JUSTO

Ya hace años, vivía un mozo de pueblo en una casa donde había más animales que personas. Era el mayor de cinco hermanos. Era Justo, un muchacho muy alegre y despreocupado  que hacía de monaguillo en la Mata y pasaba el día brincando por los canchales. Antes de irse a acostar al pajar cubierto con no más que una manta ycuatro puñados de heno, Justo rezaba para que aquella noche los ratones le dejaran descansar. Pese a sus oraciones los ratones aparecían noche tras noche. Aparte de eso el chico era feliz en su pueblo.

Un domingo al acabar la misa, su tío le dijo: _“Justo, eres ya un hombrecito con ocho años, ya puedes ir a trabajar, esta misma tarde saldrás hacia una finca que está a cinco kilómetros de aquí para guardar las ovejas del dueño.”_ El jovencito estuvo toda la comida callado, pensó que era más fácil que oponerse a la decisión de sus mayores y, después de la siesta, Justo partió hacia la finca. A partir de ese día, todas las mañanas el chico sacaba a las ovejas y se perdía por los montes llenos de almendros; no echaba de menos a su madre, y estaba contento de poder ejercer de pastor tan pronto. Una mañana, el niño se sentó a desayunar, ordeñó uno de los borregos y cogió unas cuantas almendras tiernas.Para abrirlas utilizó un par de piedras que encontró en el suelo y, después de saborear el amargo del quinto fruto seco, se machó un dedo intentando partir la siguiente. No era nada grave. Le salió un poco de sangre del dedo, pero entonces se acordó de su madre y se echó a llorar. Dejó el rebaño allí y corrió desde la montaña hasta la finca, donde estaba almorzando el propietario; _ ¿Qué te pasa hijo?_  le preguntó el dueño, pero no obtuvo respuesta alguna. Justo solo lloraba.

El pobre paisano llevó al zagal al pueblo y, una vez allí abrazó a su madre y le explicó que le había pasado en el dedo. Años después, Justo recuerda esto como una anécdota graciosa para contar a sus nietos y dice también que aprendió una lección.

Emma López 3.2

Aquest article ha estat publicat en 3º ESO. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a JUSTO

  1. Alba y Júlia diu:

    N0s ha gustado mucho, porque es una bonita história que nos ha hecho aprender una lección.

  2. Alba y Júlia diu:

    Nos ha gustado mucho,porque es una bonita história que nos ha hecho aprender una lección.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *