Articles d’opinió

Aquí, un exemple:

elPeriódico.cat,

La vergonya siriana

7 febrer, 2012

Segons sembla, Espanya, Itàlia, França i els membres del Consell del Golf han cridat a consultes els seus ambaixadors a Síria. La resposta de Damasc segurament no es farà esperar. Pot ser que els demanin que aprofitin el viatge per portar uns paquets a parents i amics que el sanguinari dictador Al-Assad té disseminats  pel món, juntament amb uns quants comptes corrents i fons d’inversió en bancs seriosos i respectables.

Sis mil morts després, cridem l’ambaixador. El règim sirià deu estar tremolant. Com les dictadures de nova planta que estem deixant consolidar-se sobre les cendres de la primavera àrab per por a la seva democràcia.

El model de règims corruptes i repressors que tant ens agrada a Occident per relacionar-nos amb tot el que no és cristià i occidental ha col·lapsat. Però preferim pensar que no, que qui van col·lapsar van ser un grapat de dictadors vells i cruels devorats pel bòtox.  Seguim pensant que el model val, que encara és segur i ens ofereix protecció, com l’imperi romà també ho va pensar al seu dia. Només és qüestió de buscar dictadors nous, amb menys bòtox o que se’ls noti menys.

El cas de Síria és de manual. Tenim un règim molt dolent a qui condemnar aparentment i uns aliats igualment dolents a qui culpar per no deixar-nos castigar el dictador. Nosaltres volíem ajudar, però els russos i els xinesos amb el seu poder de veto ens ho impedeixen. Com si fos la primera vegada que algú usa el seu dret de veto a l’ONU i la primera vegada que se’l força a aixecar-lo. Es diu política. Només se n’ha de voler fer.

3 respostes a Articles d’opinió

  1. rubenmartinezsarabia diu:

    Chaparrones, granizo y nieve

    La previsión meteorológica es sucesora directa de los oráculos griegos

    Artículos | 11/02/2012 – 00:00h

    QUIM MONZÓ

    La semana pasada, cuando los medios de comunicación se dedicaron a avisar de que nevaría en casi todo el país y que a esas nevadas les seguiría una ola de frío espectacular, muchas personas reaccionaron de forma curiosa. La noche antes del día D ya se quejaban de que no había para tanto e ironizaban sobre la desmesura preventiva de las autoridades. Incluso cuando el fin de semana la nieve y el frío ya eran evidentes, algunos propietarios de establecimientos hoteleros se lamentaban de que, con tantas alertas, les habían asustado a la parroquia.

    Es una lucha que dura desde hace décadas, desde que la previsión meteorológica se ha convertido en la sucesora de los oráculos griegos, un ritual para el que se exige total respeto, como si estuviésemos en misa y a punto de consagrar la eucaristía. En muchas casas, cuando aparece el hombre o la mujer del tiempo se hace el silencio y, si alguien no se da cuenta y sigue charlando, se lo conmina a callar con un “¡shhh…!” fulminante.

    Para muchos hoteleros y restauradores, de la palabra de los meteorólogos depende la cosecha de clientes del fin de semana. Por eso se indignan cuando anuncian mal tiempo. Pero ¿qué tienen que anunciar, si por sus cálculos concluyen que lo hará? Afortunadamente, ninguna ley les prohíbe decir lo que les parece que pasará, se equivoquen luego o no. No hay ninguna ley, ahora, pero en el futuro eso puede cambiar. El ejemplo es Sudáfrica, donde intentan meterlos en vereda con una norma que, si finalmente es aceptada, puede marcar un precedente. Claro que no los obligarán a decir que hará un tiempo delicioso si no lo va a hacer. Lo que prevén es castigarlos si anuncian tiempo nefasto y luego resulta que no lo hay. Si se aprueba la nueva legislación, para anunciar alertas de tiempo severo –inundaciones, sequía…– los meteorólogos estarán obligados a pedir autorización. Las autorizaciones las concederá –o no– la South African Weather Service, el servicio meteorológico oficial sudafricano. Pero si les dan el permiso, anuncian tiempo severo y luego resulta que no han acertado, se enfrentarán a penas de prisión y una multa espectacular. Cada vez que vuelvan a repetir el error se doblará el tiempo de prisión y la multa. Desde la distancia, yo diría que es poco probable que esas multas y esas condenas se dicten nunca, y que la clave de la cuestión radica en la misma solicitud de permiso: la burocracia hará que conseguirlo cueste tiempo, tanto tiempo que, cuando finalmente les concedan permiso, el tiempo severo ya será historia, y eso si realmente lo ha habido. Es una jugada que algunos grupos estarían encantados de que se aplicase aquí. Les encantaría ver a Francesc Mauri en una ventanilla, rellenando el formulario para anunciar que el próximo fin de semana diluviará, formulario que el de la ventanilla no tomará en consideración hasta el lunes.

  2. avives diu:

    Rubén, allò que vas fer va ser penjar l’article com a comentari de l’article-exemple anterior.
    Bé, el que és que ens arribi.
    Àngels

  3. avives diu:

    Rubén, allò que vas fer va ser penjar l’article com a comentari de l’article-exemple anterior.
    Bé, sigui com sigui, és important que ens arribi.
    Àngels

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *