Indiana Jones y la última cruzada (1989) Lápida en latín

Nos encontramos ante la tercera y quizás más transcendental aventura del famoso arqueólogo Indiana Jones: la búsqueda del santo grial. No está solo en esta empresa. Otro arqueólogo le guiará, aparentemente con buenas intenciones. Después, ¡ay! descubriremos que acecha la mano oscura de los nazis.

De momento, sin embargo, una lápida medieval escrita en latín parece que servirá de ayuda para la búsqueda. Eso sí, hay que estar bien preparado. Y sobre esto tenemos algunas dudas: Cuando  Jones comienza a leer el texto dice algo así como que se trata de latín clásico del siglo XII (!¡?) y las primeras palabras que traduce son: “is aquam bibite”, cosa que no tiene ningún sentido, y que además no se corresponde con lo que dice el texto (“quisquis bibit aquam…”).

Aquí tenéis el texto mutilado que aparece sobre la piedra: “[qui]squis bibit aquam ruc… … ego dabo ei habebit fontem … … se surgentem vitae aeternae fugiu… … domine exercitum rex deorum nostru[m] … … [b]eati illi qui habitant in aede tua dominu… … [l]audant te in secula saeculorum : sum … …[+] tu deus es meum refugium : emit … … [m]itte tuam lucem et veritatem + sint …em + sint hae mihi duces : ducant me ad … …[a]m sacram montem in loco quem incolis : per angustias crescentis lunae : uni viro satis latas : ad templum solis omnibus viris satis sanctum … e + ubi gradalis quae continet sanguinem jesu christi nostri permanet in aeternum tu [deu]s omnibus viris satis sa[nctus]”

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *