Cómo se muestra el Barroco en el soneto de Quevedo “Ah de la vida…

COMPOSICIÓN POÉTICA TÍPICA DEL BARROCO: SONETO

“¡Ah de la vida!”… ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.

¡Que sin poder saber cómo ni a dónde
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.

Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.

En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.

 

Francisco de Quevedo

El Barroco  es uno de los periodos literarios más importantes para la literatura castellana. Durante este periodo la grave situación política y social en la que se encontraba el país fueron solo algunos de los elementos clave para que grandes escritores como Lope de Vega o Luis de Góngora revolucionaran la escena literaria imponiendo novedades y rompiendo con los moldes de la literatura anterior.

 

 

No menos importante fue la obra de Francisco de Quevedo que mostró en sus sonetos y con su estilo conceptista el gran  dominio que tenía del lenguaje, del humor y de la asociación de ideas opuestas. Muestra de ello es el soneto “¡Ah de la vida!..Nadie me responde!”. En este poema, Quevedo trata un tema propiamente Barroco como el desengaño, el pesimismo existencial. El poeta clama en los cuartetos por su juventud perdida, porque sin darse cuenta el tiempo ha ido pasando (tópico literario del Tempus fugit) y como de repente se encuentra envejecido, mayor, achacado por los males inciertos de la vejez y viendo como cada día que pasa, su final se encuentra más cerca. Vivir es ir muriendo.

Esta idea del paso inevitable del tiempo se refuerza en los terceros del citado soneto cuando utiliza de manera reiterada los adverbios de tiempo : “ayer”, “mañana” y “hoy”. Siempre insistiendo que el pasado quedó atrás, el futuro es incierto y el presente se convierte rápidamente en pasado y que por lo tanto, no existe.. Para los autores barrocos, la vida es breve. Un instante fugaz que se debe aprovechar porque los placeres terrenales se quedan aquí y después de la muerte no se podrá gozar de ellos.

 

 

Este soneto de marcado carácter existencial (o filosófico) muestra el tono pesimista que se relaciona con el Barroco, buscando una respuesta que no llega sobre la vida, sobre la muerte. Quevedo nos plantea un juego de palabras que recorren el tiempo mediante el uso de adverbios y de los consecuentes tiempos verbales para insistirnos en la idea de que el tiempo inevitablemente pasa:” soy un fue, un será, y un es cansado”.

imagen de:http://lclcarmen3.wordpress.com/

 bombilla

 

CONSULTA LA TEORÍA DE LA LITERATURA BARROCA (POESÍA)

 

 

bombilla

 

CONSULTA CÓMO SE REALIZA UN COMENTARIO DE TEXTO LITERARIO