HACER MEMORIA ES UNA LABOR DE TODOS

La jornada de Sant Jordi celebrada el 24 de abril en nuestro instituto, además de por su ya tradicional recital músico-poético, se caracterizó por dos excursiones que buscaban fomentar la memoria histórica, tan olvidada en nuestro país.

En una de ellas los alumnos de segundo de bachillerato se desplazaron al barrio del Poble-Sec, este de Barcelona, a realizar una visita guiada por el ‘Refugio 307’, que en tiempos de la Guerra Civil Española sirvió como resguardo de civiles durante los ataques por medio aéreo a la urbe catalana. En la otra excursión los alumnos de cuarto de ESO acudieron a la localidad tarraconense de Corbera de Ebro. Allí los pupilos visitaron el museo conmemorativo y pasearon por las calles de lo que antes del bombardeo fue el antiguo pueblo.

Ambas excursiones, de temática muy similar, tenían como objetivo hacernos ver que hace no tanto tiempo lo que ahora son las calles por las que compramos o tomamos algo en un bar fueron terriblemente atacadas desde el aire, y que todavía queda alguna prueba de formas de supervivencia que el pueblo tuvo que crear para resistir a la barbarie.

Nada más llegar a Barcelona, los alumnos de segundo de bachillerato fuimos adentrándonos en el refugio, mientras nuestro guía, de una manera muy lúdica y fomentando la participación de todos nosotros, nos relataba la disposición geográfica de cerca de 1500 refugios por toda la ciudad y de los pasos y metodología que los civiles llevaron a cabo para establecer una gran red de refugios antiaéreos.

Entre otros datos, supimos que la construcción de este refugio se vió muy favorecida por el uso de una pequeña montaña para establecerse bajo ella, evitando así, tener que abrirse espacio con el suelo perforándolo.

La sensación vivida al entrar al refugio fue totalmente indescriptible, el hecho de tener el techo prácticamente rozándote la coronilla demuestra la dificultad de entrar allí con prisas, huyendo de un bombardeo y introducirte bajo tierra pensando que posiblemente no volverías a salir de allí, justamente la sensación que los ciudadanos de Barcelona sentían en los momentos de bombardeo.

Durante la excursión conocimos otros datos e intrahistorias que sucedían dentro del refugio, más bien de la vida y la organización dentro de él. Vimos que el refugio contaba con diferentes estancias en las que se colocaban bancos para que los ciudadanos se sentaran y conseguir, así, que con las explosiones, sus cuerpos no alcanzaran el techo.

Fue una excursión que nos ayudó mucho a hacernos una idea de las vivencias de la población civil durante aquél periodo, así como a tener una imagen de una Barcelona en guerra y saber con más profundidad lo que sucedió realmente.

Por su parte los alumnos de cuarto de ESO acudieron a Corbera de Ebro, una localidad que durante la batalla del Ebro sufrió unos ataques salvajes, como pudieron comprobar los alumnos al caminar por el Poble Vell, que se encuentra derruido, tal y como quedó tras los bombardeos. Algún alumno nos ha transmitido que las sensaciones que vivió en aquellos momentos en que paseaban por allí diciendo que eran de impacto, añadiendo además que intentaron imaginar los momentos en que todo ocurrió, algo que les impactó mucho. En el Poble Vell encontramos, entre otros, la iglesia derruida y con una fachada que todavía conserva las marcas de los impactos balísticos.

Antes de esto realizaron la visita por el Museu Memòria de la Guerra, lugar en que hay expuestos objetos y vestimentas del bando republicano, lo que demuestra que fue un pueblo sin ningún potencial armamentístico defendiendo su vida y la democracia.

Para finalizar la excursión, los alumnos se desplazaron a la localidad de la Fatarella donde podemos encontrar las trincheras que los civiles utilizaron durante el conflicto.

Se trata, sin duda de una jornada de Sant Jordi en que los alumnos pudimos rememorar tiempos oscuros de nuestra historia como son los de la Guerra Civil Española, y recordar que las diferencias ideológicas no son motivo para generar conflicto entre hermanos y compatriotas, la hermandad es el camino a la paz.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *