Capítulo inicial

El corazón es muy traicionero

Reflexiones previas

Este primer capitulo de la novela puede resultar algo difícil pues constituye un ejercicio literario de extrema complejidad. La descripción del velatorio, las entradas y salidas de pesonajes, las reflexiones personals de Carmen -simpre en cursiva-, los comentarios de la gente -entrecomillados- que llega para dar el pésame, la divesidad de nombres…Todo ellos construye un magnífico collage, vivo e intenso, de esos momentos dolorosos.

En todo caso, hay que hacer especial hincapié en algunos aspectos: el tiempo de presente de la narración, la aparición de los hijos del Mario y Carmen, dos de los cuales se llaman, precisamente, Mario y Carmen -la repetición de los nombre puede llegar a confundir-, la repetición casi obsesiva de determinadas frases… Pude darse el caso de que alguna de las cosas que lean no las entiendan -por ejemplo, ¿qué ocurre con Encara, la cuñada?-; no se desanimen. Todo se explicará a medida que vayamos avanzando en la lectura.

Actividades para después de la lectura

1.- La riqueza léxica del texto de Miguel Delibes es apabullante; transcriba cinco definiciones de cinco palabras cuyo significado haya tenido que buscar en el diccionario.

2.- La descripción del beso que no es un beso es de una precisión admirable; imitando  a Delibes, describa un gesto de saludo de los muchos que podemos efectuar cuando vemos a algún conocido: un arquear la cejas, un darnos la mano, un  movimiento con la cabeza…

8 thoughts on “Capítulo inicial

  1. Yasmina Pérez

    conducción:
    1.Acción y efecto de conducir (? llevar o guiar algo).

    2. f. Conjunto de conductos dispuestos para el paso de algún fluido

    bracear:Mover repetidamente los brazos, por lo común con esfuerzo o gallardía.

    claudicar:Acabar por ceder a una presión o una tentación.

    carraspear:Emitir una tosecilla repetidas veces a fin de aclarar la garganta y evitar el enronquecimiento de la voz.

    gabán: abrigo

    2.
    Cuando se nos cruza un conocido por el lado mientras vamos caminando solemos decir “Hola” o “Adios” . Vemos al conocido/a metros lejos y vamos pensando qué decir o cómo saludar, qué quedará mejor y esperamos su respuesta. Lo que suele pasar es que no se coincida en decir “Hola” o decir “Adios”. Qué mal queda cuando cada uno dice una palabra diferente, pero igualmente es el simple hecho de formalidad, para saludar. No existe una regla general.

  2. Diana

    ACTIVIDAD 1

    La riqueza léxica de Delibes que he observado en las primeras páginas de la novela, es ineludible.
    He experimentado que muchas de las palabras cuyo significado yo creía conocer, me han demostrado mi ignoráncia en cuanto a definiciones y conocimiento de la lengua se trata.
    Las primeras palabras que he tenidoq ue buscar:
    tumefacto (p.89): dicho de una parte del cuerpo que tiene hinchazón.
    lamigoso(p.94): esta palabra no la he encontrado.
    trallazo(p.92) latigazo dado con una tralla( cuerda gruesa).
    quedamente(p.92): en voz baja.
    jubileo(p.93): entrada y salida de muchas personas en un lugar.
    boqueadas(p.93): acción de abrir la boca para tomar oxígeno.

  3. Diana

    Descripción del gesto de cruzar las manos:

    Esta forma de saludo es en cuanto más, cordial.
    Sería poco frecuente utilizar este gesto cuando nos encontramos a alguin por la calle i más aun, si es una persona con la que mantenemos una estrecha relación.
    La cruzada de manos es una inclinación cordial, seria o puede que amigable dependiendo de la situación en la que nos encontremos.
    Taimbén creo necesario mencionar, que es un gesto más bien de hombres, que no de mujeres , que solemos darnos dos besos.
    Dependiendo de la escena y el contexto que acomañan esta acción , puede tener una finalidad u otra.
    En encuentros amicales, fiestas, o eventos de poca seriedad y profesionalidad , la cruzada de manos será entre personajes que se acaban de conocer pero que comparten amigos comunes los cuales han tenido la bondad de presentar a los presentes que no se conocen.
    En este caso, el gesto tendrá una intensidad mayor que en otras ocasiones, pues ya se hace con buena predisposición. Las manos se cruzarán intensamente y tardarán unos pocos segundos en soltarse.
    Es una muestra efusiva de entendimiento entre dos personas que acaban de conocerse.
    Podemos encontrar el mismo gesto entre dos personas que se encuentren en un acto , que no derrochen simpatía mutua pero que tal vez no hayan hablado nunca el uno con el otro directamente.. Entonces la cruzada de manos será rápida y débil.
    Finalmente otra forma de inclinarse con este gesto, es la indiferéncia. Entonces la intensidad será poca pero su durada será de unos pocos segundos también.

  4. jsoldevi Post author

    Descubrir Delibes es, también, descubrir la riqueza de la lengua. Sin duda, un fascinante viaje que han empezado con buen tino Yasmina y Diana

  5. marina sayo chamorro

    el vocabulario con el que escribe Delibes en algunos casos es un poco dificil de entender pero por el conjunto se entiende, no obstante eso algunas palabras las he buscado en el diccionario.

    tumefacto
    ojos con expresión atormentada
    rebullirnos
    vanidad
    trallazo
    puridad
    jubileo

  6. marina sayo chamorro

    Cuando nos damos la mano con alguien, es una forma mas cordial y mas distante que darse un beso.
    Cuando utilizamos esta forma de decirnos “Hola” , “buenos días”, es para expresar respeto y en nuestra sociedad entre los hombres se dan la mano, y si es entre mujeres o un hombre y una mujer se dan dos besos, dos besos que en muchos casos son fríos, que se hacen porque representan una madurez y un aprecio.
    Los dos besos, que hacemos muchos durante un día normal, son un tanto coordiales y muchas vezes sin ganas de hacerlos.

    En el libro se describe muy bien ese tipo de besos que casi se dan al aire y sin ganas.

  7. Aina Tremoleda

    1.
    Las palabras son las siguientes:
    Tumefacto-Dicho de una parte del cuerpo humano: Que tiene hinchazón.
    Subitamente-De repente, de improvisto.
    Burdamente-De manera tosca, basta, grosera.
    Acre- Áspero.
    Desmandado-Desobediente.
    Orondo-Lleno de presunción y muy contento de sí mismo.
    Crespón-Tela negra que se usa en señal de luto.
    Hacerse alguien un ovillo-Encogerse, contraerse, acurrucarse.

    2.
    Cuando encontramos a alguien hay muchas reacciones posibles. A veces es alguien con quien no tenemos mucha confianza y por no entrar en una conversación vacía esquivamos la mirada i no saludamos o simplemente sonreímos y movemos la cabeza como saludando. Después hay la vez que encuentras a alguien con quien tienes confianza y les das dos besos bien dados, o a veces solo uno o hasta un abrazo, y charlas un rato. Yo creo que los saludos y las despedidas son a veces simplemente formales por no quedar mal y tendrían que ser más sinceras.

  8. Laura Cervantes Roura

    – ACTIVIDAD 1 –

    Estas son las palabras que no entendí:

    – REBULLIR: Dicho de algo que estaba quieto: Empezar a moverse

    – DESAIRADA:
    1. Que carece de gala, garbo y donaire.
    2. adj. Que no queda airoso en lo que pretende o en lo que tiene a su cargo.
    3. adj. Menospreciado, desatendido.

    – CLAUDICAR:
    Acabar por ceder a una presión o una tentación

    – GABÁN: abrigo

    – LOS BULTOS SE EMPINABAN Y ERGUÍAN LOS PEZCUEZOS: cogote
    – ACTIVIDAD 2 –

    Es muy típico encontrarse en la graciosa situación de pensar, a metros de cruzarte con una persona, como le saludarás, si te pararás o si ni siquiera esta se parara para hacerte caso a ti.

    En todo caso os vais acercando, ya es muy grosero desviar la mirada a otro lado como si no supieras que esa persona está allí, pero también resulta un poco ridículo mostrar una sonrisa permanente con una mirada fija a larga distancia.

    Llega el momento del encuentro, y el fatídico y sarcástico momento en el que, con un ligero golpe al aire de cabeza, uno dice hola y el otro dice adiós. Eso ya es el colmo.

    O resulta que esa persona decide pararse, pero tú no sabes que le dirás, no tienes mucha confianza. Aquí empiezan los típicos temas banales. Llevas un paraguas en la mano y el cielo más gris no puede estar y esa persona te preguntará: “¿Parece que va a llover eh?” Pero siempre e fácil recurrir a la familia: “¿Como está tu madre? ¿Y tu abuela? Dales recuerdos eh!”. Y por si aun no se ha podido mostrar nuestro lado más artificial, ahí están los dos besos al aire, que técnicamente tendrían que ser conocidos como “Choque lateral de mejillas”.

    En todo caso, siempre se agradece encontrar algún amigo de confianza para no sentirte tan rematadamente tonto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *