdieron?
  • ¿Por qué razón se perdieron?
  • ¿Tiene algo que ver con todos o algunos de los 29 de febrero de los años bisiestos?

Y, ya puestos…:

  • ¿Qué celebérrima escritora española, cuyo quingentésimo aniversario celebramos el año pasado, no pudo ser enterrada esos días?
  • ¿Qué relación guardan esos días con el hecho de que Cervantes y Shakespeare, cuyos cuadringentésimos aniversarios conmemoramos este año, muriesen el mismo día, pero no muriesen el mismo día?

6 thoughts on “Los días que no se vivieron hace 434 años

  1. Jnj Post author

    Me adelanto a los comentarios que he ido recibiendo para dar paso a algunos de los mejores y más tempranos de entre todos los que habéis redactado.
    Helos a continuación…

    Reply
  2. Carmen

    1- Del 5 al 15 de octubre
    2- En el año 46 a. de C. Julio César terminó con el calendario lunar e instituyó el uso del calendario juliano, un calendario solar que establecía la duración del año en 365,25 días, y contenía meses de 30 y 31 días, excepto febrero que tenía 28 días y 29 en los años bisiestos. Pero el astrónomo encargado de calcular la duración del año se pasó 11 minutos y 14 segundos. A mediados del siglo XVI el calendario llevaba 10 días de adelanto a las estaciones. En 1582 el papa Gregorio XIII ordenó revisar el calendario, que pasó a ser conocido como gregoriano, y ese año se suprimieron los días comprendidos entre el 5 y el 15 de octubre.
    3- Si
    4- Teresa de Jesus, murió el 4 de Octubre de 1582 y fue enterrada el día 15 del mismo mes, aunque en realidad era el día siguiente.
    5- Cervantes murió, oficialmente, el 23 de Abril de 1616… del calendario gregoriano, que ya regía en España. Shakespeare también lo hizo, el 23 de Abril… del calendario juliano (3 de mayo en el gregoriano), vigente todavía en Inglaterra. Es decir, diez días más tarde.

    Reply
  3. Celeste

    Los días perdidos fueron desde el jueves 4 de octubre hasta el viernes 15 de octubre. Estos once días se eliminaron a causa de un mal cálculo realizado por el sabio Sosígenes en el calendario juliano, relacionado con el período de traslación de la Tierra y el año bisiesto, que para solucionarlo y reorganizar el calendario, Gregorio XIII y una comisión de sabios, decidieron eliminar once días del mes de octubre de 1582 y limitar los años bisiestos a uno de cada cuatro años quitando los que acabasen en dos ceros y la cifra fuese divisible por 4, y salvando los años seculares. De esta manera evitaron cualquier tipo de desfase o trastoque en el calendario gregoriano, causado por las 5 horas y 48 minutos de más de los que consta un año trópico.

    La escritora española Santa Teresa de Jesús falleció el 4 de octubre de 1582 y no pudo ser enterrada.

    El cambio de calendario fue adoptado inmediatamente en España, sin embargo en Inglaterra no se innovó hasta el 1752, por lo tanto para los ingleses la muerte de Shakespeare y Cervantes fue diez días antes (23 de abril) que para los católicos (3 de mayo), debido a que en lo calendarios gregorianos ya estaban esos diez días adelantados.

    Reply
  4. Joel

    ¿Qué once días fueron los que se perdieron?
    ¿Por qué razón se perdieron?
    ¿Tiene algo que ver con todos o algunos de los 29 de febrero de los años bisiestos?
    Gregorio XIII, asesorado por el astrónomo jesuita Christopher Clavius promulgó, el 24 de febrero de 1582, la bula Inter Gravissimas en la que establecía que tras el jueves 4 de octubre de 1582 seguiría el viernes 15 de octubre de 1582.
    Con la eliminación de estos once días desaparecía el desfase con el año solar, y para que no volviera a producirse, se eliminaron en el nuevo calendario tres años bisiestos cada cuatro siglos.

    Y, ya puestos…:

    ¿Qué celebérrima escritora española, cuyo quingentésimo aniversario celebramos el año pasado, no pudo ser enterrada esos días?
    Santa Teresa de Jesús, murió el 4 de octubre, el día que entraba en vigor el calendario gregoriano. A Santa Teresa la enterraron 24 horas después… el 15 de octubre.
    ¿Qué relación guardan esos días con el hecho de que Cervantes y Shakespeare, cuyos cuadringentésimos aniversarios conmemoramos este año, muriesen el mismo día, pero no muriesen el mismo día?
    En 1582, el Papa Gregorio XII adelantó 10 días el calendario, de modo que el día 5 de octubre pasó a ser el 15 del mismo mes. Inglaterra no cambió su calendario hasta 1752. Así, que para los ingleses, Shakespeare murió el 23 de abril, pero para los países católicos ocurrió el 3 de mayo

    Reply
  5. Cynthia

    Los días del 4 al 15 de octubre de 1582 jamás existieron, todo se debe a una medida adoptada hace hoy 434 años por el papa Gregorio XIII para reorganizar el calendario juliano, que era el que se utilizaba en el mundo católico. Los años bisiestos fueron implantados por Dionisio ‘El Pequeño’, un monje de Turquía que en torno al año 200 (d.C) halló la diferencia entre lo que contaba el calendario juliano y sobre como era en la realidad, y por el que si ese fallo no se corregía, en el plazo de 500 a 600 años la duración del verano podría acabar cuando es la duración de invierno y viceversa, básicamente las estaciones no cuadrarían.
    Teresa de Cepeda y Ahumada o también conocida como Teresa de Jesús, murió el 4 de Octubre de 1582, en alguna hora de la noche del 4 al 15 de octubre de 1582, la noche de transición en España del calendario juliano al gregoriano. Y eso hizo que no la pudieran enterrar ya que esos días no existieron, en sí.
    En 1582, el Papa Gregorio XII adelantó 10 días el calendario, de modo que el día 5 de octubre pasó a ser el 15 del mismo mes. Sólo Francia, Italia y España adoptaron inmediatamente este cambio. Inglaterra no lo hizo hasta 1752. Así, para los ingleses, Shakespeare murió el 23 de abril, pero para los países católicos ocurrió el 3 de mayo.

    Reply
  6. Clara

    En el año 1582, se descubrió que el tiempo que tardaba la Tierra en girar alrededor del Sol correspondía a 365,2422 días y no a 365,25 como se había creído hasta ese momento. Esa diferencia, aunque parecía pequeña, había provocado algunas alteraciones que se notaban sobretodo en el período de duración de las estaciones. Y si no se le ponía remedio lo antes posible, al cabo de los siglos aún se iría alterando más.
    Por eso, el papa Gregorio XIII, ordenó que se idearan una serie de medidas para solucionar el problema. Y se tomaron dos decisiones que cambiarían el calendario a partir de ese momento. La primera fue que no fueran bisiestos los años cuyas dos últimas cifras no fueran múltiplos de 4. Y la otra fue la de saltar 10 días en el calendario. De esta manera se pasó del jueves 4 de octubre a un viernes 15 de octubre.
    Por lo tanto, las personas que murieron el 4 de octubre, no fueron enterradas hasta el 15 de octubre. Uno de los casos es el de la escritora española Santa Teresa de Jesús.
    Otro dato que siempre se ha sostenido es que Cervantes y Shakespeare murieron el 23 de abril de 1616, pero la fecha no es exacta en ningún caso. Cervantes falleció el día 22, pero su muerte fue registrada el día 23; la fecha de su entierro. Y Shakespeare murió el 23 de abril de 1616 en Inglaterra, aunque en realidad fue el 3 de mayo en los países que se adaptaron antes al calendario gregoriano.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *