Azulín azulado

Aquesta història de la Raquel Díaz ens narra com diferents personatges van vencent prejudicis per establir lligams de companyia, d’afecte i d’amistat, deixant enrere gelosia i desconfiança.

“En la calle Amapolas hay una vieja casa que parece abandonada pero no lo está, en ella vive la señora Soledad, más sola que la una, tachando los días en el calendario y tomando el té con su sombra. Antes, hace años, su jardín estaba lleno de niños, pero esos niños ya crecieron y ella se quedó sin compañía.

Cose vestidos de lunares para las mariposas y capas de raso para los gorriones y todas las noches, antes de ir a dormir, repite la misma frase:
“Azulín azulado, otro día más que ha terminado”.
(Ed. Thule)
A partir de nou anys.

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *