El dragón del lago de fuego (1981) Conjuros de un brujo en latín

En un artículo reciente vimos una escena de un film de Harry Potter en el que los aprendices de mago usaban el latín en sus conjuros. Esta serie de películas ha recuperado y magnificado un recurso habitual en el cine de fantasía: cada vez que quieren superar las fuerzas de la naturaleza, los brujos o brujas consultan sus antiguos manuscritos y pronuncian sus citas latinas.

Aquí os presento los primeros 15 minutos del film “Dragonslayer”, de 1981. Veréis enseguida cómo aparece un mago que dice lo siguiente: “Unus in nihil… Omnia in duos… Duo in unum… Unum in nihil. Nec quattuor… nec omnia, nec unus, nec nihil sunt.” (“Uno en nada… Todo en dos… Dos en uno… Uno en nada. Ni cuatro… ni todo, ni uno, ni nada son). Parece magia, pero también podría ser un repaso básico de matemáticas.

Más adelante, sin embargo, cuando llega la petición de auxilio, la magia es más clara: “Nunc habeamus lucem… et calorem.” (“Ahora tengamos luz… y calor”). Y llegado el momento de enfrentarse a la muerte, no podemos negar que su conjuro tiene una cierta ambigüedad: “Mortem confundit magus” (“El mago engaña a la muerte”).

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *