¿SON EFICACES LAS HUELGAS DE ALUMNOS?

Una huelga de alumnos es una forma de protesta que consiste en la pausa temporal de los estudios, hecha de común acuerdo, con el fin de conseguir mejoras en el sistema educativo.

A pesar de que las huelgas se realicen para fines beneficiosos para todos, hay diversos conceptos de huelga entre los estudiantes. Uno de ellos, quizá el más perjudicial, es el clásico “un día más de fiesta”. Es obvio que no es gracias a este tipo de mentalidad por lo que se consiguen todos los propósitos, más bien todo lo contrario. Gracias a alumnos que no se toman en serio las huelgas, lo único que se demuestra es que lo que se está exigiendo no es tan importante cuando gran parte de los alumnos aprovechan las huelgas para ahorrase seis horas de clase ese día. De hecho, ese uno de los mayores motivos por los que el derecho a huelga durante un curso es limitado: la pérdida innecesaria de clase para algunos. Por el contrario, están los que realmente necesitan y por eso exigen ese cambio, esa mejora: los alumnos que salen a la calle, con pancartas, con megáfonos a reivindicar y a dejar claro lo que quieren y la urgencia con la que lo quieren. Por suerte, son mayoría los alumnos que dan la cara y es gracias a ellos por lo que han cambiado y cambiarán tantas cosas referentes al sistema educativo.

En conclusión, poniendo como ejemplo una de las huelgas más polémicas y sonadas del país, contra la reválida en cuarto de la ESO, es evidente que las huelgas de alumnos son eficaces y gracias a ellas se han conseguido muchas de las peticiones demandadas por el alumnado.

Claudia Cardenas 3.2

Aquest article ha estat publicat en 3º ESO. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *