Los visitantes (1993) Brujería y latín macarrónico

Esta película francesa nos explica una curiosa variante de los viajes en el tiempo: Un caballero medieval y su sirviente gracias al poder de una poción mágica se trasladan a la Francia de los años 90 del siglo pasado. Allí viven una serie de peripecias divertidas, aunque la más chocante es que pueden encontrar a algunos de sus descendientes.

En la escena que os presento el conde Godofredo y sus hombres se acercan a la cabaña de una terrible bruja. Ella será la que provocará con sus artes la caída en desgracia del caballero, hecho que le obligará, con la ayuda del mago Eusebius, a viajar en el tiempo para solucionarla.

Antes de encontrarse con la bruja ven uno de sus libros de magia negra. Las palabras que brevement podemos leer son alemanas y castellanas. De latín solo encontramos “silvae” (bosque) y la forma macarrónica “cretinus”, latinización del francés “cretin”. Sin embargo el conde lee algo así como “per anxia queribus memoriam”, difícil de interpretar (a través de las dificultades– quejas(?) – recuerdo), pero en nada relacionado con lo que traduce el sirviente… De hecho, es igual, lo importante es que si hay magia negra, tiene que aparecer el latín…

De los conjuros de la bruja sólo he podido identificar “Corpus malum!”

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *