UN LUGAR EXÓTICO

Cuando abrí los ojos por primera vez, quise creer que todo aquello era fruto de mi imaginación. A mi alrededor, todos mis compañeros del avión  yacían inconscientes sobre la húmeda tierra, envuelta de exuberantes árboles repletos de flores y frutos tropicales. Me encontraba  atrapado en un lugar totalmente desconocido, ahogado en un clima tan cálido que hasta me dificultaba la respiración.

Lo primero que se me ocurrió fue pedir ayuda, pero inmediatamente me di cuenta de que estaba solo y que, por mucho que gritase, mis chillidos se mezclarían con el sonido de aquellos pájaros de extravagantes plumas y pico anaranjado que habían clavado la vista en mí.

Más asustado que nunca, decidí seguir adelante, no pararme e intentar buscar una salida. Mientras seguía un pequeño camino repleto de enormes palmeras verdosas que ocupaban todo el cielo,  vi a lo lejos un pequeño mono revoltoso, de pelaje oscuro, que colgaba de un árbol, con la cola perfectamente arqueada, mientras me señalaba, riendo y gritando , como si quisiese burlarse de mí.

Iana Ursu 3.4

Aquest article ha estat publicat en 3º ESO. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a UN LUGAR EXÓTICO

  1. Yo diria que el final, lo podria haber alargado mas ya que se queda con lo del mono y esperaba otro final mas completo. Buena redaccion Iana. 🙂

  2. XrEdEr445 diu:

    Estoy muy de acuerdo contigo ^_^

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *