El papel político del rey en la transición – Eduard Maestro B21

La transición española fue un período de la historia en el cual se deja atrás el régimen dictatorial de Francisco Franco para pasar a ser un país regido por una constitución.
Todos podemos suponer que una de las personas más importantes de este período fue el rey Juan Carlos de Borbón, Juan Carlos I, que fue proclamado rey dos días después de la muerte de Franco, es decir, el 22 de noviembre de 1975. Juan Carlos había sido hasta entonces un príncipe que quedaba siempre por detrás de Franco y se veía obligado a “seguirle el juego”.

Juan Carlos, que en teoría debería seguir una especie de régimen como el que estuvo impuesto hasta entonces, decidió intentar implantar un sistema político democrático. Muchos países occidentales, sobre todo aquellos más capitalistas apoyaban a una España democrática, sobre todo por la oposición a Franco.
Pero no todo fue tan fácil, sino que desde dentro de España hubo mucha reticencia a aceptar los cambios, muchos atentados terroristas tanto de extrema derecha como de extrema izquierda.

Se podría decir que España estaba dividida en tres maneras de ver los cambios:
Por un lado, había gente que seguía apoyando un régimen franquista, los conocidos como ultras o como el búnker.
Por otro lado, la Coordinación Democrática, que defendía la ruptura legal con el régimen franquista y pasar directamente a un estado democrático.
Por último, el grupo encabezado por Torcuato Fernández Miranda, que era partidario de reformar las “Leyes Fundamentales del Movimiento” para adaptarlas a una democracia sin vacíos legales.
Aun así, el rey inició su reinado sin salirse de la legalidad franquista, jurando así fidelidad a los “Principios del Movimiento” y tomando la corona ante las Cortes Franquistas.

Aquest article s'ha publicat dins de General i etiquetat amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *