Henry V (1944 -1989) Te Deum y Non nobis

Os presentamos dos versiones del “Henry V” de Shakespeare. En ambas escuchamos un himno latín de alabanza a Dios después de la batalla de Agincourt.

En la versión de Laurence Olivier, siguiendo al pie de la letra el texto de la obra de teatro original el rey ordena que se entonen un “Non nobis” y un “Te Deum” para agradecer a la divinidad la gran victoria contra el ejército francés. Sin embargo solo oímos los primeros versos del segundo himno: “Te Deum laudamus, Te Deum confitemur. Te aeternum Patrem omnis terra veneratur. Tibi omnes angeli…” (Te alabamos Señor, en Ti confiamos, Señor. Toda la tierra Te venera como Padre eterno. A ti todos los ángeles…).

En la versión de Kenneth Brannagh, en cambio, solo se entona el “Non nobis”: “Non nobis, Domine, non nobis sed nomini tuo da gloriam” (No a nosotros, Señor, no a nosotros sino a tu nombre concede la gloria), que procede del Salmo 113:9. Curiosamente, el cantante que inicia el “Non nobis” es Patrick Doyle, el propio compositor de la pieza.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *