Los textos publicitarios

Los mensajes publicitarios se diferencian de los periodísticos

  • en su objetivo: obtener un rendimiento económico derivado del consumo de un producto,

  • en su número: son el tipo de mensaje más numeroso que circula a través de los medios de comunicación de masas,

  • en la participación (involuntaria) del receptor: promueven una situación comunicativa interesada en la que el objetivo principal es captar la atención del mayor número de receptores y conmover su bolsillo.

Para conseguir su propósito, los publicistas y las empresas ponen a su servicio todo tipo de disciplinas: la psicología, la sociología, la estadística, la economía, la semiología, la antropología… El caso es que -como bien sabéis- el mensaje publicitario va más allá de la mera actividad comercial y difunde valores ideológicos y sociales que contribuyen a crear la “cultura de masas”. Además del libro de texto, aquí tenéis una seledcción de enlaces que analizan o recopilan textos publicitarios. Echad un vistazo.

RECURSOS:

3 pensaments a “Los textos publicitarios

  1. sol

    El lenguaje de la publicidad
    Se distinguen tres niveles dentro de este tipo de lenguaje:

    Niveles gráfico y fónico
    Destaca la variedad tipográfica. Además, los textos adoptan disposiciones libres o formas determinadas que imitan el producto (semantización del significante).

    Se ven con frecuencia transgresiones ortográficas que aseguran la atención del lector y juegos fónicos con el fin de que el mensaje se fije en la memoria del receptor:

    ¡Qué bien, qué bien, hoy comemos con Isabel!
    Nivel morfosintáctico
    El estilo del mensaje lingüístico en publicidad se caracteriza por la condensación, la concisión y la economía.

    Se perciben los textos como conjuntos de unidades informativas mínimas (frases breves), de fácil lectura y memorización, que buscan involucrar al receptor (implicación), transmitir rápida y eficazmente el mensaje (economía y condensación) y destacar las cualidades del producto que se anuncia (ponderación). Algunos ejemplos son: Galicia, pórtico de la gloria; Cuba, la alegría de vivir.

    Nivel léxico-semántico
    Existe preferencia por el léxico connotativo (ver t36), referido a campos semánticos que pertenecen a los valores simbólicos que pueden ser atractivos para el receptor, según su edad, nivel social, modas, etcétera: lo natural, lo tecnológico, lo tranquilo, la aventura, lo exclusivo… Por ejemplo: El sabor de lo auténtico; Pura leche de vaca.

    El léxico utilizado, además de evocador, ha de ser innovador. Esto lleva a la creación léxica, lograda por medio de la derivación y la composición (ver t4) de lenguas clásicas, la alteración o descomposición de palabras, las grafías extranjerizantes y la abreviación. Un ejemplo claro de creación léxica sería: Te falta, TEFAL.

  2. sol

    Textos publicitarios
    Desde un punto de vista comunicativo, la publicidad es una técnica de carácter complejo, propia de la sociedad de consumo, que utilizan los productores de bienes y servicios, instituciones o asociaciones para dar a conocer algo al público y persuadirlo para que realice una acción concreta: comprar, evitar, adoptar determinados comportamientos, votar a un partido político, etcétera.

    El lenguaje de la publicidad

    Niveles gráfico y fónico
    Destaca la variedad tipográfica. Además, los textos adoptan disposiciones libres o formas determinadas que imitan el producto (semantización del significante).
    Se ven con frecuencia transgresiones ortográficas que aseguran la atención del lector y juegos fónicos con el fin de que el mensaje se fije en la memoria del receptor:
    ¡Qué bien, qué bien, hoy comemos con Isabel!
    Nivel morfosintáctico
    El estilo del mensaje lingüístico en publicidad se caracteriza por la condensación, la concisión y la economía.
    Se perciben los textos como conjuntos de unidades informativas mínimas (frases breves), de fácil lectura y memorización, que buscan involucrar al receptor (implicación), transmitir rápida y eficazmente el mensaje (economía y condensación) y destacar las cualidades del producto que se anuncia (ponderación). Algunos ejemplos son: Galicia, pórtico de la gloria; Cuba, la alegría de vivir.

    Nivel léxico-semántico
    Existe preferencia por el léxico connotativo, referido a campos semánticos que pertenecen a los valores simbólicos que pueden ser atractivos para el receptor, según su edad, nivel social, modas, etcétera: lo natural, lo tecnológico, lo tranquilo, la aventura, lo exclusivo… Por ejemplo: El sabor de lo auténtico; Pura leche de vaca.
    El léxico utilizado, además de evocador, ha de ser innovador. Esto lleva a la creación léxica, lograda por medio de la derivación y la composición de lenguas clásicas, la alteración o descomposición de palabras, las grafías extranjerizantes y la abreviación. Un ejemplo claro de creación léxica sería: Te falta, TEFAL.

  3. Retroenllaç: Recursos « LA PUBLICIDAD

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *