Esto es lo que puedo ver desde mi ventana. No es gran cosa, pero me gusta. Hoy es un día feo aunque, cuando hace un día hermoso, la vista se ve más bonita.

Desde mi ventana, se puede observar una panadería y una frutería, a pesar que hoy permanecen cerradas; además, puedes ver también las casas de mis vecinos.

Vivo en el primer piso y me gusta, porque así puedo mirar a mi gato esperándome cuando llego a casa del Instituto.

Hoy, dos meses después… Hace un día mucho más hermoso que antes, la frutería y la panadería están abiertas y ahora ya podemos verlas. La vista me parece más interesante y bonita que antes.