Inicio de la lectura

Cinco horas con Mario (1966) es una excelente novela, un complejo artefacto lingüístico que indaga en las contradiciones y complejidades de los seres humanos a través del retrato de Carmen, sin duda, uno de los grandes personajes de la literatura española.

En los diversos artículos que iremos colgando propondremos pistas y actividades que ayuden a consolidar la lectura de esta novela, pautas que nos permitan descubrir las virtudesde una obra literaria excepcional.

Inicialmente aparecerá una cita significativa de los contenidos del capítulo y a partir de ello propondremos dos tipos de actividades, las previas a la lectura y las posteriores a la lectura; en las primeras apuntaremos aquellos aspectos que puedan ayudar a la correcta contextualización de lo narrado y a su plena comprensión. En las segundas, voluntarias, intentaremos reflexionar sobre lo leído ahondando en su significación.

 

Una esquela

La novela empieza de una forma rotunda. Con una esquela, ese -según explica el diccionario de la Real Academiaaviso de la muerte de una persona que se publica en los periódicos con recuadro de luto. Suele indicar la fecha y el lugar del entierro, funeral, etc.

Este recurso es más importante de lo puede parecer pues, más allá de informarnos de que el Mario del título es un fallecido, la misma estructura de la esquela nos permite conocer su edad -49 años- y a algunos de los personajes que aparecerán posteriormente en la novela: su esposa Carmen, sus hijos, su suegro -padre político-, sus cuñadas -Julia y Encarna-…. A modo de un dramatis personae teatral, Delibes nos presenta a muchos de los personajes de este drama.

Por si no fuera poco, la esquela nos informa de que la novela está ambientada en un día preciso; el 24 de marzo, en concreto, la noche del 24 al 25 de marzo de 1966. Este dato va ser importante para entender el contexto histórico en el que han vivido los personajes.

 

Una curiosidad; empezar una novela con una esquela no una propuesta absolutamente original de Miguel Delibes. En 1931, el periodista Joaquim Ventalló publicó su primera y única novela, Pau Canyelles, ex-difunt, que empezaba, precisamente, con la reproducción de una esquela publicada en La Vanguardia. Aunque es seguro que Delibes no conocía esta novela, la coincidencia no deja de ser curiosa.

esquela-canyelles.jpg

 

Actividad optativa:

¿Qué haremos este año la noche del 24 al 25 de marzo? Siempre podremos imaginar que, 46 años antes, Carmen estaba velando a Mario en una larga y terrible noche.

Capítulo inicial

El corazón es muy traicionero

Reflexiones previas

Este primer capitulo de la novela puede resultar algo difícil pues constituye un ejercicio literario de extrema complejidad. La descripción del velatorio, las entradas y salidas de pesonajes, las reflexiones personals de Carmen -simpre en cursiva-, los comentarios de la gente -entrecomillados- que llega para dar el pésame, la divesidad de nombres…Todo ellos construye un magnífico collage, vivo e intenso, de esos momentos dolorosos.

En todo caso, hay que hacer especial hincapié en algunos aspectos: el tiempo de presente de la narración, la aparición de los hijos del Mario y Carmen, dos de los cuales se llaman, precisamente, Mario y Carmen -la repetición de los nombre puede llegar a confundir-, la repetición casi obsesiva de determinadas frases… Pude darse el caso de que alguna de las cosas que lean no las entiendan -por ejemplo, ¿qué ocurre con Encara, la cuñada?-; no se desanimen. Todo se explicará a medida que vayamos avanzando en la lectura.

Actividades para después de la lectura

1.- La riqueza léxica del texto de Miguel Delibes es apabullante; transcriba cinco definiciones de cinco palabras cuyo significado haya tenido que buscar en el diccionario.

2.- La descripción del beso que no es un beso es de una precisión admirable; imitando  a Delibes, describa un gesto de saludo de los muchos que podemos efectuar cuando vemos a algún conocido: un arquear la cejas, un darnos la mano, un  movimiento con la cabeza…

Capítulo I

¡Qué buena estás. qué buena estás!

Reflexiones previas

Empiezan, propiamente, las Cinco horas com Mario. A partir de ahora la estructura de la novela se va a mantener fija: Carmen lee algún versículo de la Biblia marcado por Mario y ello sirve de desencadenante para su particular discurso. En ese singular monólogo, Carmen evoca la vida compartida con Mario, y lo hace desordenadamente, con muchos sobreentendidos. La actitud del lector debe de ser la del investigador, que va recogiendo piezas dispersas y desprdenadas para componer un retrato fiel de lo ocurrido.

Actividades posteriores

1.- ¿ Cuál es el sentimiento predominante en el discurso de Carmen?

2.- ¿Le molesta,a Carmen, la manera de ser de Eliseo San Juan?

3.- ¿Cómo valora Carmen su vida sexual con su marido?

Capítulo II

¡Pedazo de holgazán! ¡Tonto de capirote!

Reflexiones previas

Las preocupaciones de Carmen por su posición social se concretan en su deseo frustrado de tener un coche; en 1966, la clase media española empezaba a vivir una inicial inmersión en la sociedad de consumo: la emigración de millones de españoles, la irrupción de capital norteamericano, el fenómeno del turismo y la prohibición de unos sindicatos que luchasen por las condicions de los trabajadores consolidó el auge económico de un franquismo que intentaba ofrecer al exterior una imagen de normalidad. Para simplificarlo diríamos que, en pocos años, los ciudadanos españoles pasan de tener hambre a tner una nevera, de ir descalzos a poder comprarse un coche. Y el coche por excelencia fue el Seiscientos.

Cuando lean el capítulo apareceran nombres -Esther, Julia, Galli, especialmente Paco- cuya identidad e historia desconocemos. Recordemos estos personajes porque reapareceran en la novela.

Actividades para después de la lectura

1.- Señale los títulos de las novelas escritas por Mario

2.- ¿Entiende Carmen las novelas de Mario? ¿Por qué? ¿Qué tipo de literatura le gusta a Carmen?

3.- Señale la clase social a la cual dice Carmen pertenecer.

Capítulo III

Siempre me ha dolido tu pobre concepto de mí

Reflexiones previas

El recuerdo de la Guerra Civil era muy vivo aún el año 1966, y Carmen constituye un buen ejemplo del estado de opinión de buena parte de la sociedad española; un amplio sector de la población consideraba no sólo que había sido necesaria la guerra sino que ésta se tenía que recordar constantemente para evitar la irrupcion de nuevas ideas que pudiesen tranformar el país. Reaccionaria y refractaria a cualquier cambio, Carmen se siente integrante de un colectivo de vencedores que deben aún humillar y pisar a los vencidos. Por eso no podrá entender ni a Mario ni su hijo, que, joven, llega con una nuevas ideas que ella no puede ni compartir ni entender.

Actividades para después de la lectura

1.- Señale por qué se enamoró Carmen de Mario. ¿qué vio en él?

2.- ¿Quién fue Elviro? Explique la relación de Carmen con Elviro y su esposa, Encarna, que tanta importancia tendrá en la novela.

Capítulo IV

Fuiste frío conmigo, cariño.

Reflexiones previas

La represión de la sexualidad femenina desde planteamientos morales católicos fue uno de los pilares de la educación durante el franquismo; todo lo que no fuese matrimonio y reproducción era considerado pecado y delito. Si recordamos Nada de Carmen Laforet y un personaje como la tía Angustias, su brutal control inquisitorial que ejercía sobre Andrea, tendremos un buen retrato de lo que se creía debería ser una mujer en la nueva España.

A pesar de ello, es difícil poner puertas al campo y, aunque Carmen es una mujer decente a machamartillo, descubrimos algunos secretos de su vida sexual que no dejan de sorprendernos: las visitas a los viejos Gabriel y Evaristo, los besos de Menchu, la fascinación por Jose María, el hermano de Mario.

El capítulo sigue evocando la Guerra Civil, y en este caso, el drama de muchas familias que vieron cómo sus hijos luchaban en bandos contrarios. “Pasear a a alguien” era un eufemismo de la época para decir que alguien había sido secuestrado y asesinado con la connivencia y tolerancia de las autoridades.

Actividades para después de la lectura

1.- A partir del relato de los coqueteos de Carmen, y de cómo ella los explica, ¿creen que Carmenfue una mujer feliz con sumarido?

2.- La muerte de Elviro y de Jose María genera unos sentimientos extraños en Carmen. ¿Por qué Carmen “casi disfrutaba” al dar la noticia de la muerte de Elviro?

Capítulo V

Conversaciones serias, lo que se dice conversaciones serias, muy pocas hemos tenido.

Reflexiones previas

En este capítulo nos encontramos con referencias a una de las experiencias más terribles de la Guerra Civil española: los bombardeos sobre la población civil. En 2008 se recordó en Barcelona el 70 aniversario de los más terribles bombardeos sufridos por la ciudad; la visita a la exposición ubicada en la estación de metro de la Plaça Universitat trasladó a los visitantes a tan terrible  experiencia.

Carmén también nos muestra su oposición a las nuevas ideas religiosas surgidas a tenor del Concilio; se refiere al Concilio Vaticano II, una decisiva reforma ecleseástica llevada a cabo a mediados de los años sesenta que intentó poner al día determinados planteamientos de la ortodoxia católica.

Actividades

1.- Según Carmen, ¿que le basta saber a una mujer? ¿Crees que ésta era una opinión extendida en la sociedad española de la época?

Capítulo VI

Antes la muerte que rozarme con un judío o un protestante

Reflexiones previas

En este capítulo, Carmen sigue con su discurso evocando momentos de su vida compartida con Mario. Una de las características más precisas de su carácter que se formulan en este capítulo es su xenofobia, es ecir, su animadversióm, miedo y odio a todo lo extranjero. judios, protestantes o negros son, para Carmen, gente indeseable con los que no quiere ningún tipo de trato.

Otro tema interesante en este capítulo es la dscripción que se lleva a cabo de la  depresión de Mario; en honor a la verdad, aunque Carmen se muestra poco comprensiva, hay que reconocer que la sensibilidad social que en los años sesenta se tenía hacia esta enfermedad era muy alejada de la que podemos encontrar hoy en día.