Daily Archives: 31 març 2008

El lenguaje científico en la literatura (El Quijote)

LOS BARCOS ENCANTADOS Y LA PEDICULOSIS CORPORIS

Vamos a leer un fragmento del Quijote que narra un paseo en barco que el caballero y su escudero se dan por el río Ebro. En el texto puedes encontrar algunas de las nociones que se tenían en el siglo XVII sobre geografía y cosmografía, mezcladas con supersticiones varias y con tópicos propios de los libros de caballerías como el del barco encantado, uno más de entre los medios de transporte mágicos que pueblan la literatura y los mitos. Ya sabes que, antes de Ryan Air, el viaje ultrarrápido y el vuelo ha sido una de las grandes aspiraciones del ser humano: alfombras mágicas, caballos voladores y pociones teletransportadoras dan fe de ello. Lee el fragmento con atención y responde a las cuestiones que se plantean.

RESUMEN DEL CAPÍTULO:

Don Quijote y Sancho Panza viajan camino de Zaragoza y se topan con el río Ebro; se ofrece ante su vista “un pequeño barco sin remos ni otras jarcias”. En seguida, Don Quijote, llevado por su fantasía caballeresca, interpreta que se encuentra delante de un elemento típico de los libros de caballerías: el barco encantado que se encuentra por casualidad al lado del río o del mar y que transpora por arte de magia -sin que nadie lo gobierne- a un sitio exótico donde el caballero acaba una gran aventura.

Rápidamente, ordena a Sancho embarcar. Este lo hace a regañadientes porque está muerto de miedo. Don Quijote está exultante y cree que, siguiendo el curso del río, han llegado al mar y han pasado la línea equinoccial. Pero la realidad es que el pequeño barco está alcanzando la otra orilla con peligro de dar contra las ruedas de una aceña, y al reparar en ello acuden los molineros, blancos de harina, con varas apropiadas para detener la embarcación. Don Quijote se sobresalta y los increpa y amenaza. Los molineros consiguen detener el barco, no sin que DQ y su escudero se zambullan en el río y el bajel resulte destrozado.