Una rubia muy legal (2001) Abogados y latín

Elle Woods cree que tiene todo lo mejor que la vida puede ofrecerle: belleza, dinero y un novio atractivo, Warner. Sin embargo, cuando este se va a estudiar derecho a Harvard, le dice que va a dejarla porque la considera una persona demasiado superficial.

Para una joven realmente superficial esto significaría un completo desastre, pero Elle decide sobreponerse y, aunque no responde en absoluto a su estilo de vida, apuntarse también a la facultad de derecho para demostrar su inteligencia a Warner.

En la primera escena parece que la cosa no le va a ir demasiado bien. ¿Qué es peor, un “malum in se” (un delito que es considerado malo de manera natural por todos) o un “malum prohibitum” (un delito creado por la convención de una sociedad concreta)? Elle se halla un poco perdida…

De todas formas, poco a poco va adaptandose a sus estudios y, aunque de una manera algo peculiar, se atreve incluso a aconsejar a una amiga. Solo es necesario utilizar unas cuantas locuciones en latín, como “ipso facto” o “habeas corpus” (la norma que obliga a los estados a presentar ante un juez a cualquier detenido) y ya eres medio abogada…

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *