El dragón del lago de fuego (1981) Surge, mensa!

Volvemos a la película “Dragonslayer” del año 1981:

El joven aprendiz Galen ha perdido a su maestro, el gran mago Ulrich. Por este motivo es él quien tendrá que enfrentarse al maléfico dragón que tiene todos los habitantes del reino atemorizados. Su dominio de la magia, realmente escaso, no infunde demasiadas esperanzas ni a los caballeros ni al propio rey…

El latín de los conjuros de Galen es correcto. Dice en primer lugar: “heus, mensa, surge!” que podemos traducir como “¡tú, mesa, levántate!”. El latín es bueno, pero no la magia. De manera que debe insistir con un “surge, mensa!” (“levántate, mesa!”). Sin éxito.

Se cierne sobre el reino un futuro muy negro…

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *