El vídeo de la setmana és…

Cuando pensamos en Carmina Burana, lo primero que viene a nuestra mente es el famoso fragmento “O Fortuna” que escuchamos en el video de hoy

Hay muchísimas cosas deliciosas escondidas en ésta obra monumental. Para poder disfrutarla aún más, los invito a imaginar éste escenario: Europa en el siglo XII, en plena edad media. En ésta época existían unos personajes llamados “Goliardos” que en su gran mayoría eran monjes desertores que habían llevado una estricta enseñanza religiosa y que por azares de la vida terminaron ganando el sustento cantando en las calles. Lo interesante de sus cantos es que combinaban dos cosas que no coexistían en ningún otro lugar: tomaron como base la solemne música religiosa escrita en latín y la combinaron con textos profanos (profano es aquello que resulta irrespetuoso para una religión) que hacían referencia a los placeres mundanos: la comida y la bebida, el amor y la desilusión, el dinero, el humor, la pasión y demás cosas suculentas que la sociedad y la Iglesia no aceptaban. El resultado fue por demás exitoso y prueba de ello son los miles de compendios que se hicieron de estos poemas. Uno de estos, el encontrado en la abadía de Benediktbeuern, Alemania, fue el elegido por Carl Orff para ser musicalizado y que en 1936 se estrenó en la obra que hoy todos conocemos como Carmina Burana. Y ¿por qué Carmina Burana? Carmina que significa: cantos, poemas y Burana: forma latinizada del nombre del lugar, Beuren, Baviera, donde estaba el convento donde fueron hallados en el s. XIX dichos textos, estos textos son en realidad una sátira, una burla a esa seriedad y a ese pudor impuesto por la Iglesia.

Los “Decostruttori Postmodernisti” son un cuarteto de Perugia (Italia) compuesto por piano, violín, cello y theremin, este ultimo un notorio instrumento electrónico inventado a principios del siglo XX, un invento con un encanto exótico, donde la característica principal es que tocas sin tocarlo (la variación del sonido se produce a través del Intérprete con las dos antenas que lo componen). En pocas palabras, proponen reinterpretaciones de la música clásica nunca renunciando a la seriedad y compostura típicas, pero con una fuerte dosis de ironía, esto les permite estar en el escenario como un grupo “cómico” en todo lo que hacen, lo que resulta aún más especial gracias al uso de instrumentos musicales en ocasiones obsoletos o excéntricos.

Aquest article ha estat publicat en Audició, El vídeo de la setmana, Primària. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà